Ciudades

Tras 7 días de bloqueo, vecinos y choferes denuncian pasividad edil

Kollasuyo. Transportistas toman rutas alternas para llegar al cruce de San Antonio 

Conflicto. Comerciantes del mercado Kollasuyo tomaron la Av. Tito Yupanqui hasta la calle José Valdivia.

Conflicto. Comerciantes del mercado Kollasuyo tomaron la Av. Tito Yupanqui hasta la calle José Valdivia. Víctor Gutiérrez.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

02:11 / 24 de octubre de 2013

El bloqueo del cruce de las villas San Antonio y Copacabana que efectúan las comerciantes del mercado Kollasuyo cumple hoy una semana. Vecinos y transportistas denuncian pasividad de las autoridades ediles para resolver el conflicto.

Este diario buscó comunicarse telefónicamente con el alcalde de La Paz, Luis Revilla, y con el director de Mercados, Miguel Ayala, para saber su respuesta ante las críticas y acusaciones, pero ninguno atendió las llamadas.

La Razón constató que hay posiciones divididas entre los moradores de ambas villas sobre el conflicto, aunque hay molestia generalizada por el perjuicio que ocasiona el bloqueo.  “Ahora tenemos que ir a otro lado a tomar movilidad. Esas vendedoras no tienen derecho”, protestó María Alanoca. “El Alcalde ha provocado este problema y hasta ahora no lo resuelve. Nadie dice nada”, cuestionó Hugo Flores.

José Luis Arteaga lamentó que el gobierno local hasta la fecha no haya tomado medidas para resolver este problema. “Es todo un lío, no hay caso de transitar, hay tensión entre las comerciantes y no es un buen ambiente”, señaló.  Debido al bloqueo, los vehículos particulares y de transporte público toman rutas alternas para llegar a las villas.

Sucesos. Quienes quieren ir a San Antonio, desde la Pasoskanki, toman la avenida Venezuela y dan una vuelta de seis cuadras hasta enganchar a la primera cuadra de la avenida Esteban Arze. “Las calles son angostas, y en horas pico es intransitable”, se quejó Julio Quisbert, chofer de una firma de productos lácteos.

Los coches que quieren dirigirse a Villa Copacabana toman la empinada calle Rafael Ballivián. Néstor Requena, conductor del sindicato Trans Miraflores, dijo que fue testigo cuando un coche de subida no pudo partir en la pendiente y atropelló de retro a una mujer.  “Es una pena que por los vendedores tengamos que arriesgarnos”, lamentó. 

Herbert Echalar, dueño de un inmueble, contó que la noche del martes un minibús perdió el control de subida y chocó contra su propiedad. “Este sitio, dijo, es peligroso para transeúntes y pasajeros, pero nadie hace nada para levantar ese bloqueo”. Para salir de las villas, antes se tardaba 40 minutos, pero ahora el recorrido toma casi una hora.

El conflicto tiene por escenario  el corazón comercial del Macrodistrito San Antonio y su origen en una pelea entre las comerciantes del mercado Kollasuyo y de la Asociación 31 de Octubre.

Las primeras, 250, expenden sus productos en la moderna estructura situada en Villa Copacabana en la que la Alcaldía invirtió Bs 12 millones. El centro de abasto fue estrenado en julio y se preveía el ingreso de 60 comerciantes de la asociación, que tiene 160 afiliadas, pero el gobierno edil logró persuadir sólo a una veintena. Pese al acuerdo, las comerciantes de la Asociación 31 de Octubre se negaron a instalar sus puestos en la nueva edificación porque dicen que sus ventas serán perjudicadas. Ellas demandan la construcción de un nuevo mercado en Villa San Antonio.    

Desde el viernes 18, las comerciantes del mercado Kollasuyo —que denuncian competencia desleal de las vendedoras callejeras, ya que los clientes prefieren comprar al paso que ingresar al mercado—, abandonaron el edificio y se asentaron en el cruce de villas y sobre la Av. Tito Yupanqui, ocasionando un enorme caos vehicular.

Demanda. “Vamos a permanecer en nuestra lucha hasta las últimas consecuencias”, advirtió Clementina Patzi (84), una de las 16 fundadoras del mercado Kollasuyo, que se declararon en huelga de hambre el lunes para aumentar la presión sobre la Alcaldía y lograr que reubique a las vendedoras de la asociación. Hasta ayer se reportaron cuatro bajas.

Cuando La Razón visitó al piquete, encontró a las huelguistas terminando de comer un plato de comida. Para salir del paso, una de ellas argumentó que una vecina les trajo alimentos “por pena, porque son abuelitas”.

En la avenida 31 de Octubre,  límite entre las villas San Antonio y Copacabana, están asentadas las comerciantes de la asociación que lleva el mismo nombre.   “No vamos a permanecer toda la vida en la calle. Desde la gestión de Raúl Salmón (alcalde en 1979 y en 1988) prometieron embovedar el río Orkojahuira para construir encima un nuevo mercado. Cuando nos entreguen eso, nos iremos”, dijo Teresa Mamani.

También denunció que para ingresar al Kollasuyo se les quería cobrar Bs 20.000 por puesto y mostró como prueba una fotocopia de un acuerdo firmado entre dos comerciantes de apellidos Quispe Condori y Quispe Escóbar. “Han querido que entren 20 afiliadas para desunirnos y eso no lo vamos a permitir”, recalcó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia