Ciudades

63% de locales de fiesta de 4 distritos en El Alto son ilegales

En los distritos municipales 2, 3, 8 y 12 existen 67 locales autorizados, pero 40 funcionan sin permiso. Algunos están incluso cerca de unidades educativas

La Razón / Miguel Rivas - El Alto

00:00 / 01 de octubre de 2012

La Unidad de Recaudaciones de la Alcaldía de El Alto identificó que el 63% de los locales de fiesta en los distritos 2, 3, 8 y 12 son ilegales. Identificó  67 establecimientos de diversión con licencia de funcionamiento y otros 40 clandestinos.

Además, en un recorrido realizado por la Unidad de Fiscalización de la Alcaldía y La Razón, en los mismos cuatros distritos, se comprobó que el 71% de ellos carecía de permiso para operar. De siete locales de fiesta visitados, cinco no tenían autorización municipal para atender al público.

Según la Unidad de Actividad Económica de la Dirección de Recaudaciones de la Alcaldía, en esta ciudad existen sólo 110 locales con licencia de funcionamiento y que están clasificados por zonas comerciales: A para las zonas céntricas y avenidas, B para lugares cercanos al centro urbano y C para las más alejadas.

Pero en esta urbe funcionan muchos más que esa cantidad. La Unidad de Fiscalización de la Alcaldía, por ejemplo, dijo que sólo en los cuatro distritos funcionan 107 espacios para fiestas.

“En los cuatro distritos hay un total de 67 locales inscritos y otros 40 identificados como ilegales porque no presentaron su documentación o papeles al día. Algunos incluso no quisieron abrir sus puertas al ver que éramos de la Alcaldía, por lo que presumimos que trabajan irregularmente”, explicó Jaime Villalobos, responsable del área de Fiscalización de la Unidad de Recaudaciones.Salón. En el recorrido realizado por la Unidad de Fiscalización y La Razón se encontraron, además de la falta de permiso para trabajar, otra serie de irregularidades. El primer local visitado, Flor de mi Tierra, de 200 metros cuadrados y con una capacidad para entre 150 Y 200 personas, no contaba con la documentación al día, le faltaba el pago de impuestos y carecía de permiso de funcionamiento renovado.

Al revisar el lugar, se pudo ver que se hallaba en buenas condiciones de mantenimiento, el piso limpio, lo mismo que los baños y las ventanas. De los siete locales visitados, uno, el Inti Palace, se encontraba ubicado al frente de una guardería infantil, a menos de 200 metros de una parroquia y colindaba con un colegio en la zona Santiago II. Estas colindancias son ilegales, puesto que la norma municipal señala que estos sitios de venta de alcohol deben ubicarse a más de 300 metros de los centros educativos y de salud.Corte. Sobre la avenida Bolivia, se encontró que las personas que alquilaron el local Bolivian Palace no sólo ocupaban esos ambientes sino toda la arteria, la que habían cerrado al tráfico vehicular colocando sus taxis y trufis del sindicato Móvil Bolivia de manera transversal.

Los vecinos y choferes estaban molestos por este conflicto. Los dueños de este salón no permitieron a este medio de comunicación que ingrese en su interior.

Los funcionarios ediles indicaron, luego de la inspección, que éstos no presentaron las boletas municipales de funcionamiento. Vecinos de Santiago II dijeron que el salón de eventos Imperio trabaja desde hace tres años, pero que la propietaria del inmueble, Amalia Z., aseveró que su licencia de operación aún estaba en trámite en las oficinas de la Alcaldía. Villalobos explicó que ése es el mecanismo en el que se escudan los propietarios de sitios de alquiler para funcionar ilegalmente.

En el recorrido, también se evidenció que existe una dura competencia entre propietarios de locales. En cada sitio visitado, éstos decían que las autoridades deberían inspeccionar el que está cerca de ellos, y viceversa, e indicaban que aquél incumplía una serie de normas.

No existen salidas de emergencia

AccesosLos salones no cuentan con puertas de emergencia y los accesos son portones grandes que no protegen del frío a los invitados. OperativosHasta la fecha no se hicieron operativos para controlar el ruido emitido en estos sitios.Sin normaNo existe una reglamentación específica para el control y funcionamiento de locales y salones de fiestas.

Vecinos se quejan del ruido

En inmediaciones de los siete locales visitados por la Unidad de Fiscalización de la Alcaldía y La Razón, los vecinos solicitaron un mayor control del ruido y de las peleas dentro y fuera de los salones cuando se llevan a cabo eventos sociales.

Agustín Peña, vecino de Santiago II, quien vive a una cuadra del local Lucerito, mencionó que la música de las orquestas y amplificaciones no la deja dormir a su familia los fines de semana. “Hay días en que mi esposa, mis hijas o nietos están indispuestos y la bulla nos pone peor”.

Los vecinos pidieron que se hagan controles de los decibeles que emiten los locales durante los eventos festivos.“Al ser lugares cerrados existe mayor impacto del ruido y se expande hasta tres cuadras”, mencionó Teodoro Chura, que vive a tres casas del salón Nueva Generación.

Las peleas después o durante las fiestas también son una preocupación. “Lo que yo pido es que se hagan recorridos mientras dure una fiesta. Hay que ver cómo se pelean, o salen a la calle ebrios y se hacen asaltar; escuchamos gritos, golpes e incluso los jóvenes ven obscenidades”, mencionó María Cabrera, vecina de Santiago II.

Los vecinos pidieron que la Alcaldía verifique las condiciones en las que se atiende durante una fiesta, los pisos son resbalosos, los baños sucios, la atención es deficiente y algunos locales son fríos.

Las autoridades municipales anunciaron que se coordinarán controles a partir de estas denuncias.

Existe un promedio de 100 salones por distrito

Los legales son sólo 191, incluidos locales de fiestas y salones de eventosLa Dirección de Recaudaciones de la Alcaldía de El Alto tiene un registro de 110 locales de fiesta y 81 salones de eventos sociales. Los segundos, además de ser utilizados para fiestas, sirven para seminarios, talleres y reuniones ejecutivas.

El jefe de la Unidad de Actividades Económicas, René Durán, admitió sin embargo que esos datos no están actualizados. “Tenemos que trabajar en el tema, se está haciendo un recorrido por los distritos y tendremos una actualización de datos”.

Según estimaciones de las autoridades municipales, en cada distrito funciona un promedio de 100 salones de fiestas, lo que hace un número de 1.000 en los 10 distritos urbanos.

Durán manifestó que también se realizarán operativos multidisciplinarios, es decir con la participación de otras unidades municipales como la Intendencia, Recaudaciones, Sanidad, Defensoría de la Niñez, entre otras, una vez que se obtengan los datos finales de la cantidad de locales.

El responsable de Fiscalización de Recaudaciones, Jaime Villalobos, informó que se hará un mapeo de la ubicación de los salones de eventos. “Con el mapa, los nombres y las características, será mucho más fácil poder controlarlos”, destacó la autoridad,

Los funcionarios no precisaron la fecha en que se tendrán esos datos generales.

Dueños dicen que es buen negocio

Los salones de eventos cobran entre 800 y 4.000 bolivianos por sesiónUn local de fiestas cobra montos que varían de acuerdo al evento y a las características del establecimiento. Por acontecimiento existen precios que oscilan entre 800, 2.000 bolivianos, e incluso 4.000 bolivianos, según los dueños de estos sitios.

La propietaria del local Flor de mi Tierra, Concepción Suzaño, mencionó que para una fiesta de 15 años cobra 800 bolivianos, lo mismo que para un cumpleaños infantil e incluso para una reunión. “Esto se debe a que no existe mayor riesgo para las cosas que tenemos, las sillas, las ventanas, los baños. En un evento mayor, existe consumo de bebidas alcohólicas y algunas personas cuando están mareadas, a veces, hacen destrozos”, explicó Expansión. El secretario de Actas de la Asociación sector sur de locales del Distrito 2, Constantino Pinto, dijo que en la ciudad de El Alto existe una proliferación de locales debido a que éstos son una buena inversión. Dijo que su agremiación cumple con todas las obligaciones legales.

“Lo que reprochamos es que algunas personas ganen dinero fácil, sin trámites ni tributación al municipio”, manifestó.Para Pinto, la expansión ilegal ha provocado una baja en los ingresos económicos de los locales legalmente establecidos.

El responsable de Fiscalización de la Dirección de Recaudaciones de la Alcaldía, Jaime Villalobos, indicó también que estos locales perciben “ingresos considerables”. Además del alquiler, los administradores ofrecen servicios extras como la venta de cerveza, bebidas, atención de garzones, meseras, mantelería, repostería, amplificación e incluso coordinan con grupos y la contratación de vehículos en caso de matrimonio.

A la semana, un local puede tener como mínimo un contrato y un máximo de cuatro, entre jueves y domingo; en fechas de prestes y aniversarios de zona, incluso atienden lunes.

El señor Freddy Hernani, propietario del salón de eventos Latino, que tiene el local desde hace 12 años, dijo que sacó adelante a su familia gracias a este negocio. “Todo está en la forma en que uno se organice, la forma de atención y, además, cómo se ofrezca a la clientela interesada el alquiler del espacio”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia