Ciudades

Sin auxilio, El Ingenio es vulnerable a inundaciones

La Alcaldía no tiene un plan ni dinero para solucionar el cauce que atraviesa 12 viviendas

La Razón (Edición Impresa) / Juan René Castellón n / El Alto

01:16 / 19 de mayo de 2014

El río Sin Nombre de El Ingenio atraviesa 12 viviendas, en tres manzanos, y una unidad educativa. El afluente que cruza por medio de esas casas corre el riesgo de desbordarse nuevamente como el 17 de marzo, pero no existe un proyecto ni presupuesto para remediar esta situación.

Los vecinos afectados con la crecida súbita de ese lunes a mediodía están temerosos por la posible llegada de una nueva tormenta y exigen soluciones a la Alcaldía de El Alto; pero como éstas no se presentan, están previendo ejecutar acciones defensivas individuales.

Irma Apaza, vecina de la casa 1354 de la calle Avelino Siñani, dijo que piensa rellenar su terreno que está en una pendiente respecto a la calle Magdalena Rocha, que es perpendicular a su arteria, para evitar inundaciones. El 17 de marzo, ese afluente corrió por medio de su morada.

Esa jornada, el río que aparece con las lluvias abrió de sopetón su puerta de garaje e inundó su morada hasta un metro de altura. Irma dice que traerá tierra hasta completar ese nivel para que desaparezca la pendiente con el fin de que las aguas busquen otra trayectoria.

Pero la solución de Irma será el problema de su vecino de la vivienda 1744, pues el río buscará por donde seguir su curso y correrá hacia esta casa, que está más abajo.

El subalcalde del Distrito 5, donde está El Ingenio, Wilson Choquehuanca, señala que los planes de Irma son paliativos, que no solucionan nada, pues lo que corresponde en el lugar es construir una bóveda más amplia respecto al canal de 60 centímetros, que atraviesa las 12 moradas y que fue construida hace cinco años.

Pero este planteamiento tropieza con dos escollos, por el momento, insalvables.

El canal cruza propiedades privadas, y la comuna no puede invertir en predios de esa naturaleza; y aún no existe un proyecto a diseño final ni recursos financieros para encontrar una solución definitiva, que “demandará una gran suma de dinero, que no hay”.

Demanda. El encargado de Riesgos de la Alcaldía, Néstor Estaca, ha indicado que solicitó a la Secretaría de Saneamiento Básico la elaboración de un proyecto para hallar una respuesta.

Pero su titular, Ediberto Mamani, respondió que solo se hará un diagnóstico, no un proyecto, con el Plan Maestro de Drenaje Pluvial, que realizará lo propio en toda la ciudad. El programa comenzará a elaborarse en mes y medio. Pero los vecinos y el Subalcalde del Distrito 5 ya hicieron su evaluación y están seguros de que allí se necesita una bóveda en vez del canal abierto de 60 centímetros.

El lunes 17 de marzo, después de mediodía, las aguas del río Sin Nombre crecieron de súbito debido a una granizada. Ellas bajaron por la calle Magdalena Rocha, como lo hacen durante las lluvias, pero ese día no se desviaron hacia la casa 1744, por cuyo interior se construyó el canal de 60 centímetros que atraviesa tres manzanos.

Sino, se fueron directo por su cauce natural, desviado hace diez años, según Ximena Figueredo, vecina a la calle Manco Kápac. “Cuando se empedró esta calle se ha rellenado con tierra porque era honda y se formaba un charco”.

Después las aguas se desviaron hacia la casa 1744, y luego, hace cinco años, los vecinos con ayuda municipal hicieron el canal de 60 centímetros por este último sitio. Pero el 17 de marzo, tal fue la fuerza y la cantidad del líquido que el río Sin Nombre volvió a ir por su ruta natural, es decir por medio de la casa de Irma Apaza.

“Ha abierto la puerta del garaje. Ha inundado mi casa hasta un metro encima del suelo. Parecía una piscina. He bajado a hacer un hueco a un costado del patio, cuando mi hija me ha gritado. ¡Cuidado mamá!, hay más agua. Entonces corrí hasta el segundo piso, saqué a mis cuatro hijos, y casi hago caer al bebé de un mes, porque le jalé del aguayo”, así revivió ese singular día. 

El líquido perforó la pared de su morada de dos plantas, de donde rescató a sus hijos; hizo lo propio en la vivienda de la familia Figueredo, donde la abuela había salido, “por suerte”, como dijo su hijo Claudio. Ambas moradas fueron demolidas posteriormente por la comuna.

Abrió la puerta que da a la Manco Kápac, cruzó la calle e ingresó de súbito a las casas de María Paz y de Mario Ticona, ambas sin número.  María solo perdió el ‘ajayu’, pero Mario al menos tres colchones Nueva Splendid, pues esta última es un depósito de este tipo de objetos que su dueño vende detrás del Cementerio.

En la casa de Ticona se ven fierros de construcción y agujeros de un metro por lado, llenos de agua. Allí se iba a construir una vivienda, pero el aguacero del 17 de marzo ha paralizado los trabajos.

El río perforó las paredes de las habitaciones donde estaban los colchones y del muro de cerco, e inundó la vivienda de Maruja Condori, pese a que el canal, aquí, está cubierto con losas pequeñas. A simple vista no se lo ve, pero hay un baño con retrete encima de él.

El afluente pasó esta morada y cruzó la calle Luciano Machaca e ingresó a la casa de Miguel Quispe, que no sufrió muchos daños, más allá del rebalse del canal, que también aquí está cubierto con losas, pues allí existe un vivero.

Siguió hasta el lote de Ricardo Alanoca, que está lleno de zapatos de mujer y niño, ropa de diversos tipos, y madera. “Él río ha traído todo esto”, comentó, el dueño que dice que allí no construye nada por temor al río Sin Nombre.

Saliendo de su predio está la avenida Juan Rulfo, donde formó un lago y se escurrió por debajo del muro de cerco del colegio Antonio Paredes Candia. “Ese día he ido a recoger a mi hijo al colegio y todo estaba inundado, no había caso de caminar. Me he mojado mis zapatos”, contó Ximena Figueredo.

Finalmente, el río se fue por la avenida Gualberto Villarroel.

Pero no se sabe hasta cuándo se marchó. Heriberto Mamani dice que el 17 de marzo hubo un rebalse porque el canal estaba taponado, pero los vecinos aseguran que todos los años sufren inundaciones y cada vez más intensas. Y ante la próxima temporada de lluvias están tomando sus previsiones, que no solucionarán nada.

El río no figura en planimetría del lugar

El registro fue aprobado en 1996, pero en su trazo no existe ningún afluente

El río Sin Nombre atraviesa 12 viviendas, en tres manzanos, y un colegio en la zona El Ingenio, Unidad Vecinal 3 de El Alto; pero no figura en la planimetría aprobada el 20 de agosto de 1996 con la Resolución Técnica Administrativa 78.

La pregunta que salta a la vista es ¿cómo es que se puede dar visto bueno a una planimetría con viviendas que están encima de un río?, o ¿cómo es que no aparece el afluente en ese documento? El director de Catastro de la Alcaldía de El Alto, arquitecto Mario Luis Apaza, ensaya algunas respuestas.

Dijo que hay dos posibilidades, que cuando se aprobó la planimetría no existía el río, el cual pudo haberse formado con el paso del tiempo. Pero los vecinos consultados por La Razón dijeron que éste existió desde que llegaron a la zona, hace unos 30 años, como Claudio Figueredo. Él dijo que recuerda que cuando era niño el río era riachuelo, pero existía.

Apaza también consideró que la planimetría pudo haber estado mal aprobada, porque “no se pueden dar visto bueno a casas encima de ríos”. Y añadió que esto conlleva responsabilidad administrativa para los funcionarios de entonces. Pero en los documentos, que figuran en su despacho, no se lee ningún nombre, porque fueron repuestos por los vecinos, después de que todos los papeles ediles se perdieron en la quema de la Alcaldía en 2003.

Aún si se supiera los nombres, dijo, éstos seguramente ya no están en la comuna, y la sanción máxima por esta irregularidad es la destitución.

El jefe de la Unidad de Gestión de Sistemas Viales de Catastro, Froilán Domínguez, apuntó que existe la posibilidad de una mala aprobación, porque “en ese entonces los funcionarios no eran expertos, no eran profesionales, y los vecinos traían sus planos y ellos no verificaban en los lugares”.

Lo que sí no tienen las 12 casas damnificadas por la inundación del 17 de marzo es una autorización municipal de construcción, según confirmó el subalcalde del Distrito 5, donde está la zona Villa Ingenio, Wilson Choquehuanca.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia