Ciudades

Las obras civiles del teleférico se iniciarán en exestación de trenes

La firma tendió más de 14 mil redes de transporte por cable en 87 países y tiene sedes permanentes en 30 naciones. Sin embargo, el proyecto La Paz-El Alto será su desafío más grande.

Presentación. De izq. a der. Ekkeherd Assmann, Javier Tellería (Doppelmayr, filial Bolivia) y Julien Croses.

Presentación. De izq. a der. Ekkeherd Assmann, Javier Tellería (Doppelmayr, filial Bolivia) y Julien Croses. Eduardo Schwartzberg.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

01:25 / 01 de febrero de 2013

En marzo, la austriaca Doppelmayr comenzará las obras civiles del teleférico en la ex Estación Central de Ferrocarriles de La Paz donde se ubicará la terminal de la línea roja, anunció ayer en La Paz el gerente general de su filial en Bolivia, Javier Tellería.

La firma tendió más de 14 mil redes de transporte por cable en 87 países y tiene sedes permanentes en 30 naciones. Sin embargo, el proyecto La Paz-El Alto será su desafío más grande.

“La instalación en La Paz-El Alto es un récord mundial, porque será la mayor red urbana de teleféricos en el mundo”, dijo Julien Croses, director financiero de la empresa, que ayer abrió sus oficinas como manda la ley boliviana.

“Los teleféricos están construidos por cables, torres, cabinas, estaciones y motores. Se ha comenzado la producción de esos elementos y hay una serie de piezas que se deben comprar. Es difícil dar un porcentaje del avance, pero se puede decir que 40% está en plena producción”, apuntó Tellería.

El 9 de septiembre, el gobierno de Evo Morales y representantes de la empresa austriaca firmaron el contrato para la construcción del teleférico La Paz- El Alto, obra en la que el Gobierno nacional invertirá $us 234,6 millones.  El nuevo sistema de transporte urbano operará en tres líneas, tendrá 74 torres y diez estaciones.

El recorrido de la línea roja es: zona 16 de Julio (El Alto), Cementerio y exestación de trenes (La Paz). El de la amarilla es Ciudad Satélite (El Alto), esquina Moxos y Av. Buenos Aires, Méndez Arcos y Cervantes y la curva Holguín (La Paz). Y el de la verde, curva Holguín,Alto Obrajes-calle 17 de Obrajes y parque de Las Cholas.

“Vamos a empezar trabajos en los predios de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (Enfe). A partir de ahí, conforme se vayan liberando los terrenos (con expropiaciones) vamos a ir avanzando”, enfatizó Tellería.  Se espera que en febrero, Doppelmayr comience a enviar los equipos que fabrica en Austria, los cuales llegarán hasta El Alto donde la firma tendrá un almacén.

Tellería precisó que el tiempo de vida del teleférico —que se prevé sea entregado en 2014— depende del mantenimiento diario, mensual y anual que realice el operador, en este caso una empresa del Estado. “Somos proveedores y permaneceremos para dar apoyo técnico y capacitación Haremos mantenimiento según la normativa europea, primero cada 15 años, luego cada diez y finalmente cada cinco”, señaló.

Servicios afectados

La construcción de las 74 torres y las diez estaciones del teleférico en La Paz y El Alto y el tendido de los cables afectarán los servicios básicos de los sitios donde se emplazarán las líneas, dijo el gerente General de la empresa Doppelmayr filial Bolivia, Javier Tellería.

“Hay muchas dificultades (en el emplazamiento del teleférico), como identificar los accesos, sobrevolar edificios sin afectarlos, hay servicios dañados de telefonía, agua y gas. Se está intentando minimizar estas afectaciones. El diseño final que tenemos se ha hecho minimizando cualquier afectación”, apuntó.

Respecto a la distancia que debe haber entre las cabinas a las construcciones, señaló que guardarán 2,5 metros por encima de calles peatonales y viviendas. En sectores que sean muy altos o donde hayan, por ejemplo, instaladas antenas, la distancia será de 1,5 metros. La distancia lateral será de al menos 2,5 metros.

Capacidad. Tellería recordó ayer que la capacidad de carga de las cabinas del teleférico es de 750 kilos, que equivale al peso de diez personas. En este caso, el control de que se respete el parámetro estará en manos de la empresa que operará el servicio. “Si una persona lleva bultos pesados no van a dejar pasar a diez pasajeros, sino seis. Se maneja como un ascensor, se debe controlar el peso”, dijo.

Firma prevé generar casi un millar de empleos 

Las obras civiles, la instalación del equipo electromecánico y la puesta en marcha del teleférico La Paz-El Alto crearán al menos un millar de empleos directos e indirectos, anunció ayer el gerente General de la Doppelmayr, filial Bolivia, Javier Tellería. De momento, la firma trabaja con unas 35 personas que están a cargo de los estudios e ingeniería del proyecto y se prevé que para la fase de construcción de estaciones y torres emplee a otras 200.

“Durante la fase del montaje y puesta en marcha se sumarán otras 200 personas, calculamos que en total trabajarán 500. El proyecto también generará trabajo directo e indirecto en la etapa de operación del teleférico, consideramos que no está lejos del millar de personas (que tendrán trabajo)”, señaló el representante.

Para las obras civiles, se realizarán estudios geológicos para garantizar que todas las estructuras estén emplazadas en suelo estable y prevén trabajar con cimentación especial para los suelos que no tengan capacidad portante.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia