Ciudades

La humedad y el frío castigan a los afectados de Cotahuma

El frío y la humedad, combinados con la falta de prendas para abrigarse —ya que la mayoría escapó con lo que llevaba puesto—, convirtieron en una pesadilla la primera noche de los damnificados de Las Lomas, barrio de Cotahuma, en las carpas que les proporcionó la Alcaldía de La Paz. 

Apoyo. Obreros de la DEGIR ayudan en la evacuación de los damnificados de Cotahuma, el jueves.

Apoyo. Obreros de la DEGIR ayudan en la evacuación de los damnificados de Cotahuma, el jueves.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

01:03 / 04 de febrero de 2012

“Ha sido muy incómodo quedarnos seis personas en una carpa. El frío y la humedad nos han molestado. A mí me han operado recién y si esto afecta mi salud, no sé qué va a ser de mis hijos”, contó ayer Elsa Conde. El deslizamiento de 75 mil cubos de tierra de un talud en el barrio Las Lomas, sitio cercano a los márgenes del río Melchuco, en la ladera oeste de la ciudad, dejó sin techo a 11 familias.

El miércoles 1, a las 16.00, la aparición de grietas en cinco casas y en un muro alertaron a los vecinos del movimiento del suelo. A las 20.00, una masa de tierra arrasó con cinco viviendas precarias y dejó a otras cuatro con severos daños.

El jueves, personal de la Alcaldía de La Paz  evacuó a 11 familias (45 personas, entre adultos y niños) a 11 carpas que se levantaron en predios de propiedad de Jorge Alanoca, a quien los afectados le atribuyen la desgracia.

Alanoca construyó un muro sobre la pendiente con la intención de rellenarlo y ganar espacio. La obra no contaba con permiso edil, y el agua de la lluvia se acumuló y remojó el talud. La Alcaldía identificó, además, la existencia de filtraciones del sistema de alcantarillado pluvial y sanitario.

“Toda la noche nos ha hecho frío. Como hemos perdido nuestras pertenencias, ha sido difícil calentarnos. Lo único que queremos es conversar de una vez con don Jorge para que nos dé una solución”, manifestó otra afectada a la red televisiva PAT.

Ayer, a las 11.30, los damnificados se reunieron con Alanoca para discutir el resarcimiento de daños y perjuicios. Sin embargo, como no llegaron a ningún acuerdo, decidieron reanudar las conversaciones hoy a las 17.00, informó Delia Ramos. “Don Jorge nos está pidiendo papeles de nuestras casas, algunos tenemos, pero otros los han perdido. De todas formas, esperamos poder encontrar una solución a este problema”, señaló la vecina.

Alanoca informó, a su vez, que todavía tiene que analizar caso por caso la situación de los afectados. “En algunos casos es justa la compensación, en otros no”, manifestó. Mientras esta negociación se demora, los afectados continúan en las carpas y ya se visualizan los próximos problemas: la Alcaldía garantizó de-  sayuno, almuerzo y cena sólo para tres días, es decir hasta el domingo, y hay preocupación por lo que harán con los menores que retornan a clases.

Flor de Irpavi es una opción

El secretario  general de la Alcaldía, Luis Lugones, informó que la administración edil está dispuesta a instalar casas prefabricadas para los damnificados de Las Lomas.“Estamos esperando el acuerdo entre los vecinos y el señor Alanoca”, dijo. Agregó que los afectados pueden ser reubicados en el campamento Flor de Irpavi,  en la zona Sur.

La DEGIR comienza a estabilizar  Las Lomas 

El jefe de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR) de la Alcaldía,Vladimir Toro, informó que la estabilización con maquinaria pesada del área deslizada en el barrio Las Lomas de Cotahuma comenzó ayer. “Se tiene que estabilizar el sector con cuñas pasivas y un sistema de banquinas. Todavía hay personas que siguen rescatando, sobre todo, materiales de construcción”, explicó.

La tarde de ayer, ocho obreros del Grupo de Atención de Emergencias Municipal (GAEM) continuaban apoyando a los damnificados, mientras un equipo de ocho técnicos de la DEGIR efectuaba el seguimiento a la situación del suelo. 

Reparan la estructura del río Huayñajahuira

Personal de la Alcaldía de La Paz comenzó a reparar los daños que provocó una tormenta de lluvia y granizo a la estructura del río Huayñajahuira, ubicado en el barrio de Calacoto, informó Carlos García, funcionario de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR).

En este río confluyen las aguas servidas y pluviales de los ríos Arenal, Lacakollo, Huilajahuira, Itapilluni, Palca y de otras quebradas. El martes 31, una tormenta de granizo y lluvia, que duró más de 30 minutos, provocó el incremento en los caudales de los ríos Achumani y Huayñajahuira, según informó el coordinador del Sistema de Alerta Temprana, Óscar Sandóval.

Ese día, el Huayñajahuira copó su nivel de caudal y se produjeron ondas pulsantes —que es un movimiento de olas, que se van elevando por periodos—, lo que provocó el socavamiento en los muros, daños en los sillares (pisos) y en los bajantes. “Se han generado ondas pulsantes y a raíz de este evento se han producido deterioros en la estructura del río. Se está reponiendo ahora de manera emergencial para  evitar que se presenten sifonamientos”.

El aumento del caudal también causó  el colapso de las barreras de fondo, el descalce de los muros longitudinales y el sifonamiento de la calzada.  El jefe de la Unidad Especial de Prevención de Riesgos, Jaime Tinini, informó ayer que el Gobierno Municipal invertirá Bs 900 mil en la reparación del tramo afectado, dinero del fondo de emergencias.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia