Ciudades

Hasta mitigar el riesgo, no harán Barrios de Verdad en esas áreas

Las nuevas reglas para Barrios de Verdad rigen desde la novena convocatoria, que se lanzó recién este año. Con el megadeslizamiento desaparecieron dos de estas áreas.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

00:28 / 01 de abril de 2012

Desde la novena convocatoria, enero de 2012, el programa Barrios y Comunidades de Verdad toma en cuenta el Mapa de Riesgos para calificar a los ganadores. Una superposición del mapa con los barrios mejorados reveló que sólo Jokoni se encuentra en área de alto riesgo.

De los 53 proyectos concluidos, dos desaparecieron en el megadeslizamiento de febrero de 2011. Se trata de Kupini II y Valle de las Flores     —cuya construcción se inició el 3 de septiembre de 2006 y fueron entregados en 2007— en los que se invirtió más de Bs 6 millones.

Tras el desastre y luego de la elaboración del Mapa de Riesgos 2011, se evidenció que Jokoni quedó en un área de riesgo, por lo que está en constante monitoreo.

“Justamente para que no se pongan en riesgo las inversiones que se destinan a los Barrios de Verdad, hemos definido un procedimiento para llamar al concurso. Los barrios presentan sus solicitudes y se analiza su ubicación según el mapa de riesgos, estudio que no teníamos antes”, explicó el coordinador general del programa, Juan Carlos Rivero.

“Todos los barrios tienen su archivo y sabemos en qué tipo de suelo fueron edificados. Con el mapa tenemos mayor precisión y cuando se detecta riesgo, (los barrios concursantes) no pasan a una segunda instancia de selección”, precisó Néstor Goytia, gerente del programa“Esto no significa que no vayamos a intervenir, sólo se suspenden las intervenciones hasta que se mitigue el riesgo y eso se trabaja directamente con la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR)”, añadió.

 El programa comenzó a ser ejecutado en 2005 y hasta la fecha ha concluido 53 proyectos. Según Rivero, para mejorar esos barrios se trabajó con el mapa de riesgos 2004, que como tenía falencias, obligó a hacer  estudios de suelos en laboratorio.

“Durante todos estos años hemos tomado en cuenta diversos tipos de indicadores para realizar la inversión en los Barrios de Verdad, como la cantidad de habitantes por superficie, condiciones de pobreza, estado de suelos, por ejemplo. Ahora estamos trabajando en función del mapa de riesgos”, remarcó Rivero.

El funcionario edil aclaró que aunque los Barrios de Verdad concluidos llevan los nombres de las Organizaciones Territoriales de Base (OTB), los trabajos no se ejecutan en toda la extensión de ese territorio.

“Hay áreas que tienen suelos en alto riesgo y en riesgo moderado, entonces los trabajos se realizan en los suelos estables. El área que no está en sitio seguro se deja para el análisis, y, en estos casos, hace su intervención la DEGIR para realizar obras estructurantes que mitiguen el riesgo”.

El Coordinador General del Programa recordó que Barrios de Verdad está dirigido a mejorar la calidad de vida de los vecinos que viven en áreas periurbanas, por lo mismo, no podría negar su apoyo con infraestructura o diversos tipos de trabajos.

“Tampoco podemos descartar todo el barrio, porque no todo el sector de un determinado sitio está en riesgo”, enfatizó.

Según este programa municipal, en La Paz existen alrededor de 600 barrios, de los cuales al menos la mitad requiere intervención y está en áreas que tienen suelos en riesgo.

El primer Barrio de Verdad que se entregó en La Paz fue el de Alto Tacagua Sector 1, en mayo de 2006, tras un año de ejecución de diversas obras, previo un estudio de la zona.

De los 53 Barrios de Verdad concluidos, los primeros 13 se hicieron con base en un trabajo de emergencia, porque era necesaria una inmediata intervención en las zonas por las pésimas condiciones de vida que existían en esos sitios, recordó Rivero.

Las áreas beneficiadas fueron Alto Tacagua Sector 1; 23 de Marzo, La Hoyada; Túpac Amaru; Rosasani; Huacataqui; Bartolina Sisa, La Lengüeta; Faro Murillo; Kenanipata; San Juan, Alto Tembladerani (parte alta, parte baja y parte final) y San Juan de Cotahuma, de los macrodistritos Cotahuma y Max Paredes.

En un recorrido que realizó La Razón por Alto Tacagua, 23 de Marzo y Kenanipata, observó que las estructuras están aparentemente firmes, aunque perdieron los llamativos colores de su inauguración, hace cuatro años.

“Se presentaron hundimientos y se tapó el alcantarillado, pero la Alcaldía ha venido a arreglar. Además, entre vecinos hacemos todo lo posible para mantenerlo en buen estado”, comentó, Rosa Villca, vecina de Alto Tacagua, quien vive ahí 25 años.

Aurelio Gómez, de 23 de Marzo, señaló que se ha trabajado mucho con los vecinos para detectar posibles problemas a tiempo. “Han perdido el color algunas obras, pero en general el cemento se está manteniendo”, señaló el vecino.

La Razón también visitó Jokoni, que está ubicado al lado del área del megadeslizamiento, donde observó que las infraestructuras se mantienen en buen estado, aunque igual de descoloridas y un poco abandonadas por el estado de fachadas y parques.

Néstor Goytia, el gerente del programa, reconoció que en los Barrios de Verdad existen problemas, pues éstos no están exentos de amenazas externas, aunque destacó que en ningún caso se reportó hasta la fecha problemas de magnitud.

En criterio de Rivero, el mantenimiento de un Barrio de Verdad también depende de los mismos vecinos, quienes deben estar alertas ante cualquier posible amenaza.

“Por eso hacemos mucho énfasis en el mantenimiento y conservación. Existen factores externos, como las lluvias, cañerías de agua mal conectadas, deterioro del sistema de alcantarillado o las modificaciones en vetas de vertientes, por eso realizamos constantemente obras preventivas”.

El 16 de febrero de 2012,  la caída de un muro de contención —que provocó la muerte de tres miembros de una familia—, puso en duda la seguridad de las obras, pues el sitio donde ocurrió la desgracia, Achachicala II, era un Barrio de Verdad.

La Alcaldía atribuyó el hecho a la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) de la mala construcción del muro realizado por el desaparecido programa Propais, a las aguas subterráneas, materiales de relleno saturados, y servicios básicos mal construidos y filtraciones de sistema de agua y alcantarillado.

Sin embargo, el concejal opositor Jorge Silva, del Movimiento Al Socialismo (MAS) amenazó al alcalde Luis Revilla con un proceso penal por homicidio culposo e incumplimiento de deberes debido a las muertes que dejó el incidente.

Financiamiento retrasa la ejecución de 47 proyectos  

La entrega de 47 Barrios de Verdad tiene entre dos y cuatro años de retraso debido a la falta de financiamiento para terminar los proyectos.

Según el coordinador general del Programa Barrios de Verdad, Juan Carlos Rivero, cada proyecto demanda una inversión de aproximadamente Bs 5,5 millones y el proceso, desde la convocatoria del concurso hasta la concreción de obras, no debería pasar de dos años.

“Tenemos retraso en la entrega porque ha sido difícil acceder a los recursos. En los últimos días hemos recibido a una delegación del Banco Mundial (BM), y en una reunión conjunta con el Gobierno nacional estamos intentando conseguir el financiamiento”, señaló.

El gerente del programa Barrios de Verdad, Néstor Goytia, explicó que  aparte de los 53 que fueron entregados, hay 24 que están en ejecución, de los cuales nueve corresponden al cuarto concurso (de diciembre de 2006) y 15 a la quinta convocatoria (del 14 de mayo de 2007). Ambas tendrían unos cuatro años de retraso.

“En este caso tenemos la inversión totalmente comprometida”, dijo Goytia, aunque no precisó a cuanto asciende este monto.

De la sexta convocatoria (lanzada el 17 de enero de 2008) hay diez barrios ganadores y de la séptima (de17 de agosto de 2009), 13, que suman 24 para los que se busca un nuevo crédito de entidades financieras. Según Rivero, se requieren unos Bs 129 millones. Con la concreción de estas obras se cumpliría la meta de entregar los primeros 100 Barrios de Verdad, comprometidos por el exalcalde Juan del Granado (MSM).

Para cumplir con el octavo concurso (lanzado el 21 de marzo de 2011), que tiene 12 barrios ganadores, y el noveno (lanzado en enero de 2012), del que saldrán 24 ganadores, todavía se busca financiamiento.

Estos 36 barrios serán los primeros de la gestión del actual alcalde de La Paz, Luis Revilla.

Según Silva, indagación de denuncia se paralizó 

En 2009, el entonces concejal opositor Hernán Paredes (Unidad Nacional) denunció que unos 19 barrios beneficiados por el programa Barrios de Verdad  presentaban rajaduras, hundimientos y deterioro prematuro.

El programa Barrios de Verdad fue creado el 16 de mayo de 2005 a través de la Ordenanza 97, con la finalidad de enfrentar y reducir la marginalidad urbana en zonas de ladera y en comunidades rurales del municipio de La Paz.  

“Se hicieron las construcciones como si se trataran de suelos estables, eso significa que no se realizaron estudios de suelos ni análisis geodinámicos”, dijo entonces Paredes, quien denunció todas las presuntas irregularidades ante el Ministerio de Transparencia.

Sin embargo, a casi tres años, de esta acusación, la investigación quedó en nada. El concejal Jorge Silva, del Movimiento Al Socialismo (MAS), dijo que la Alcaldía no coadyuvó con la entrega de documentos para terminar la investigación que inició Paredes.

“Supuestamente la construcción de los Barrios de Verdad tiene que hacerse previo estudio de suelos, previa aprobación de diseño final, estudio geológico de las áreas dónde se va intervenir, pero dos barrios han desaparecido (Kupini II y Valle de las Flores) y en febrero se ha registrado una desgracia en otro Barrio de Verdad (Achachicala II), con tres muertes. Entonces hay dudas de estos proyectos y queremos aclarar esa situación”, dijo Silva.

Según explicó el legislador opositor, desde el Concejo Municipal se enviaron tres minutas de comunicación al Ejecutivo edil para que envíe toda documentación e información que requiere el Ministerio de Transparencia para terminar las pesquisas.

“Pero parece que hacen oídos sordos, porque no han enviado absolutamente nada y eso nos parece más extraño aún”, señaló.

El gerente del programa, Néstor Goytia, señaló que todos los procedimientos y solicitudes de informe que se pidieron a través del Concejo, fueron atendidos en su debido momento.

“En el caso de la investigación que inició el Ministerio de Transparencia hemos enviado una documentación extensa, la que también hicimos llegar en su momento al exconcejal Paredes”, apuntó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia