Ciudades

Dos grupos de colibríes, nuevos residentes paceños

El colibrí gigante llega a medir entre 18 y 20 centímetros. Tiene un cuerpo alargado y cola ahorquillada. Su plumaje es marrón claro y su hábitat son los terrenos arbolados o arbustibos con una altitud no mayor a los 2.000 metros sobre el nivel del mar.

Patagona gigas. Conocida también como colibrí gigante, esta ave se acostumbró al ecosistema urbano y se la puede observar en los parques y plazas de la ciudad de La Paz. Enrique Richard

Patagona gigas. Conocida también como colibrí gigante, esta ave se acostumbró al ecosistema urbano y se la puede observar en los parques y plazas de la ciudad de La Paz. Enrique Richard

La Razón (Edición Impresa) / G. Tapia / La Paz

00:00 / 11 de enero de 2015

Al hábitat de la ciudad de La Paz se aclimataron no solo cuatro aves rapaces diurnas— águila mora (geranoaetus melanoleucus), aguilucho común o jaka (geranoaetus polyosoma), María (phalcoboenus megalopterus) y el killi killi (falco sparverius)—, sino dos tipos de colibríes, reveló el biólogo Enrique Richard.

“Dentro de las especies maravillosas que se han adaptado está el colibrí coruscans (lulinchu), que es de un color verde tornasolado, y la patagona gigas (colibrí gigante), que anidan en el mismo centro de la ciudad de La Paz”, añadió el investigador.

El lulinchu vive generalmente en las selvas lluviosas o nubosas, en áreas de vegetación secundaria y en terrenos donde hay árboles o jardines, y mide unos 2,8 centímetros.

El colibrí gigante llega a medir entre 18 y 20 centímetros. Tiene un cuerpo alargado y cola ahorquillada. Su plumaje es marrón claro y su hábitat son los terrenos arbolados o arbustibos con una altitud no mayor a los 2.000 metros sobre el nivel del mar.

“En Villa Pabón había una pareja de patagona gigas anidando. Un día los vi cerca de un tronco como buscando algo, entonces noté que su nido estaba botado en el suelo, producto de gente dañina (...)”, lamentó Richard. El biólogo mencionó a otras dos aves —la chroicocephalus serranus (gaviota andina) y el sporagra atrata (stronguistas)— que se ambientaron al espacio urbano.

A las primeras se las puede ver en el lecho de los ríos y sitios donde existen promontorios de basura, y a las segundas, en bandadas de 30 hasta 40 individuos en diversas zonas.

“En países limítrofes como Argentina se formaron 70 clubes de observadores de aves en el área urbana y en Chile, 40; pero aquí ninguno, cuando tenemos más especies para observar”, remarcó Richard. Adelantó que hizo una propuesta a la Alcaldía para que se pueda desarrollar en el municipio el turismo ornitológico.

Cóndores anidan en la Muela del Diablo

Si bien existen aves que logran adaptarse al área urbana, hay otras, como el cóndor (vultur gryphus), que prefieren alejarse, aunque pueden ser avistados en sitios no muy lejanos, como la Muela del Diablo.

“Esta ave tiene una importancia cultural para Bolivia, por ello se debería difundir información para protegerla. Lastimosamente se escucha que los cóndores capturan llamas u ovejas, que es algo muy alejado de la realidad”, señaló el biólogo Enrique Richard. Este animal es carroñero por naturaleza, por ello no caza y si lo hace es cuando su presa está moribunda.

“Se lo puede ver volando por las afueras de la ciudad de La Paz,  por la Muela del Diablo. En general le huye a la ciudad. Pero si empezamos a respetarlo, probablemente lo veamos más seguido”.

Un estudio realizado en 2010 por la Unidad de Manejo de Fauna de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) reveló que en el municipio paceño habitan al menos 99 especies de aves. En su mayoría en el área rural (macrodistritos de Zongo y Hampaturi).

Condiciones. La investigación estableció que las aves que más se adaptan al ámbito urbano, porque se alimentan mejor de desperdicios y pueden nidificar en las construcciones, son: la paloma común, el gorrión pichitanka, la tórtola kurucuta, el mirlo chiwanco, el gorrión chibta, el jilguero chaiñita, el piquito de oro, el  chiruriro y la golondrina.

La mayoría prefiere habitar en áreas periurbanas, que son menos contaminadas y tienen más vegetación, aunque otras se adaptaron al área urbana.

Durante tres semanas, La Razón intentó contactarse con Rubén Ledezma, director de Calidad Ambiental del Gobierno Municipal de La Paz, para conocer los datos que maneja sobre este tema, pero la autoridad o se encontraba en reunión o no atendió su celular. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia