Ciudades

Las 10 flores del colegio Bolívar

Lección. La norma de la educación mixta se impone a la intolerancia y tradición

La Razón / Angélica Melgarejo / Cochabamba

02:30 / 17 de febrero de 2012

Las 10 adolescentes que insistieron en ser inscritas y aceptadas en el colegio Bolívar pasaron ayer su primer día de clases. Como muestra de su buena voluntad, llevaron claveles blancos para entregarlos a sus nuevos compañeros, cuyos padres las habían rechazado por ocho días.

“Buenos días señoritas”, fue el saludo que retumbó en el Tercero D del Colegio Nacional Bolívar, la mañana de ayer. Las 10 nuevas estudiantes y sus compañeros cumplieron la primera jornada de labores educativas.

Con claveles blancos y un ramo de flores del mismo color, las adolescentes llegaron al establecimiento 10 minutos tarde, cuando todos los alumnos estaban en las aulas.

Todas juntas ingresaran a su nuevo curso, las acomodaron en los primeros asientos y  mientras la profesora pedía a los alumnos saludar por favor, ellas entregaban los presentes, las flores a sus nuevos compañeros y un ramo al Director.

Paola explicó que llevaron las flores como signo de paz. “Estamos viniendo felices a pasar clases, en son de paz, no queremos más peleas, queremos pasar clases y de ahora en adelante, a estudiar”, dijo. También aseguró que pondrán empeño para destacar entre los varones. “Una de las muchachas va a ser la abanderada, para que no digan que nosotras estamos viniendo a perjudicar el estudio”, afirmó.

Reacciones. Los muchachos evitaron hacer mayores comentarios. “Está bien”, dijo uno de ellos tras el ingreso. Otro explicó que sólo observaron la forma “cómo las trajeron” y aseguró que: “De mi parte que no esperen mucho, no las apoyaremos, no por ser discriminador”, afirmó, por lo menos, “hasta que nos conozcamos más”.

La mañana transcurrió en un ambiente de tranquilidad. Según Miguel Durán, director del establecimiento, las adolescentes ya son parte del colegio y con ello “llegó la paz y el entendimiento, están aquí las chicas y no pensemos en que puede haber una u otra situación”. Reconoció que las peleas originadas hace ocho días provocaron la pérdida de tiempo para la unidad educativa. “Estamos reanudando nuestras actividades y vamos a ver cómo recuperar este tiempo que se ha perdido”, dijo.

“Estaba bien”, contó María, al término de la jornada. La joven comentó que  pasaron clases de Química, Música y Matemáticas. “Estamos felices de iniciar los estudios”, respondió la adolescente al ser consultada sobre cómo les fue en colegio. “El recreo no fue tan bueno”, dijo y afirmó que no hubo muestras de discriminación, aunque aún no se entabló una relación de compañerismo con los varones.

Como habían convenido autoridades e instituciones, no hubo más conflictos como los registrados desde el lunes 6, cuando padres, madres y estudiantes del colegio Bolívar no permitieron el ingreso de las adolescentes, tildando su inscripción de irregular, pero también, afirmando que no permitirían que se rompa con la tradición de tener en las aulas sólo a varones, y que los dejen cumplir 100 años solos, sin la presencia de mujeres.

Ayer, las estudiantes fueron acompañadas, en todo momento, por representantes de la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia, de la Dirección Departamental de Educación y del Viceministerio de Igualdad de Oportunidades, junto a los papás y mamás de las menores que tras el ingreso dejaron el lugar.

Acuerdo. El martes se firmó un acuerdo entre representantes de los padres y autoridades de Educación para dar solución al problema que impedía el inicio de clases.

En el acta de acuerdo, las partes se comprometieron a garantizar la construcción de dos aulas (una será laboratorio), la dotación de dos ítems, mejoramiento en los baños, permanencia de las 10 señoritas, además de actividades de sensibilización tanto con los estudiantes como con los profesores del colegio, sobre equidad de género.

Los padres de familia pidieron la suspensión de los procesos legales en contra de algunos, lo que no fue aceptado por las autoridades.

Las fechas vitales del conflicto

Febrero 6Las 10 alumnas llegan al colegio y son rechazadas por los estudiantes y padres de familia, que se retiran del establecimiento. Sólo un alumno se queda con ellas.

Febrero 8Autoridades y padres firman un acta para permitir la admisión de las jóvenes y el compromiso de garantizar su seguridad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia