Ciudades

Tras 61 horas de penurias, EPSAS repone la dotación de agua al sur

Perjuicio. La Alcaldía solicitó a la firma un informe para evaluar si la sancionará

Protesta. Vecinos de la zona de Chasquipampa bloquearon por la mañana la calle 43 debido a la falta de agua.

Protesta. Vecinos de la zona de Chasquipampa bloquearon por la mañana la calle 43 debido a la falta de agua. Wara Vargas.

La Razón / Micaela Villa / La Paz

02:11 / 13 de julio de 2013

Las penurias por el corte de agua se prolongaron hasta anoche en 12 barrios del sur de La Paz. A las 19.00, tras 61 horas, EPSAS anunció la normalización del servicio, aunque a las 22.00 no había líquido en Alto Auquisamaña ni en las Lomas de Achumani.

De los 30 barrios afectados, hasta las 09.00, el 60% (18) ya tenía de vuelta la provisión y la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) aseguraba que el 40% (12) restante, que correspondía a vecindarios situados en las partes altas del macrodistrito Sur, tendría en cuestión de horas de nuevo el suministro.

Las horas fueron pasando y la crisis ocasionada por la suspensión de la dotación estalló. Vecinos  de Chasquipampa bloquearon las calles con baldes, bañadores, botellones y botellas exigiendo la presencia de los carros cisterna y las quejas contra la empresa se multiplicaron y amplificaron a través de las emisoras de radio y estaciones de televisión.

El corte del servicio fue ocasionado por la rotura de una tubería, que corre por debajo de la calle 25 de Calacoto, debido al deslizamiento de un terreno y porque una válvula se averió durante los trabajos, aplazando la solución.

Restitución. “Ya está todo restablecido, toda la zona Sur tiene el servicio desde las 19.00”, aseguró Andrés Zegada, interventor de EPSAS. A las 20.30, cuando se le informó que en Alto Auquisamaña y las Lomas de Achumani los grifos seguían sin dar agua, anunció el envío de cuadrillas para que detecten si había problemas adicionales. El corte afectó al menos a 175.000 pobladores. Esto “ha demostrado la falta de responsabilidad de EPSAS con la gente”, protestó Facundo Hurtado, presidente de la Federación de Juntas Vecinales de la zona Sur.

El corte fue anunciado por la empresa pública el domingo en dos medios escritos y repetido a través de avisos radiales y debió durar sólo 16 horas, de 06.00 a 22.00 del miércoles. “No estoy cocinando, donde mi madre estoy yendo, ni mis hijos se están lavando, sólo les di leche”, dijo la mañana de ayer Victoria Peña, de las Lomas de Achumani.

“Del río nos estamos trayendo porque hay vertientes, pero nos cansa mucho ya que es subida, no podemos cocinar ni limpiar”, protestó María Tapia. Zegada informó de que el problema se produjo por un deslizamiento en un terreno aledaño que separó la unión de la cañería. “Retiramos la válvula y pusimos otra tubería”. Debido a este problema, el Gobierno Municipal de La Paz solicitó a EPSAS un informe técnico.

“Se trata de un tema de competencia de ellos, lo cual no quiere decir que vayamos a rehuir nuestra responsabilidad. Estamos pidiendo un informe acerca de las causas que llevaron al corte y la demora en restablecer el servicio, con el fin de evaluar si, eventualmente, es necesario imponer una sanción”, dijo el director de Gobernabilidad, Pedro Susz.

José Herbas, director de Comunicación de la firma, criticó esta postura. Sostuvo que el jueves por la mañana la Alcaldía se negó a prestarles sus carros cisterna para auxiliar a la población.

“Creemos que no debemos actuar con una posición política, sino responsable en servicio de la población”, apuntó. En el sur, los negocios de comida se vieron afectados. “Unos amigos nos están regalando porque vendemos pollos a la broaster y tenemos que lavar los platos”, contó Martín Condori.

Salud en problemas

Enfermos

Marta Alarcón, responsable del Centro de Salud de Alto Irpavi, mencionó que las 61 horas que estuvieron sin agua tuvieron que limitar su trabajo para curar heridas y tomar pruebas, como la de Papanicolau. “Estamos usando   sólo alcohol hasta para limpiar”, dijo.

Cuatro quejas de usuarios afectados

Agua de pozo en la cocina: Cecilia Villca (Santa Fe)

Estoy haciendo construir mi casa, pero los albañiles no pueden avanzar porque no tenemos agua. Sólo agua de pozo estamos trayendo para cocinar y   lavar mis platos.

Nos han regalado agua: Olga Mamani (Willacota)

Nos ha regalado el agua una señora muy gentil de la zona de Ovejuyo. Ella tiene pozo con bomba, nos vimos perjudicados, mis hijos también y trasladar el líquido pesa demasiado.

No podemos trabajar: Feliciano Tórrez, albañil

En esta casa de las Lomas de Achumani no podemos avanzar ni trabajar, necesitamos agua para la mezcla (con cemento), el cisterna llegó, pero no dio agua para las construcciones.

Perjudicial para pensión: Elena Condarco (Lomas Achumani)

No sé cómo lavaremos los platos. Nos hemos hecho regalar agua de algunos conocidos, tenemos que hacer sopa para el almuerzo, hay que pelar papas... Es perjudicial para la pensión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia