Ciudades

La iniciativa familiar mantiene vivo el espectáculo circense en El Alto

Rutina. Tres circos rotan por las zonas de esta urbe con espectáculos sin animales.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

02:21 / 28 de septiembre de 2015

El Alto tiene tres circos que rotan por zonas de la ciudad, gracias a la iniciativa y empuje de las familias Medina y Fernández, que impulsan este espectáculo que en varias ciudades ha dejado de existir o agoniza.

“¡Bienvenidos!”, se escucha como un vibrante saludo inicial del anfitrión, quien es el mismo dueño del circo, al dirigirse al público para anunciar el primer número: la virtuosa acróbata de los aros.

El presentador y la acróbata son padre e hija, luego llegan los payasos, hermanos de la artista y los cerca de 100 espectadores que disfrutan del show ingresaron con los boletos de Bs 10 para niños y Bs 15 para adultos, que fueron vendidos por la mamá.

En esta ciudad funcionan las carpas de tres circos: Carioca, Fama y Mefer, los primeros lo maneja Marco Fernández, junto a sus hijos y su esposa. Mientras que el Mefer es de la familia Medina Fernández que hace un trabajo similar con la puesta en escena de ocho números.

Permanencia. Los circos permanecen en la ciudad debido a que los hijos de los propietarios aún están en edad escolar y continúan con sus estudios, por lo que es difícil cambiar de colegio.

Juan Medina, copropietario de Mefer, explicó que todo el repertorio lo arma él. “Soy el agente creativo, desde los diálogos y los tiempos que hay que manejar para poder presentar un número”.

Los actos se ensayan por las tardes generalmente, ya que los hijos se hallan en el colegio por la mañana en la misma unidad educativa a la que van los hijos de Marco Fernández, su cuñado. “Es una familia circense, esa es la tónica, en el colegio ya los conocen e incluso participan de actividades”, contó Fernández.

Son 12 números diferentes: los aros, los payasos, el malabarista de monociclo, el del trampolín, la artista de la cuerda, el mago. También provocan aplausos del público los personajes de las ardillas y el conocido elefante Dumbo.

Carioca y Fama incluyen ruedas giratorias y diálogos entre diferentes personajes.

Las zonas en las que se instalan las carpas varían, dependiendo de los acuerdos que alcancen para conseguir los espacios y la aceptación que haya en el público, en algunos casos se fueron en un par de semanas.

Paralelamente, Medina trabaja reparando carpas para otros circos del interior del país, como un ingreso extra. También ellos elaboran y venden pipocas y papas fritas para las funciones.

Falta de animales le quitó encanto al circo

Miguel Rivas-El Alto

La esencia del circo eran los animales, pero una norma prohibió que éstos trabajen en las carpas errantes de espectáculos y redes, por lo que los propietarios debieron donar a sus leones o tigres, explica Juan Medina, copropietario del circo Mefer.  

Relató que tuvo que dar un león al zoológico. “Pero en el zoológico los tienen encerrados, abandonados y nadie actúa sobre este aspecto, mientras que en el circo eran parte de nuestra familia. No podíamos maltratarlos, porque eran necesarios, además debían tener buena presencia”

Marco Fernández, propietario de Carioca y Fama, tiene en su circo animales que no trabajan en espectáculo, solo lo están con su familia por compañía. “No los hago trabajar, son parte de nosotros”, explicó.

Los circos se caracterizaban por tener como espectáculo a tigres, leones, elefantes, palomas, perros y gatos, pero diversas ordenanzas municipales y una ley nacional prohíben su uso.

Bolivia es el primer país sudamericano que ha prohibido el uso de animales salvajes y domésticos en los circos, ya que considera que son usados, maltratados y obligados a hacer diferentes números en los espectáculos.

Fernández denunció que un grupo de personas y un policía se llevaron dos de sus alpacas y varias palomas, arguyendo que los estaban haciendo trabajar.

“No me dejaron firmar la hoja donde ni siquiera registraban que se llevaban esos animales, es un abuso y exijo respuestas”, aseguró.En su circo se podían ver gansos, perros, gatos, un gallo y además contaba con las fieras y un gran paquidermo.

Los cirqueros dicen que se la ingenian para armar números sin animales y no les va mal.

  • Funciones en la tarde

Los circos de El Alto dan funciones dobles todos los días, desde las 18.00 la primera y desde las 20.30 la segunda, cobran entre Bs 10 y Bs 15 la entrada; y cuando ya están por irse, incluso se paga, como gancho, Bs 5.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia