Ciudades

Las ladrilleras de Viacha dejan residuos que dañan los suelos

Canteras. En sectores donde hay ladrillo molido desaparecen las áreas de vegetación

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:00 / 26 de diciembre de 2015

Las ladrilleras establecidas en la localidad de Viacha generan daños a los suelos e impiden que puedan ser reutilizados en labores agrícolas. En las canteras, que son abandonadas luego de los trabajos, queda una importante cantidad de escombros.

El presidente del Concejo Municipal de Viacha, Héctor Calle, explicó que no es la única afectación; detalló que estas factorías bombean agua sin que exista control. Tampoco hay un pago por el uso y explotación de los recursos naturales del municipio.

 “Para hacer este tipo de explotación del suelo van a las comunidades y dejan hoyos grandes e inmensos en las canteras y no es fácil reutilizar este suelo”, explicó el representante edil.

Viacha, ubicada en la provincia Ingavi, es una ciudad intermedia ubicada a 22 kilómetros de La Paz y muy vinculada con El Alto.

Escombros. En la carretera que une a El Alto con Viacha se puede observar varios sectores que están llenos de escombros de ladrillos destruidos y en cercanías de la fábrica de cemento se ven algunas canteras con escombros.

Existen tres tipos de hornos donde se hace la cocción de ladrillos: a gas, los rústicos de ladrillo refractario y a combustión, que funcionan con carburantes.De acuerdo con la información obtenida en la Alcaldía de Viacha, en este municipio existen registradas 75 ladrilleras legales. Mientras que hay un cálculo aproximado de al menos 15 que trabajan de forma ilegal o clandestina.

La alta demanda que genera el sector de la construcción en las urbes de La Paz y El Alto generó un incremento en el número de factorías. Hace una década había al menos 45 de este tipo de negocios, entre legales e ilegales en Viacha.

“La calidad de los ladrillos no varía mucho uno de otro, hay algunas de menor calidad, pero se está viendo que hay buenos productos acabados”, dijo Eleuterio Mamani, quien trabaja como albañil desde hace 12 años.

Las ladrilleras extraen como materia prima, tierra, arcilla y agua esencialmente, luego llevan este producto en volquetas hasta los hornos para la producción.

“Los de gas y de ladrillo refractario son los menos contaminantes para el aire, pero el que utiliza algún carburante es obviamente el más dañino”, explicó Mamani.

Para la textura y el color del ladrillo se utiliza grafito, un mineral compuesto básicamente de carbono, que deja como residuo grandes cantidades de hollín.Estudios de Swisscontact revelan que en un horno con capacidad de producir 18.000 ladrillos al mes se usan unos 180 quintales de aserrín y 30 quintales de leña que al quemarse contaminan el medio ambiente por el uso de dióxido de carbón (CO2).

En el recorrido realizado en Viacha, se observó también la cantidad de canteras abiertas por maquinaria pesada, y en muchas de ellas solo se ven ladrillos molidos o que salieron mal en la cocción y fueron desechados por funcionarios de las ladrilleras que trabajan en la zona.

Se incrementa la demanda para el transporte pesado

La demanda de servicio de transporte pesado crece cada año en Viacha, según el presidente del Concejo Municipal, Héctor Calle. Esto se debe a la presencia de empresas que requieren trasladar material y productos.

“Todos ya conocen la fábrica de cemento, pero hay otras fábricas: de ladrillos, de bebidas, entre otros productos, que requieren ese traslado”, dijo.

Calle aseguró que es normal ver a lo largo de la carretera El Alto-Viacha una gran afluencia de tractores y sobre todo de camiones.

“También hay tractores que realizan las excavaciones en las canteras, a poco más de tres kilómetros del centro de la ciudad”.

Acotó que el paso de maquinaria pesada por las carreteras y algunas calles de Viacha deteriora las vías.

Según Manuel López, quien trabaja con un camión cerca de Viacha, su faena es una buena opción para generar ingresos económicos. Sin embargo, reconoció que hay una creciente competencia en el rubro.

Los camiones y volquetas cumplen la función de trasladar la materia prima hacia los hornos, luego los ladrillos hacia los puntos de venta, además de deshacerse de residuos.

Se creará una norma de control

SuelosEl presidente del Concejo Municipal de Viacha, Héctor Calle, dijo que se creará una norma edil para controlar el uso y abuso de la materia prima.

PedidoPidió que las empresas ladrilleras ayuden a recuperar los suelos con la plantación de árboles u otro tipo de vegetación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia