Ciudades

El fuego aún arde en San Juan

Costumbre. Los controles y las actividades barriales paralelas ayudan, pero hay quienes persisten en quemar

La Razón / Mabel Franco / La Paz

02:20 / 24 de junio de 2013

El paisaje singular de Mallasa, en el Valle de la Luna, fue aprovechado por la Subalcaldía para ofrecer entretenimiento en la noche de San Juan. Unas cuantas personas vestidas de astronautas, otras como alienígenas, música, cuentacuentos, comida... y la gente desafió al frío sin fuego.

Con similares actividades cumplidas en los distritos paceños, tal como había previsto la Dirección de Promoción y Producción Cultural del municipio, la noche estuvo despejada y con una luna llena visible. Pero no toda la ciudad se libró del humo, pues en algunas laderas hubo fuego. No de fogatas visibles en las calles o casas, sino de pastizales que alguien encendió, fuego que fue avivado por el viento que sopló anoche.

Donde más se sintió que San Juan es todavía sinónimo de fuego es en la vecina El Alto, donde cerca de la medianoche la visibilidad había disminuido, como constataron los conductores, mientras que el olor a quemado era evidente. Esto pese a la ordenanza municipal que impone una sanción a los infractores de 100 a 1.000 Unidades de Fomento a la Vivienda.

En Cochabamba, bajo la batuta de la Gobernación, varias municipalidades cercanas a Cercado, la capital, acordaron actividades en plazas y otros lugares públicos. En los mercados de la Llajta se observó una escasa venta de pirotecnia y el control de las fogatas a partir de las 19.00 fue tal, que a las 23.00 la noche estaba despejada y estrellada. Santa Cruz prohibió las fogatas y controló que la disposición se cumpliera. Los resultados de los operativos se conocerán hoy, seguramente. 

Lo que sí resulta probable, según un recorrido que hizo este medio, es que la pirotecnia y las quemas barriales van reculando, al menos en La Paz, obligadas por las normas medioambientales; pero también por la oferta de actividades culturales para disfrutar en familia.

Alternativas. En La Paz, con el eslogan de “wara, wara jawira” se destacó la oportunidad de disfrutar del cielo límpido de invierno, que permite ver las estrellas con claridad. San Juan fue así sinónimo de ferias culturales barriales libres de juegos pirotécnicos y de fogatas.

Y, si en lugares como el cruce de villas (San Antonio y Copacabana) o la calle 53 de Chasquipampa hubo juegos tradicionales, platos tradicionales y grupos musicales, en Mallasa se tuvo la oportunidad de contemplar el paisaje de formaciones de tierra que lleva a pensar en el satélite terrestre, bajo la luz de una inmensa luna.

En Oruro se evitó la venta de fuegos artificiales

Juan Mejía

Entre 400 y 500 comerciantes vieron frustradas sus intenciones de hacer negocio con juegos pirotécnicos, por el estricto control que ha ejercido la Unidad de Defensa del Consumidor (UDC) del municipio de Oruro. Se cumplió así la Ordenanza Municipal (OM) 61/2010 que prohíbe la venta de explosivos en las fiestas de San Juan.

Cada año hasta antes de la actual gestión edil, la avenida 6 de Agosto —desde la calle Junín y por cuatro cuadras hacia la parte norte— era tomada por los comerciantes de fuegos artificiales y de compradores que se llevaban un buen manojo de chispitas, abejitas, explosivos en serie, piedras explosivas, matasuegras y otros explosivos para festejar la “noche más fría de invierno”.

“Hicimos la advertencia de que íbamos a hacer cumplir la OM 61/2010 y no permitir la venta de ningún fuego artificial, y lo hemos hecho”, dijo el director de la UDC, sargento Juan Pedro Siles. “Pienso que desde ahora no habrá más venta de estos productos que contaminan el medio ambiente; en realidad espero que la ciudadanía tome conciencia”. 

Se pudo observar que algunos comerciantes lograron eludir el control municipal y vendieron juegos pirotécnicos camuflados en bolsas negras de nylon, aguayos y en la parte trasera de una vagoneta estacionada en el sector.

El concejal Ricardo Gutiérrez y un grupo de comerciantes habían amenazado con bloquear la calle, pero sin resultados. Hubo venta de chorizos, salchichas y otros productos ya propios de San Juan.

Esfuerzos de control

Marcha

En Cochabamba hubo el jueves una “marcha de barbijos” para pedir a la gente que no contamine en San Juan.

Sanciones

Las multas pecuniarias para los infractores rigen en las ciudades del eje central.

Operativos

Si en La Paz se previó la salida de 1.500 funcionarios ediles para controlar, en Santa Cruz se iba a usar incluso dos helicópteros.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia