Ciudades

Los salvavidas y primeros auxilios, ejes de la guía edil

Los socorristas deben tener una identificación clara, ser mayores de edad, entre otros

Incidente. La piscina  municipal Luis Lastra continúa cerrada al público, luego de que Juan Miranda  Quispe, de 17 años,  muriera ahogado en noviembre de 2012 en ese complejo deportivo.

Incidente. La piscina municipal Luis Lastra continúa cerrada al público, luego de que Juan Miranda Quispe, de 17 años, muriera ahogado en noviembre de 2012 en ese complejo deportivo. Foto: Miguel Carrasco

La Razón / Micaela Villa / La Paz

00:05 / 10 de marzo de 2013

La Dirección Municipal de Deportes de La Paz tiene listo un proyecto, que sustituirá al reglamento que está en vigencia, para el control de las piscinas ediles, cuyos ejes son el rol de los salvavidas y los primeros auxilios.

El proyecto de Reglamento para el Uso de las Piscinas de Propiedad del Gobierno Municipal de La Paz, una vez aprobado, se aplicará en las piletas municipales de Obrajes, en la calle 11; Orkojahuira, en el cruce de Villa San Antonio; y Luis Lastra, en Sopocachi, que se encuentra cerrada.

Tras el ahogamiento en noviembre del año pasado de  Juan Miranda Quispe, de 17 años, en la piscina Lastra, el Gobierno Municipal decidió precisar con detalle la normativa vigente

En el capítulo IV del proyecto, por ejemplo, se plantea que los socorristas deben portar un distintivo que permita su fácil identificación, ser mayores de edad y nadar 500 metros de forma continua, entre otros.

También propone que las piscinas municipales cuenten con un espacio para que una persona auxiliada pueda descansar y recuperarse.

Precisión. “El área estará dotada de botiquín, teléfono accesible para la comunicación con el exterior y contar con información pertinente como: direcciones, números de centros de asistencia hospitalaria o clínicas cercanas, servicios de ambulancias, entre otros”, se lee en el proyecto.

“No estamos cambiando nada de lo que teníamos (anterior norma), considera todos sus elementos pero en detalle, desde los criterios de seguridad hasta los primeros auxilios”, dijo Jannet Ferrufino, responsable de esa dirección.

Las piletas ediles deberán contar por lo menos con una escalera para la entrada y salida de los bañistas, y además estar provistas de pasamanos. Se instalará una escalera por cada 20 metros.

También dice que los instructores  de natación son los responsables de la atención y el cuidado de sus alumnos, y además fija los derechos de los usuarios.

Alcaldía y usuarios osados

“Queda exento de responsabilidad alguna el GAMLP en caso de accidente ocasionado por imprudencia de alguno o algunos de los usuarios en instalaciones de las piscinas de responsabilidad del GAMLP”, indica el proyecto de norma, que también plantea una escala de tarifas que aún debe ser avalada por el Concejo edil.

En La Paz no se hace control del pH del agua

El pH o Potencial de Hidrógeno del agua de las piscinas privadas no es controlado porque no existe una norma que establezca algún estándar. Cada piscina hace su propio cálculo, informó la Unidad de Laboratorio de Alimentos y Bebidas del gobierno local paceño.

El pH mide la acidez o alcalinidad del agua. Si está más alto o más bajo el nivel de cloro, que se emplea para destruir microorganismos  nocivos para la salud, como bacterias y hongos, éste no actúa.

“Sólo hacemos control a nuestras piscinas (municipales). No existe una norma boliviana para realizar estos controles, y se trabaja en estándares que estén cercanos a la norma de agua potable y cumplimiento de la desinfección de los contaminantes. Sólo hay una norma 512 para agua potable”, dijo Dina Gutiérrez, responsable de vigilancia de enfermedades y tratamiento del agua y nutrientes del laboratorio edil.

Los procesos de desinfección generalmente se deben hacer semanalmente, pero depende de la afluencia de gente.

MEDIDAS. El teniente coronel Rubén Cordero, gerente del Círculo de Oficiales del Ejército (COE), indicó que continuamente se controla el pH del agua.

“Llevamos el agua a los laboratorios correspondientes, el pH no sobrepasa más del 7,8 ni menos del 7,2, es un nivel promedio”, apuntó.

En caso de que el pH sea mayor a lo indicado, no sólo impide que el cloro actúe, sino que produce irritación en los ojos y la piel de los nadadores.

Para Álvaro Bustamante, expresidente de la Federación Boliviana de Natación, hay piscinas que no tienen asepsia en baños y duchas. “Estoy casi seguro de que en las piscinas de otros departamentos de Bolivia debe ser lo mismo”.

“En otros países tienen normas estrictas de calidad en cuanto a la cloración y la especificación del producto de la limpieza. Por ejemplo, en Perú tienen una fosa para evitar los hongos y entrar a la piscina”, explicó el exdirectivo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia