Ciudades

Cuatro hitos marcan el crecimiento urbano alteño

El último periodo marcado por la relocalización fue el más expansivo y prosigue

Historia. Una vista de la Ceja de El Alto de 1930, el año de su creación, con pocas viviendas.

Historia. Una vista de la Ceja de El Alto de 1930, el año de su creación, con pocas viviendas. Foto: GAMEA

La Razón / Miguel Rivas

00:00 / 21 de julio de 2013

Son cuatro las épocas que marcan el crecimiento urbano de El Alto, según el oficial mayor de Desarrollo de Infraestructura Pública, Salim Yapur: 1929, después de la Primera Guerra Mundial; 1936, luego de la Guerra del Chaco; 1952, con la Revolución Nacional; y 1985, con la relocalización. 

Afirma que en 1929 se vieron las primeras migraciones hacia esta urbe. “No es la guerra como tal la que ocasionó la migración, sino el momento histórico en que se vivía entonces, es una fecha referencial”.

Una vez finalizada la Guerra del Chaco, los excombatientes vieron la necesidad de buscar un lugar para vivir, La Paz como sede de gobierno era una alternativa tras lo sucedido en las fronteras con Paraguay.

“La reforma agraria de 1952 es el tercer hito que se puede marcar como referencial. El campesino vio la necesidad de buscar nuevas tierras y trabajarlas. El Alto era una opción”.

En 1985, una gran cantidad de mineros salieron de su lugar de origen para asentarse en las laderas de las ciudades, las poblaron y luego exigieron el derecho propietario. A partir de entonces, el crecimiento de El Alto se hizo incontenible hasta el momento. En los últimos años también hubo una migración de habitantes peruanos, especialmente de Puno.

La población llegó a ser hasta el 90% de aymara hablantes.

Son cuatro los distritos que más se expanden

Los distritos 7, 8, 12 y 14 de El Alto son los que crecen con mayor rapidez debido a la migración de personas que llegan del área rural. También son los distritos que tienden a ser los más poblados porque cuentan con espacio para nuevos asentamientos, comentó el jefe de la unidad de Límites de la Alcaldía, Honorato Llusco. En el 7 se encuentra San Roque; en el 8, Senkata; en el 12, los barrios que colindan con Viacha; y en el 14, Río Seco.

Los distritos 5 y 13 son los que se proyectan en la actualidad como de probable crecimiento con la construcción de la ruta Río Seque-La Cumbre, que unirá esta ciudad con los Yungas. Aunque el 5 tiene un límite natural que es la cordillera nevada y el frío que arrecia por ese sector.

Debido a la constante expansión, el Distrito 11, que es rural, tiende a convertirse en urbano debido a la presencia de asentamientos. “Éste se convertirá en un distrito urbano y, por lo tanto, desaparecería como rural”.

Llusco considera que El Alto se va convirtiendo poco a poco en una gran ciudad debido al movimiento económico que se genera en sus urbanizaciones por la presencia de industrias y empresas que necesitan espacio para crecer.

Esta urbe también se caracteriza por la creatividad de sus habitantes, que crean todo tipo de maquinaria y artefactos.

La feria de la zona 16 de Julio es una de las más grandes del país donde se pueden encontrar todo tipo de productos desde un alfiler hasta un tractor.

2003 y la guerra del gas

Luego de los hechos sucedidos en octubre de 2003, durante la llamada Guerra del Gas, la ciudad de El Alto se vio beneficiada con la dotación de servicios, entre ellos una instalación masiva de gas domiciliario.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia