Ciudades

Se abren calles y ya hay 35 casas en el Parque Nacional Mallasa

Peligro. Los comunarios rellenan las cárcavas de las vías de acceso con tierra

Urbanización. Albañiles realizan labores de edificación de viviendas en el Parque Nacional Mallasa.

Urbanización. Albañiles realizan labores de edificación de viviendas en el Parque Nacional Mallasa.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

01:43 / 06 de octubre de 2012

En 43 hectáreas del Parque Nacional Mallasa, ocupadas en 2010 por el sindicato agrario del lugar, se alzan 35 inmuebles, de calamina, cemento y ladrillo, y los comunarios ya han abierto vías de acceso, observó este diario en una visita al lugar.  De todas las viviendas edificadas en este sitio —declarado área protegida en 2001—, sólo unas cinco están habitadas.

“Muchos no viven aquí, pero sé que se reúnen los martes en la mañana. Los dirigentes están en correteos por el problema que tienen con los terrenos”, informó un albañil cuando se le preguntó por los dirigentes del Sindicato Agrario Mallasa. La Razón no pudo hablar con ellos.

El Parque Nacional Mallasa tiene una superficie de 203 hectáreas, que incluye el Zoológico, el Parque del Sol y el circuito de cuadratracks hasta Jupapina; al este limita con el río La Paz y al oeste con el río Achocalla.

Los predios fueron transferidos a la administración del Gobierno Municipal de La Paz a través del decreto 10125, de febrero de 1972.  Durante el gobierno de Jorge Quiroga, la Ley 2305, de diciembre de 2001, declaró a este parque nacional como Área Protegida de Manejo Integrado.

Destrucción. Sin embargo, en 2010, los comunarios ocuparon por la fuerza 25  hectáreas de esta reserva forestal y en 2011 otras 15 hectáreas —en total representa más de un quinto de todo el parque nacional—, alegando derechos otorgados por la Reforma Agraria  la cercaron con callapos (maderos) y comenzaron a erigir construcciones precarias.

Han pasado casi dos años de esa toma, y según observó este diario, las construcciones precarias han cedido paso a otras más sólidas, se han abierto vías con tractor y aún se rellenan con tierra las cárcavas (grietas del terreno), de estos precarios accesos.

Los inmuebles construidos son de una planta, excepto un par que están destinados a contar con dos pisos. Las vallas de ladrillo y cemento han reemplazado a las de callapos. La tala de árboles también es notoria, pues existen espacios que quedaron casi limpios de especies forestales.  Según la Alcaldía paceña, en este tiempo se talaron unos 6.000 árboles.

En estos dos años, el Gobierno Municipal de La Paz no contó con el concurso de la fuerza pública para desalojar a los avasalladores, pese a los requerimientos formulados. La Policía exige para actuar una orden judicial. Los funcionarios ediles que intentaron realizar inspecciones al lugar fueron agredidos.

Se anuncia conclusión de procesos

La subalcaldesa de Mallasa, Rosemary Acarapi, anunció ayer  que están a punto de concluir los procesos administrativos abiertos contra los comunarios que invadieron y construyeron en el Parque Nacional Mallasa. “Los primeros procesos están a punto de concluirse y luego se podrá asumir la recuperación del área”, explicó la autoridad.

El director de Gobernabilidad, Pedro Susz, lamentó que las autoridades del nivel central no brinden apoyo para evitar el loteamiento y recordó que la Policía exige una orden judicial para una intervención. “Independientemente de a quién pertenezca el sitio, este lugar es de preservación y está prohibida la construcción. Ni siquiera el Ministerio de Medio Ambiente se pronunció sobre la tala de árboles”, apuntó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia