Ciudades

Las próximas horas son cruciales para futuro del edificio El Alcázar

Las siguientes horas de monitoreo a las que estará sometido el edificio El Alcázar, evacuado el lunes por riesgo de colapso, son clave para definir el futuro de la estructura. Si no se amplían las fisuras, se podrá trabajar en su estabilización. La Fiscalía abrió una investigación.

Info Alcázar.

Info Alcázar.

La Razón (Edición impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

01:45 / 19 de diciembre de 2012

“Si en estos tres días el monitoreo establece que están avanzando las fisuras, entonces no se va a poder trabajar. Tampoco vamos a dejar que ingrese personal y que arriesgue su  vida.

Para nosotros ese monitoreo es sumamente importante, las cosas materiales son materiales, primero está la vida humana”, declaró ayer a una radio el presidente de la Sociedad Boliviana de Ingenieros (SIB), filial La Paz, Marcelo Badani.  El plazo comenzó a correr ayer, cuando se colocaron “testigos” (marcas de yeso) en las grietas de la columna que colapsó el lunes, y concluirá el jueves por la noche.

La mañana del viernes, el director de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR), Vladimir Toro, anunció que se permitirá que las 178 familias que habitaban en el edificio puedan sacar sus pertenencias y objetos de valor.  “A las 08.00 vamos a empezar del piso 18 para abajo. Podrán entrar dos personas por cada departamento y ellas podrán sacar lo que puedan en sus brazos”, explicó.

Anomalías. Por la mañana, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, informó que el Gobierno Municipal no encontró ningún plano aprobado de El Alcázar y tampoco los planos de fraccionamiento de la estructura. “Revisados los archivos, no hemos encontrado ningún plano aprobado, ningún dato que dé cuenta de la aprobación de los planos del edificio El Alcázar. Sí hemos encontrado unas referencias todavía ambiguas respecto a la aprobación (provisional) de planos de un edificio denominado Milenio II”, en 1996, dijo.

El Alcalde también informó que este edificio no pudo ingresar al Plan de Regularización de Construcciones Fuera de Norma debido a  que “existe un exceso de construcción con relación a los planos y al área donde se podía construir”.

El fiscal de Distrito de La Paz, José Ponce, ordenó el inicio de una investigación de oficio que establecerá si el colapso de una columna se debió a negligencia o es un caso fortuito.  El lunes, alrededor de las 17.00, un crujido alertó a los habitantes del edifico sobre el colapso de uno de los pilares. La estructura tiene 18 pisos, dos mezzanines de oficinas, cuatro niveles de estacionamiento subterráneo y un semisótano. Se estima que tiene una antigüedad de 16 años.

“Parecía una película, los ascensores colapsaron, la gente estaba desesperada. Al principio decían que se trataba de un sismo, pero luego dijeron que había fallado una columna”, relató Karina Aguilera, una afectada.

Cerca de las 19.00, la Alcaldía y la Policía procedieron a evacuar a las 178 familias que habitaban en los departamentos de la estructura de dos bloques, bautizadas como Torre Córdova y Torre Granada. También fueron evacuadas las 81 oficinas ubicadas en los mezzanines.

La mayoría de los afectados salió sin sacar indumentarias. Dejaron luces encendidas, ventanas abiertas y ropa secando. Y apenas salieron, se cerraron los ingresos a la Federico Zuazo, desde la calle JJ Pérez, la Batallón Colorados y la Tiwanaku. El cierre de perímetro provocó que instituciones como Entel, el Centro Boliviano Americano o locales como el restaurante Vienna, tuvieran que paralizar sus actividades.

El comandante de Bomberos, Gustavo Daza, anunció incluso que unas 11 mil piezas del Museo Posnansky serán trasladadas al Museo de Etnografía y Folklore para ser resguardadas. “Por tratarse de un tema de valores culturales se va a dar la autorización correspondiente a través de un inventario y control de seguridad”, afirmó la autoridad.  Alrededor de 150 efectivos policiales y militares ayudan a controlar el ingreso a los perímetros de seguridad. Más de medio centenar de funcionarios ediles apoyan la labor.

Hipótesis. El alcalde Luis Revilla informó que la mañana de ayer los ingenieros invitados y profesionales de Riesgos de la Alcaldía realizaron una evaluación y detectaron que desde anoche no se registró ningún movimiento. Sin embargo, remarcó que eso no disminuye el riesgo, por lo que se mantuvo la decisión de conservar todo el perímetro deshabitado.

Revilla señaló que se manejan dos hipótesis para explicar lo sucedido. La columna no soportó el peso del edificio, o bien, una probable carga adicional que se habría puesto en este edificio en los últimos meses (estacionamientos sobresaturados, instalación de una biblioteca, etc).

La SIB coincidió en que hubo sobrecarga, pero advirtió que el colapso pudo haberse generado por deficiencias en el proceso constructivo, el diseño de columnas no resistentes o la ausencia de mantenimiento.   “En la inspección también hemos encontrado humedad en los garajes, no sabemos si por filtración de los tubos de desagüe o si se debe a otras causas”, agregó Badani, quien luego descartó la existencia de fallas geológicas en el terreno debajo del edificio.

El problema puso de nuevo sobre la mesa la necesidad de aprobar una ley nacional que otorgue tuición a las alcaldías para fiscalizar las obras que realizan privados. Esta urgencia se planteó en enero de 2011, tras el derrumbe del edificio Málaga en Santa Cruz, pero no avanzó.

Quejas por el perjuicio 

Fabiola Gamarra: Inquilina de la torre Granada

Hubo mala información, cuando bajamos a las 18.30 nos dijeron que no pasaba nada y nos dejaron esperando. Luego nos sorprendieron con que ya no podíamos ingresar.

Rosario Fernández: Inquilina de oficina comercial

Esta situación nos perjudica sobremanera. Tengo que terminar trámites para pagar aguinaldos y hacer mis descargos, pero no puedo ingresar para sacar la documentación.

Juan Chávez: Administrador de El Alcázar

Por seguridad se han cortado todos los servicios en el edificio. No tenemos ninguna información de lo que habría provocado este problema, nunca tuvimos ninguna dificultad.

Karina Aguilera: Inquilina, departamento de la torre Córdoba

Nos han sorprendido con la evacuación. Hace un año se generó un hueco en la columna de la entrada, pero nadie le dio importancia, allí vimos que el edificio no tenía zapatas. 

Luis Antezana: Vecino de la prolongación Batallón Colorados

Cuando comenzaron a edificar hace 15 años nosotros nos opusimos porque la construcción se salió a la vía pública, pero no nos hicieron caso. Las gradas siempre están rajadas.

Paul Stach: Gerente del restaurante Vienna

Es la última semana antes de Navidad. Teníamos reservaciones, pero no podemos atender. Todos los que están en el radio de seguridad en la Federico Zuazo estamos perjudicados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia