Ciudades

La inseguridad en urbe alteña se cobra la vida de dos periodistas

Asesinados. Eran hermanos y posiblemente fueron acogotados cerca de su casa

Despedida. El velorio de los dos periodistas en el auditorio de radio San Gabriel, en El Alto.

Despedida. El velorio de los dos periodistas en el auditorio de radio San Gabriel, en El Alto. Foto: Alejandro Álvarez

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

00:51 / 28 de febrero de 2012

Verónica Peñasco, jefa de Prensa de radio San Gabriel, y Víctor Peñasco, su hermano y periodista de radio Pachaqamasa, fueron víctimas de la inseguridad ciudadana en El Alto. Perecieron la madrugada del sábado acogotados cerca de su domicilio.

Sus cuerpos fueron hallados sin vida y con evidencias de haber sido asfixiados a tres cuadras de su domicilio en la zona Franz Tamayo, en el Distrito Municipal 4. “Mis hermanos salieron el sábado muy temprano, pero no supimos de ellos hasta hoy (ayer) por la mañana”, relató Marcelino Peñasco, hermano mayor.

“Que se aclare”, dijo entre sollozos el padre de las víctimas, Mariano Peñasco Tito, mientras esperaba, la tarde de ayer, retirar los cuerpos de la morgue de

la zona de Miraflores en La Paz, donde sus parientes los reconocieron después de buscarlos dos días.

El médico forense Jorge Melgarejo determinó que ambos fueron asesinados por estrangulamiento. “El varón tienen más golpes que la mujer, quizás haya intentado defenderse y a su hermana, pero la causa de la muerte es por asfixia a causa de estrangulamiento”.

Versión. Don Mariano dijo que llegó con Cristina Layme, su esposa y madre de las víctimas, el Martes de Ch’alla para estar junto con sus hijos y luego retornar a su lugar de origen, San Pedro de Tana, en la localidad Jesús de Machaca de la provincia Ingavi.

“Yo los he dejado bien, felices porque hemos compartido mucho, hemos hablado, pero luego me entero que los han matado, cómo puede ser que pierda dos hijos en un segundo, cómo...”, se preguntaba desconsolado.

El hermano mayor, Marcelino, dijo que fue el último que los vio con vida, la noche del viernes cuando compartieron en su domicilio. Al día siguiente, él les llamó, pero no contestaron. “Me preocupé, escuchamos la radio y ninguno de los dos salía al aire, luego decidimos buscarlos y los encontramos en la morgue. Exijo justicia”.

El mayor Oswaldo Fuentes, jefe de la División Homicidios, de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), comentó que ambos asesinatos pueden tener relación con una de las dos bandas de cogoteros aprehendidas el sábado.

“Nada está descartado, esto se debe investigar. Por el modus operandi puede ser que estos sujetos (cogoteros) hayan sido los autores, pero no se encontraron pertenencias de los periodistas entre lo incautado”.

Agregó que las víctimas pudieron haber abordado un minibús o una vagoneta. El sábado 25 de febrero, la FELCC alteña aprendió a dos grupos de cogoteros, uno de ellos estaba liderado por una mujer, Tania Sandoval; el otro de cinco integrantes poseía dinamita.

El comandante de la Policía alteña, Édgar Carrasco, declaró: “No se descarta que además de ser cogoteros se dedicaran a otras actividades delictivas, porque se decomisaron llaves, alicates y otros instrumentos”.

En menos de un mes, la Policía desbarató tres bandas en El Alto. El 15 de febrero cayó una de cogoteros liderada por Julio Edwin Valdez Campos, alias Cumbayo o El Negro, acusado de 69 asesinatos cometidos entre 2011 y enero de 2012.

Ambos Salieron a trabajar

Según la FELCC, los hermanos Peñasco habrían salido a realizar cobertura periodística. “Siempre estaban juntos porque eran del mismo gremio, pero todo esto está en investigación”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia