Ciudades

Acoso termina en feminicidio; Janeth lo había denunciado

Violencia. El crimen se cometió en Tarija. La víctima era universitaria

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

02:48 / 25 de septiembre de 2015

Janeth R. C., de 20 años, fue acosada durante seis meses por su exenamorado, quien la asesinó con 12 puñaladas la madrugada del miércoles en Tarija. Reynaldo R. G, de 26 años, ingresó por la ventana a la habitación de la joven, quien lo había denunciado por tentativa de violación.

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), que recibió el caso, no dio con él porque se había cambiado de domicilio, y lo seguía buscando cuando cometió el crimen. El levantamiento del cadáver de la joven se efectuó a las 09.30. “Murió debido a un shock hipovolémico (desangramiento)”, informó el coronel Víctor Flores, comandante interino de la Policía de ese departamento.

El propietario del inmueble donde la universitaria rentaba una habitación testificó que en los seis meses en los que ella vivió ahí, Reynaldo R. G. venía a armar escándalos pese a que ella tenía un nuevo enamorado.

En más de una ocasión ingresó sin permiso a la vivienda. “Ella tenía un novio que la perseguía. Una vez este tipo entró hasta mi pieza borracho y después salió de aquí loqueándose”, testificó Matilde O. a la prensa local.

Janeth dejó su Culpina natal, en Chuquisaca, para estudiar Odontología en la Universidad Juan Misael Saracho y poner distancia con su exenamorado; alquiló una habitación en el segundo piso de una vivienda en el barrio La Pampa, callejón Las Rosas.

Sin embargo, Reynaldo R. G., quien tras el feminicidio se quitó la vida, la siguió hasta Tarija. Janeth murió el mismo día en que Nelly M. R., de 31 años, fue asesinada en Cochabamba por Martirian L. J., de 31 años, con quien acababa de  reanudar una relación conyugal rota hacía tres semanas.

Según las primeras investigaciones, el feminicida trepó por un árbol para saltar la barda de la casa y se dirigió al cuarto de su víctima.  Le asestó 12 puñaladas y la muerte, según el informe forense, se produjo entre las 04.30 y 05.00 del miércoles.

Después ingirió un plaguicida y bajó usando el mismo árbol que escaló para ingresar. Su cuerpo sería hallado por unos obreros a las 13.30 en la ribera de la quebrada El Monte, cerca de la avenida Circunvalación. Tenía la ropa, las zapatillas deportivas y las manos cubiertas de sangre.

El rastro hemático que dejó Reynaldo R. G. en el patio, las gradas y en la puerta del cuarto de la estudiante alertaron a los dueños de casa. Eran cerca de las 07.15.

Tocaron la puerta de la habitación, que estaba sin llave, y como no hubo respuesta, la abrieron. Allí, en medio de un charco de sangre, encontraron muerta a Janeth.  Lucinda A., dueña del inmueble, contó que la vio por última vez a las 22.30 del martes, cuando se despedía de su actual novio.

En el cuarto del sujeto, la Policía   —que desplegó 15 efectivos para buscarlo— encontró una carta dirigida al dueño de casa de la pieza que él alquilaba. En ella anuncia que va a cometer el crimen, le informa que se va a suicidar y le indica dónde encontrar su cuerpo. La nota fue escrita al menos un par de días antes, informó el coronel Víctor Velásquez, director de la fuerza anticrimen de Tarija.

56 mujeres asesinadas

Recuento

Según un recuento de este diario, en 2015 al menos 56 mujeres murieron a manos de sus cónyuges, novios, enamorados, esposos, excónyuges, exnovios y exesposos en Bolivia; cinco de ellas en Tarija.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia