Ciudades

El único campo ferial de El Alto es improvisado y sin servicios

El Alto cuenta solamente con un campo ferial. Éste es improvisado, carece de servicios básicos y su infraestructura es precaria, como sus pisos de tierra. Una parte del espacio de la Gobernación es usado, además, para oficinas y depósitos.

El ingreso al campo ferial de El Alto tiene piso de tierra. Foto: Alejandra Rocabado

El ingreso al campo ferial de El Alto tiene piso de tierra. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

10:39 / 22 de septiembre de 2014

El Alto cuenta solamente con un campo ferial. Éste es improvisado, carece de servicios básicos y su infraestructura es precaria, como sus pisos de tierra. Una parte del espacio de la Gobernación es usado, además, para oficinas y depósitos.

Este sitio de 3.500 metros cuadrados está ubicado entre las avenidas Héroes del Kilómetro 7 y Fuerza Aérea, en la zona Ferropetrol del Distrito 6. Allí se ven galpones, un parqueo para los vehículos de la Gobernación y oficinas de la Alcaldía de El Alto, del Servicio Departamental de Educación (Seduca) y de la Policía. No tiene baños para el público y cuenta solo con una pileta de agua potable.

Quienes usan este espacio deben exponer sus productos en carpas o a la intemperie, ya que allí no hay casetas, quioscos ni anaqueles.

Sin embargo, el gobierno departamental espera que estas condiciones cambien con la construcción de un edificio con casetas para la exposición.

Para esto, elabora un estudio para determinar el tipo de proyecto que se puede aplicar en este sector.

El representante de la Gobernación en El Alto, Víctor Bernal, anticipó que la flamante infraestructura superará en tamaño y calidad al que se edificó en La Paz, debido a que en esta ciudad existe una importante cantidad de artesanos que buscan mostrar sus artículos en ferias.

Infraestructura. La entrada al campo ferial se encuentra en la avenida Héroes del Kilómetro 7, a la altura de la calle 2 y Pollolandia. Consta de cuatro puertas de ingreso metálicas, adosadas a un muro de 15 metros de alto por 10 de ancho. Encima tiene el sol andino metálico de cuatro metros de alto y de ancho.

Gran parte del piso de este espacio es de tierra. Al fondo y al costado izquierdo hay un trecho de cemento. Tiene un cuarto destinado para ser baño, pero se encuentra cerrado. En el sector de los galpones, a entre 30 y 40 metros de distancia del espacio principal, existe una pileta de agua para que sea usada por los feriantes.

Comerciantes y vecinos están disconformes con esta situación. Los vendedores de la Asociación Kantuta coinciden en que es desventajoso organizar un evento ferial en este lugar.

“Allí, los productos no tienen buena presencia porque estamos en tiendas de tela o lona. Con el viento pueden volar tejidos o llenarse de tierra los alimentos. Las mismas carpas vuelan o se mueven”, explicó la floricultora Rosmery Chambi.

La autoridad de la Gobernación también admitió que en estas condiciones los expositores “sufren” cuando están de feria, porque se encuentran expuestos al viento, al polvo y al sol. La consecuencia es que los feriantes prefieren las calles, las avenidas o las plazas para sus exposiciones.

Requerimiento. En el campo ferial alteño existe al menos una decena de exposiciones al año, que involucran a artesanos, grupos de mujeres y de otras diez empresas privadas. Bernal indicó que la última que se llevó a cabo fue hace un mes y fue organizada por los artesanos que expusieron productos en tela, lana, madera y alimentos.

El funcionario informó que este recinto se encuentra abierto a las empresas e instituciones que así lo requieran. Es gratuito para los artesanos, especialmente para los afiliados al Consejo Central de Federaciones y Asociaciones de Artesanos de El Alto (Cocedal) y otras organizaciones sociales que elaboren artesanías.

Pero no para asociaciones con fines de lucro, que deben pagar Bs 250 por día por un espacio de 40 x 15 metros; el costo se duplica o triplica según el requerimiento.

Las siete esculturas, que eran pilares de piedra con una roca encima, instaladas en las aceras de este campo ferial fueron retiradas para la ampliación de la avenida Kilómetro 7.

Por la avenida Fuerza Aérea existe otro ingreso para los motorizados, que cuando no hay feria se estacionan en el costado izquierdo.

Proyectan una estructura moderna

De acuerdo con el gobernador de La Paz, César Cocarico, existe la idea de construir una moderna infraestructura en el campo ferial de El Alto. No adelantó detalles. “Solamente es una idea que esperamos se materialice pronto”.

“En este momento, todo el lugar está en un Estudio Técnico Social y Ambiental (TESA). Una vez que arroje los resultados se tendrá el monto que se requiere para crear los ambientes; el proyecto se ha denominado el Palacio Gubernamental”, detalló el representante de la Gobernación en El Alto, Víctor Bernal.

Añadió que será un edificio donde cada piso será una ciudadela. Tendrá un campo ferial, un teatro y tiendas para ventas. “No existe un diseño final del proyecto. Para 2015 hay que ir pensando en invertir recursos. Es un proyecto grande que podría estar funcionando en 2016”.

Asimismo, señaló que una vez que se tengan los primeros resultados del análisis técnico se buscará el financiamiento para construir el flamante campo ferial.

Proyectos que no prosperanPlan. En 2013, la Alcaldía anunció la construcción de un campo ferial en el Distrito 4, sector 8, al lado del río Sek’e, en un área de cuatro hectáreas; pero hasta la fecha no existe ningún proyecto en este sector.

Feria. La Asociación de Floricultores Kantuta y otras agrupaciones se presentarán en el campo ferial la primera semana de octubre con una variedad de flores y árboles, además de abono y macetas hechas de forma artesanal.

Opiniones:

‘Es un lugar estratégico’ De acuerdo con Jorge Isita, vendedor de la Teleferia que oferta diversos productos, el campo ferial es estratégico. “Es su ubicación lo que hace de este lugar uno especial. Creo que sí se debería potenciar con un edificio y que no se olviden de los parques, especialmente para los niños, porque su presencia es importante. Ellos tienen que distraerse mientras los adultos hacen su recorrido por el lugar. ¡Que se mejore todo el espacio!”. ‘Así como está es peligroso’Vecinos de esta ciudad consideran que el campo ferial es un riesgo por su estado actual. Así piensa Yuri Mamani.  “Lo que quiero decir es que al no tener una buena infraestructura, los vendedores se asientan en las aceras, y al hacerlo quitan espacio. Esto provoca que, por un lado, la gente camine por la calzada y, por otro, que quienes venimos a ver los productos ofertados expongamos nuestro dinero a los delincuentes”. ‘Deberían haber más’“Que se mejore este campo ferial está bien, ayudaría a que las vendedoras tengan un mejor lugar para ofertar sus productos; pero no debería ser el único en esta ciudad. Debería existir al menos uno más, que sea uno en el norte y otro en el sur. Las autoridades deben darse cuenta de que El Alto es una ciudad con proliferación de comerciantes, de manos artesanales y de ese tipo de productos”, afirmó Hortensia Ramos, quien vende en la puerta del campo ferial. ‘El clima es el adversario’Cuando las vendedoras se instalan en el campo ferial de El Alto, el clima, en cualquier condición, les provoca molestias. “Si hace frío, nada nos protege de él; si llueve, este lugar se vuelve lodoso, y si sale el sol, calienta demasiado. Parece una protesta de alguien que no está conforme con nada, pero no es eso. Lo que pasa es que no tenemos cómo guarecernos y estamos a merced del clima”, comentó la floriculturista Rosmery Chambi.

La Alcaldía y la Policía, con espacios prestados

El campo ferial de El Alto solo ocupa aproximadamente el 65%   del espacio que la Gobernación  destinó para ese fin: 2.000 metros cuadrados de 3.500. El resto está ocupado por oficinas de la Alcaldía de El Alto, el Servicio Departamental de Educación (Seduca) y la Policía, entre otras instituciones.

Los ambientes y galpones, instalados alrededor del espacio, fueron “prestados”, bajo un convenio por un tiempo determinado, señaló el representante de la Gobernación en El Alto, Víctor Bernal.

A mano derecha, después de ingresar al campo ferial, está un galpón que es la maestranza de la Empresa Departamental de Aguas (Edal) y donde también hay maquinaria.

A su lado está la radio Líder Zárate Willka, 97.0 FM, de propiedad de la Gobernación paceña. Más allá hay otros galpones que usa este ente regional.

Bernal anunció que en esos espacios se inaugurará “pronto” una escuela de lucha libre, que será denominada César Cocarico.

Al lado se halla la Secretaría Departamental de la Madre Tierra y luego están los galpones que fueron dados en convenio a la Federación de Artesanos y Trabajadores en Madera (Fatma).

“Allí los artesanos tienen un ambiente para prepararse, capacitarse y cuentan con maquinaria”.

En el sector de la avenida Fuerza Aérea, en la planta baja de un área construida se hallan: la Dirección Municipal de Recaudaciones, el Servicio Departamental de Educación (Seduca) y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia  (FELCV).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia