Ciudades

En 2 meses, ejecución de EPSAS en inversión sube del 6% al 17%

Andrés Zegada, interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), asegura que en este tiempo la administración de la firma ganó eficiencia

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

00:00 / 02 de junio de 2013

Entre abril y mayo, la Empresa Pública Social de Agua y Sanea-miento (EPSAS) ejecutó Bs 14,7 millones (18%) de su presupuesto de inversiones, casi el triple de lo registrado entre enero y marzo con Bs 5 millones (6%), de un total de Bs 84,9 millones.

El interventor de la firma, Andrés Zegada, quien proporcionó la información, salió por primera vez a la luz pública, tras la intervención efectuada el 1 de abril, para dar a conocer la situación en la que se encuentra EPSAS y los ajustes efectuados en la compañía para mejorar su eficiencia.

La firma suministra agua potable a las ciudades de La Paz y El Alto, y tiene el reto de transformarse en seis meses en la Empresa Metropolitana Andina, que prestará el servicio también a otros cinco municipios del departamento de La Paz.

“En este corto tiempo apuntamos a agilizar las inversiones para dar solución a los problemas que, en su momento, cuestionó la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS)”, sostuvo.

De los Bs 14,7 millones, Bs 4,2 millones se destinaron a estructura, Bs 2,1 millones a otras inversiones, Bs 730.659 a la renovación y mejoramiento, y Bs 5,9 a ampliaciones de redes de agua.

La AAPS revocó la Autorización Transitoria Especial de EPSAS —Resolución Administrativa AAPS/244/2013— debido a que el servicio estaba en riesgo por la falta de inversiones y “una gestión técnica y administrativa ineficiente”. Ajustes. A dos meses de la intervención, Zegada dijo que la situación de la compañía mejoró, porque se determinó simplificar el proceso de contrataciones, que antes pasaba por diferentes instancias. Ahora todo se centra en una sola oficina. Con ello, los procesos que tardaban casi un año, duran sólo un mes.

“Se reestructuró la empresa en el ámbito administrativo. Antes la Gerencia Técnica manejaba una cantidad muy grande de actividades. Ahora se la dividió en dos: Técnica y de Operaciones. La primera planifica la gestión y la segunda se encarga de las emergencias”, señaló. Además, cada área administrativa fue replanteada y se le fijó objetivos, a los que se les hará un seguimiento periódico, lo que ayudará a evaluar si la estructura es la adecuada.

Según Zegada, en los primeros tres meses del año, el promedio de las recaudaciones era de Bs 18 millones, pero en abril se incrementó a Bs 20 millones. En el marco de la simplificación de contrataciones, se realizaron adjudicaciones para la dotación de insumos y materiales e indumentaria adecuada destinada a los trabajadores.

También se compró un carro vacuum para destapar alcantarillados y una retroexcavadora.

Zegada explicó que cuando se hizo cargo de la empresa halló que varios proyectos no habían sido cerrados, pese a que fueron ejecutados. Además, observó que  de enero a marzo no se hizo un adecuado control de calidad del agua potable en el laboratorio.

“Hemos acelerado procesos de cierre y logramos recuperar Bs 17,5 millones de remanentes. Respecto a los problemas en laboratorio, detectamos que alguien no realizó su trabajo e hicimos ajustes”.

Para definir la situación real de EPSAS, se hará una auditoría especial que analizará los aspectos  económico, administrativo y financiero. La convocatoria saldrá esta semana y se prevé que el proceso tome tres o cuatro meses.

Zanjas abiertas bajaron en promedio de 250 a 30

Las zanjas abiertas por la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) para reparar la red de alcantarillado o de agua potable en la ciudad de La Paz, se redujeron en promedio de 250 a 30, informó el interventor de la firma, Andrés Zegada.

“Logramos un acuerdo con la Empresa Municipal de Vías (Emavías), que es la que nos apoya con los bacheos, para que realice el sellado semanal de estos trabajos de emergencia”, explicó.

Según datos de EPSAS, entre los meses de febrero y marzo se dejaron en promedio hasta 250 zanjas  abiertas y abandonadas en la ciudad, hecho cuestionado por la Alcaldía de La Paz por el peligro que implicaba para los peatones y vehículos que circulan en las vías, pero también por el daño al ornato público. Rapidez. Respecto a la atención de reclamos y demandas vecinales, Zegada dijo que los técnicos de la empresa tardan aproximadamente 17 horas para dar solución a un problema concreto, tiempo que se redujo en comparación con las 28 horas que tomará resolver uno en marzo de 2013, por ejemplo.

La firma recibe en sus teléfonos de emergencia cerca de 60 demandas diarias, de las cuales atiende en la jornada 52 (86%), cantidad que se elevó tras la intervención, ya que antes se atendían unas 40.

La estación de Hampaturi será cambiada

La estructura, que tiene grietas, fue revestida con una geomembranaLa Estación Interruptora de Presión (EIP) de Hampaturi, que tiene grietas de hasta cinco centímetros por estar situada en un suelo inestable, será reemplazada en los próximos meses, anunció Enrique Montero, gerente Técnico de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS).

“En estos dos meses de intervención se impulsó el diseño de un nuevo tanque que reemplazará al que se encuentra en Hampaturi (y estará ubicado) en un sitio más estable y seguro. El proyecto es trabajado por una consultora”, explicó.

En diciembre de 2012, el  Diagnóstico de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado     —elaborado para el Gobierno Municipal de La Paz por Víctor Rico, exgerente general de EPSAS— alertó sobre la necesidad de reubicar la EIP, que entró en operación hace 15 años.

El 30 de noviembre, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS) emitió la Resolución Administrativa Regulatoria 50/2012, que detalla 16 anomalías en las áreas de infraestructura, administrativa, financiera-comercial y técnica de la empresa pública, intervenida el 1 de abril. Entre las observaciones a la infraestructura alertó del riesgo de colapso de la EIP.

Según Montero, el tanque todavía tiene un revestimiento de geomembrana y una comisión de técnicos de otra consultora efectuó una evaluación estructural del tanque y ratificó la existencia de grietas. Sin embargo, ello no significa que la estructura —de 20 por 20 metros y que tiene una altura de tres metros— colapse en el corto plazo.  

“Esperamos iniciar la ejecución de las obras civiles en esta gestión para terminarla hasta  fin de año. La estructura también requiere de accesorios que se deben importar y buscamos acelerar esos tiempos”, apuntó el Gerente Técnico de EPSAS.

La provisión de agua está garantizada

El embalse de las cinco represas que abastecen a los sistemas de La Paz y El Alto está por encima del 80%, lo que garantiza la provisión del líquido durante la época de estiaje, informó el gerente Técnico de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), Enrique Montero.

“Con el nivel de almacenamiento que tenemos podemos garantizar que no nos va a faltar agua en la presente gestión. La época seca más dura se produce en octubre, noviembre y principios de diciembre; pero con una adecuada administración de los embalses, se asegura la dotación de agua”, explicó el directivo.

La represa Tuni Condoriri, que provee a La Paz y El Alto, está al 90% de su capacidad. La de Milluni, que abastece el sistema Achachicala y Centro, al 88%. Los depósitos de Incachaca y Hampaturi, que alimentan a la red de Pampahasi, tienen 82%, y hay rebalse en Ajuancota.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia