Ciudades

Se quejan por la inseguridad en la quebrada de Achocalla

Vecinos de Achocalla denuncian que  la quebrada que los une con la ciudad de El Alto es peligrosa porque allí se producen constantemente asaltos, violaciones y atracos. Además, dicen que los cogoteros arrojan los cuerpos de sus víctimas en esa pendiente.

Advertencia. Un muñeco colgado en un poste de la quebrada de tierra en el ingreso a Achocalla.

Advertencia. Un muñeco colgado en un poste de la quebrada de tierra en el ingreso a Achocalla.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

01:52 / 05 de mayo de 2012

“Al menos dos a tres casos de robos y asaltos se registran en una sola semana, es un lugar peligroso”, explicó Arturo Mayta, vecino de Achocalla. La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) reportó que en lo que va de esta gestión levantó cuatro cadáveres de ese sitio.

Por este nivel de inseguridad, los habitantes de esa pendiente de tierra y con casas distantes, exigen la construcción de un módulo policial, la instalación de luminarias y el patrullaje constante de efectivos policiales. El último incidente se produjo el miércoles, cuando una pareja de esposos fue agredida por cuatro jóvenes que bebían en un automóvil estacionado en esa pendiente.

Los esposos Coronel se acercaron al motorizado para indagar qué hacían los adolescentes, pero éstos se alteraron y los golpearon, pese a que la mujer cargaba en la espalda a su bebé. Ellos pidieron auxilio y los vecinos lograron atrapar a los ebrios y llamar a la Policía. Betzabé Coronel, la esposa afectada, reveló entonces que esa quebrada se convirtió en el sitio favorito de delincuentes y botadero de cogoteros.

Ésa no es la única historia de inseguridad de esta quebrada. Seferino Argote recordó que hace dos años, dos niños que iban a su escuela encontraron en uno de los barrancos los cuerpos de dos personas a las que se les había maniatado y prendido fuego.  “De ese caso no sabemos qué resultó. La Policía decía que podía ser ajuste de cuentas o que los habían asaltado en el lugar”.

Según Ernesto Parihuancollo, hace dos meses los delincuentes aprovecharon la oscuridad de la noche para asesinar a una pareja. “Fueron acribillados a balazos, nadie escuchó nada, parece que el hecho ocurrió en otro lugar, pero hicieron aparecer como si hubiera sucedido en Achocalla”.

Los violadores también se ocultan en las penumbras del sitio. “Se detuvo a dos hombres que minutos antes habían violado a una menor de 16 años, luego de beber. Eso es lo que hacen,  traen a las jovencitas a beber con el pretexto de pasar un buen rato, pero después entre dos o tres abusan de ellas”, relató Parihuancollo.

 “Cada vez tenemos que estar escuchando este tipo de cosas por aquí. Da miedo salir o ir a una fiesta, los minibuses trabajan máximo hasta las nueve de la noche, luego ya no se puede entrar”, añadió Lidia Chambi. En la FELCC de El Alto se tiene el registro de cuatro levantamientos de cadáveres en la quebrada de Achocalla desde enero de 2012. Uno se efectuó el 18 de enero, el segundo, el 2 de febrero, el tercer cuerpo fue hallado el 8 de febrero y el último, el 9 de abril.

Ante la insuficiencia de efectivos, los vecinos se organizaron en dos grupos que efectúan rondas por las noches, pero consideran que se están arriesgando, ya que salen armados sólo con palos, piedras o fierros. También analizan la posibilidad de efectuar rastrillajes en las viviendas para hallar inquilinos sospechosos.

6 policías en Achocalla

El municipio de Achocalla cuenta con seis efectivos policiales instalados en un módulo. Ellos sólo hacen rondas alrededor de la plaza principal, según los vecinos, que se calcula que son 50.000. La quebrada está desprotegida.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia