Ciudades

“Estaba herido en la rodilla, tuve que ayudarme con un palo para presionar el embrague y escapar”

La dueña del bus ordenó que no pare y que “si era necesario los pise”, dijo el chofer de la flota.

La Razón Digital / Rodolfo Aliaga Machicao

12:30 / 23 de julio de 2012

“Estaba herido de la rodilla, una bala me ingresó, tuve que ayudarme con un palo para presionar el (pedal del) embrague y poder seguir avanzando”, relató Félix Luque desde su lecho de recuperación en el hospital. Conducía uno de los dos buses interceptados por un grupo de delincuentes armados en la carretera La Paz-Apolo, la madrugada del domingo.

“En Charazani nos han sorprendido, intentaron detenerme, tenían armas, piedras y palos; estaban encapuchados y me pedían que pare (la flota), pero la dueña del bus me ordenó que pase y que los pise si era necesario, ahí nos han disparado”, contó a la red PAT.

Ante la resistencia, los delincuentes dispararon y lograron herir en una pierna a Luque y a uno de los pasajeros, que perdió la vida poco después. En medio de la balacera, paso el bus que era flanqueado por ambos lados por los delincuentes que estaban en motos y cuadratracks.

Pese a la herida de bala en la rodilla, Luque condujo el motorizado hasta un lugar seguro para que los heridos puedan ser socorridos.

“Al fin pudimos llegar a Wilacala, con las llantas pinchadas por los disparos pero no encontramos ayuda hasta que metros más adelante recién nos socorrieron”, explicó el chofer, quien añadió que esta es la primera vez que es objeto de un hecho de estas características, aunque sostiene que escuchó de similares sucesos en el pasado.

Siete son los heridos de bala de los dos atracos. “Tenían ametralladora, fusiles y armas cortas; nos han robado billeteras, celulares, dinero y todo lo que teníamos de valor. A los que se resistían les disparaban, nos bajaron del bus y nos metieron al buzón del carro. Todo en menos de 20 minutos”, relató Franz Ramos, un estudiante de 21 años, que retornaba de Apolo tras visitar a algunos familiares.

“En la flota había un médico que nos ayudó”, relató Luque, conductor de la empresa Altiplano.

El segundo bus interceptado por los antisociales pertenecía a la empresa Lecos. El chofer de este motorizado, Rosendo Flores, de 35 años, recibió dos balazos, uno en cada mano, y ya no pudo continuar. Entonces, los atracadores tomaron control del bus y redujeron a sus víctimas y les obligaron a salir del motorizado.

Hasta el momento no se cuantificó el botín que se llevaron los antisociales; una de las víctimas reveló que le arrebataron cinco mil dólares. La Policía inició operativos para dar con los delincuentes.

“Los policías no transitan por el camino, sólo están en algunas trancas. En todo el recorrido que realicé desde Charazani a Wilacala no había ningún oficial para pedir ayuda”, añadió Luque.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia