Ciudades

Hay al menos 16 atolladeros en El Alto

De acuerdo con datos oficiales, de los 100.000 vehículos que forman el parque automotor de esta ciudad, la mitad son particulares (50.000); 40% pertenecen al transporte público (40.000) y 10% son vehículos oficiales (10.000).

Pesadilla. Congestionamiento vehicular en El Alto ocasionado por minibuses.

Pesadilla. Congestionamiento vehicular en El Alto ocasionado por minibuses. Foto: Ignacio Prudencio - archivo

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

14:29 / 08 de junio de 2017

En El Alto, que tiene 912.000 habitantes y un parque automotor de 100.000 unidades —un vehículo por cada 9 personas—, hay  16 puntos de congestión. Desplazarse dentro de la urbe puede tomar hasta media hora, y hasta La Paz, hora y media.

Todo depende del día, la hora y del tipo de transporte que usen (ver detalle en el infograma) quienes viven en esta urbe, dijo Moisés Ávila, secretario Municipal de Movilidad Urbana Sostenible.

La demanda, el crecimiento del parque automotor del servicio público, la falta de control en las zonas alejadas de la mancha urbana, la carencia de distribuidores viales y vías y la falta de la aplicación de una norma que regule y sancione el trameaje son los cinco factores que explican el caos.

De acuerdo con datos oficiales, de los 100.000 vehículos que forman el parque automotor de esta ciudad, la mitad son particulares (50.000); 40% pertenecen al transporte público (40.000) y 10% son vehículos oficiales (10.000).

Atascos. Según la Secretaría edil alteña, en el norte hay cuatro puntos en los que se generan atolladeros; en la extranca Río Seco (1), donde articulan las movilidades que llegan de las avenidas Juan Pablo II y las carreteras a Copacabana y Laja. En el carril de ida hacia esos dos municipios los vehículos tardan en avanzar 100 metros hasta en 15 minutos.

También están la intersección de las avenidas Juan Pablo II y Costanera (2), el ingreso a la feria 16 de Julio por la avenida Ugarte (3) y la plaza José Ballivián (4).

En el sur figuran los cruces a Villa Adela (5), Viacha (6), Puente Vela (7), extranca a Senkata (8) y la avenida Tiwanaku (9), este último punto debido a la feria que se instala todos los días. 

La Ceja, es el sector este de El Alto, el más congestionado de la ciudad, siete puntos son los más conflictivos.  En la avenida 6 de Marzo y calles 1, 2, 3 y 4 (10, 11, 12 y 13); la avenida Jorge Carrasco a la altura de la Alcaldía quemada (14), la calle 2 y el ingreso a la avenida Antofagasta (15) y el distribuidor vial de la avenida Juan Pablo II y Naciones Unidas (16).

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Benigno Siñani, al respecto explicó que existe mucha molestia entre los vecinos por las demoras que ocasionan los atascos. “El principal problema es que los choferes hacen lo que quieren”.

Según la secretaría municipal de Movilidad Urbana Sostenible, son más de 200.000 personas que se dirigen a diario hacia La Paz y 300.000 las que se desplazan solo dentro de El Alto.

El problema es agravado por el trameaje que obliga a los usuarios a tomar hasta tres vehículos para llegar a su destino.

“La nivelación de pasajes no se cumplió, por lo que los afiliados deben conseguir formas de subsistencia”. Así se refirió al problema, el dirigente Primitivo Mamani, de la Federación Andina de Choferes de este municipio.

Espere…

Alcaldía trabaja en un plan para despejar la Ceja

Este proyecto se divide en tres fases que se aplicarán gradualmente

El Gobierno Municipal de El Alto desarrolla un plan integral para mejorar la circulación vehicular en la Ceja, con el que pretende controlar el área y horarios de restricción por placas, el trameaje, los puntos de parada e incluso cambiar el sentido a las vías.

El plan se divide en tres fases. La primera involucra a los sindicatos urbanos y a las vías de primer orden además del centro de la ciudad; la segunda fase se extiende hacia las zonas alejadas; y la tercera a los operadores que prestan el servicio interciudades.

Detalles. El secretario municipal de Movilidad Urbana Sostenible, Moisés Ávila, explicó que de acuerdo con los resultados obtenidos en la ciudad hay 56 líneas de minibuses  (unos 22.500 vehículos) que transitan por la urbe, que tiene un parque automotor de 100.000 vehículos.

“El proyecto se elabora y a la par se capacitan a otros 150 guardias municipales para que ayuden en la labor de control diario”.

Según Ávila, las mejoras se podrán ver en el corto plazo en los meses posteriores a julio.

La autoridad adelantó que para evitar los embotellamientos se trabajará en los puntos críticos para dar mayor movilidad a los vehículos. Con este fin, la guardia vial no dejará que los choferes estacionen sus vehículos por más de cinco minutos, se controlará el cobro de pasajes por tramos y se hará respetar puntos de parada. Sin embargo, la Alcaldía hace este tipo de anuncios hace un año.

Además se incluye la identificación con franjas laterales en los costados de los minibuses, iniciativa  de la gestión del exalcalde Édgar Patana, en la que se invirtió una suma de dinero, que no se dio a conocer.

La infraestructura vial en algunos sectores impide el rápido desplazamiento de los motorizados, por lo que allí serán inevitables los atascos, como en el Cruce a Viacha, la extranca a Río Seco y la avenida Antofagasta, entre otros.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia