Ciudades

En junio se licitarán 14 Barrios de Verdad que calificaron en 2009

El programa municipal tomó medidas para reducir el proceso, pero hay factores que están fuera de su control, como el consenso vecinal o la falta de empresas interesadas.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

00:17 / 01 de junio de 2014

De 23 vecindarios que ganaron el concurso Barrios de Verdad 2009 —sexta y séptima versiones—, siete están en ejecución y serán entregados este año y dos en 2015 (cinco y seis años después), y los proyectos de 14 serán licitados en junio, se informó en la Alcaldía de La Paz. 

Los proyectos en ejecución son Calamarca Inca Llojeta, Pasankeri Norte Antofagasta, Central Alto Tacagua, Sector Guardia Alto Pampahasi, Alto Kupini, Alto Munaypata Sector Mirador, La Merced Sector B, Villa San Martín Sector Quispe y Villa San Martín Vicente Poma. Los siete primeros serán entregados este año y los dos últimos, la próxima gestión.

Para los barrios Alto Chamoco Chico, Panticirca Bajo, Urbanización 3 de Mayo, San Lorenzo, Villa Salomé Sector Antena Entel, Alto Inca Llojeta, Bajo Llojeta, Bajo Norte Pasankeri, Final Cuarto Centenario, Alto Santiago de Lacaya D-2, Alto San Isidro, Villa Litoral, Santa Fe de Khessini y la Urbanización Mirador Virgen de Copacabana, la publicación de las licitaciones se efectuará este mes. 

Detalle. Juan Carlos Ribero, coordinador general del programa Barrios y Comunidades de Verdad, dijo que el tiempo que transcurre desde que se gana el concurso hasta la entrega de la obra depende de tres factores.

Primero, el tiempo que le toma al  Gobierno nacional la certificación de documentos para el registro del inicio de operaciones; los ajustes a los proyectos, que estaban a cargo de una empresa externa; y la búsqueda de consenso entre los beneficiarios.

Para evitar que la ejecución —desde que se gana el concurso hasta que se entrega la obra— se dilate, en el octavo (2011) y el noveno (2012) concursos se inició un relacionamiento más fluido con el Ejecutivo y se creó una Gerencia por Resultados, que se encarga de todo el proyecto a diseño final, TESA (estudio integral Técnico Económico, Social y Ambiental).

“Hasta la sexta y séptima convocatorias se contrataba una empresa externa. Ellos hacían la preinversión, proyectos a diseño final; pero el problema que teníamos era que terminaban los proyectos y cualquier ajuste, complementación o cambio era difícil de realizar”, sostuvo Ribero.

Actualmente, entre la entrega del proyecto a diseño final y el inicio del proceso de licitación, se deben efectuar cinco trámites. Éstos son: priorización de proyectos y asignación de financiamiento por el Gobierno central, firma del contrato de préstamo entre el Ejecutivo y el financiador, aprobación del contrato de préstamo en la Asamblea Legislativa Plurinacional, aprobación y firma del convenio entre el Órgano Ejecutivo y la Alcaldía, y la inscripción de los recursos en el Programa Operativo Anual y en el presupuesto que deben efectuar el Ministerio de Planificación del Desarrollo y la municipalidad.

Ximena Lazcano, encargada de prensa del programa, a través de un correo electrónico, aseguró que la intervención de Barrios de Verdad no demora más de dos años desde la conclusión del TESA hasta la convocatoria pública. 

“Este tiempo es variable ya que no depende del Gobierno Municipal, sino de la priorización del Gobierno central en el trámite de financiamiento. Con estos datos queda desvirtuada la versión de que el programa demora cinco años en ingresar a ejecutar los proyectos”, señaló.

El programa Barrios y Comunidades de Verdad nació en 2005 y lanzó el primer concurso ese mismo año. Desde entonces hasta la fecha emitió nueve convocatorias y transformó 69 barrios y cuatro comunidades.

Los dos últimos en ser entregados —diciembre de 2013— fueron Alto La Merced A-2 (68) y Tijini (69), que ganaron la convocatoria del cuarto concurso en diciembre de 2006, es decir que el proceso tomó siete años. Obispo Bosque (67) y San Francisco Quinto Sector, ganadores de la quinta convocatoria de mayo de 2007, fueron entregados en diciembre y octubre del año pasado, respectivamente, seis años después. En estos cuatro casos hubo problemas puntuales con las empresas encargadas de su ejecución y se tuvo que rescindir contratos.

En la licitación que saldrá en junio, después de la adjudicación, los contratistas tendrán entre 280 a 320 días calendario para acabar las obras.

La búsqueda de consenso entre los vecinos también toma su tiempo. “Todos deciden qué obras quieren que ejecutemos. Luego, nosotros hacemos un proyecto de preinversión en borrador, que es entregado a los vecinos, quienes deben aprobarlo en asamblea, para realizar posteriormente el diseño final. Este procedimiento toma al menos un año y puede tardar más cuando no hay consenso”, explicó Ribero.

Los ajustes, antes a cargo de una consultora independiente, ahora son efectuados por una Gerencia de Proyectos, que redujo en 50% el tiempo que tomaba hacer ajustes, es decir de tres años a año y medio, añadió.

Meta. Este año también se prevé entregar la mejora integral de los barrios Max Fernández, Alto Las Delicias (cuarto concurso), Valle Pacasa, Urbanización Llanos, Cotahuma Tembladerani Bajo, Santa Fe Constructores, 1° de Mayo Constructores (quinto concurso). En los primeros casos hubo rescisión de contrato y en los últimos tres, la licitación se declaró desierta por falta de interesados.

Con la conclusión de esta partida se llegará a la meta de 100 barrios mejorados de los 300 que deben ser intervenidos en el municipio. Ribero indicó que para los 12 vecindarios que ganaron  el octavo concurso —que se lanzó en 2011— el proceso se halla en la fase de certificación de recursos.

“En 2013 hemos recibido el Certificado de Registro de Inicio de Operaciones de Crédito Público —que certifica que la Alcaldía es sujeto de crédito— del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, que eleva una nota a la ministra de Planificación, Viviana Caro, para que se puedan iniciar las gestiones de financiamiento”.  Sobre los ganadores del noveno concurso, 2012, que benefició a 24 barrios, aún se realizan los procesos de coordinación con los vecinos para concluir los proyectos a diseño final y luego iniciar los trámites ante el Gobierno nacional.

Objetivos de este programa

El programa municipal Barrios y Comunidades de Verdad busca mejorar las condiciones de vida de la población, atendiendo a aquellos que se encuentran en condiciones de precariedad. La mayoría de las intervenciones se hicieron en las laderas de La Paz.

Mejoró calidad de vida de 57.025 vecinos

El programa equipó con sanitarios a 4.960 viviendas de la ciudad

En nueve años, el Gobierno Municipal de La Paz, a través del programa Barrios y Comunidades de Verdad —reconocido por el Banco Interamericano de Desarrollo,  “exportado” a Guatemala y emulado por El Alto— invirtió $us 40,8 millones (Bs 281,5 millones) en el mejoramiento de 69 barrios.

De ese monto, $us 9,4 millones (Bs  65,5 millones) corresponden a recursos propios y  $us 3,1 millones (Bs 215,9 millones) al financiamiento externo.  El objetivo del programa es enfrentar la marginalidad urbana mediante intervenciones integrales de desarrollo barrial.

“Hemos entregado 67 barrios  y  57.025 habitantes mejoraron su calidad de vida en La Paz”, destacó el coordinador general del programa, Juan Carlos Ribero.

Los vecindarios que se presentaron a los concursos Barrios de Verdad, que nació en 2005, se beneficiaron con la regularización del derecho propietario, la edificación de casas comunales, la construcción y dotación de materiales para la instalación de servicios higiénicos, entre otros.

“Lo que hacemos es dotarles de forma gratuita de materiales como cañerías, codos, teflones, lavamanos, duchas, jaboneras, portapapeles, por ejemplo”, explicó Ribero.

Más de 4.960 viviendas tienen baterías sanitarias, que previenen la generación de riesgos, aunque el programa, dependiendo del área, también realiza obras de estabilización del suelo, como  muros de contención.

En las casas comunales construidas, punto de concentración de mujeres, jóvenes y niños, los beneficiarios reciben capacitación para encarar diversos proyectos en coordinación con la Oficialía Mayor de Desarrollo Humano  y la de Promoción Económica. Por ejemplo, medio centenar de mujeres de Villa Salomé sector Caja Nacional de Salud “se graduaron” en repostería y panadería dentro del plan de emprendimientos productivos impulsado por la Alcaldía.

Las vías vehiculares y peatonales, generalmente de tierra, fueron reemplazadas con empedrados, se construyeron cordones de acera, cunetas, sumideros y sistemas de drenaje pluvial. También se edificaron centros infantiles, canchas, parques y otros.

El programa también concretó cuatro Comunidades de Verdad, el objetivo es mejorar las condiciones de vida de las poblaciones rurales del municipio de La Paz y apuntalar sus capacidades productivas, con la construcción de establos, carpas y otros.

Hasta la fecha se beneficiaron Alto Chucura, Palcoma y Chacaltaya Pantini. Las próximas en ser  beneficiadas son: Lorocota y Monte Verde, Cheka Chinchaya y Valle de Ánimas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia