Ciudades

Según estudio, La Paz debe cambiar 20% de su red de agua

Fugas. Análisis edil plantea renovar también el 20% del alcantarillado

Obras. Obreros de EPSAS cavan una zanja en la calle Corrales, Miraflores.

Obras. Obreros de EPSAS cavan una zanja en la calle Corrales, Miraflores.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

02:03 / 23 de octubre de 2012

El 20% de la red de agua potable en la ciudad de La Paz y el 20% de las conexiones de alcantarillado cumplieron su vida útil y deben ser cambiados, porque son un factor de riesgo, sostiene el Diagnóstico de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Gobierno Municipal.

“Hay una necesidad urgente de reponer y renovar el sistema de agua y alcantarillado de la ciudad.  El estudio busca que todas las instancias de gobierno —municipal, departamental y nacional— y otras, como la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), tomemos acciones”, dijo ayer el alcalde Luis Revilla.  Víctor Rico, presidente del directorio de la empresa de agua de mayo a agosto de 2012, es el autor del estudio.

El 13 de octubre, el viceministro de Agua y Saneamiento, Gustavo Morales, entrevistado por La Razón informó que en La Paz (que incluye además a la ciudad de El Alto) se pierde en el 40% de agua potable por cañerías en mal estado.  Para paliar este problema, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua comenzó un programa para  cambiar tuberías, sobre todo en El Alto.  

Según el diagnóstico elaborado por Rico, en el sistema Pampahasi —que abastece de agua potable a la zona Sur y Miraflores—, se requiere una renovación de entre el 20% y el 30%. En esa misma área, según el diagnóstico, 20% del alcantarillado debe ser renovado. En el sistema de agua potable Achachicala —que aprovisiona a la zona Oeste, Norte y al Centro de La Paz—, requiere una renovación de entre el 10% y el 15%. El porcentaje de tuberías de alcantarillado que debe ser cambiado es también del 20%.

El sistema Talud —que abastece a los macrodistritos Max Paredes, Periférica y Cotahuma (laderas)—, entre el 20% y el 25% de las conexiones de agua potable debe ser sustituido y el 20% de las de alcantarillado. En ninguno de los tres casos se precisa en qué zonas urge acelerar la renovación.

Peligro. “Existen deficiencias en los sistemas de dotación de agua y alcantarillado en toda la ciudad. Este problema nos preocupa, pues incrementa el riesgo por las filtraciones tanto por las conexiones de agua como por las de alcantarillado”, advirtió Revilla.

El coordinador de Programas de la Alcaldía, Alberto Ferrufino, explicó que en las viejas conexiones  de agua potable se utilizaban tubos de fierro galvanizado, que ya pasaron los 30 años de vida útil que tienen. Las tuberías instaladas en La Paz datan de las décadas del 70 y 80 del siglo pasado, es decir que tienen en promedio unos 37 años. “Algo similar sucede con las conexiones de alcantarillado, la mayoría son de tubos de concreto”, apuntó.

Luis Revilla cuestiona a EPSAS

Observación

La Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) debe invertir para mejorar el servicio de agua potable y alcantarillado en la ciudad de La Paz, pero no lo podrá hacer mientras persista su mal manejo administrativo, dijo ayer el alcalde de La Paz, Luis Revilla. “Necesitamos tener una empresa en condiciones institucionales estables. Cada mes conocemos escándalos y otro tipo de problemas que se producen al interior de la empresa, porque no está siendo bien manejada”, agregó la autoridad municipal.

Tres actores deben impedir las fugas

Evitar el desperdicio de agua por tuberías o conexiones en mal estado es una responsabilidad compartida, entre el Gobierno Nacional, la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) y el vecino, dijo el viceministro de Agua y Saneamiento, Gustavo Morales, ayer.  

Según un estudio del Ministerio de  Medio Ambiente y Agua, en La Paz el 40% de las reservas de agua se pierden por deficiencias en la red de tuberías. Este porcentaje es del 35% en el resto del país.“El Gobierno tiene la obligación de buscar recursos económicos para las conexiones de agua.

EPSAS tiene la responsabilidad de diagnosticar y detectar dónde hay mayores pérdidas de agua, cañerías deficientes o redes no controladas, y los usuarios tienen la responsablidad de controlar sus conexiones”, explicó. “Con estas medidas esperamos ir reduciendo de forma paulatina la pérdida del recurso hídrico”, añadió. Para Morales, los problemas en la administración de EPSAS no tienen que ver con el desperdicio del líquido, que dijo se arrastra por años.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia