Seguridad ciudadana

Alcaldía actuó antes del rebalse del río

Personal edil desvió el tráfico vehicular en la avenida Costanera

ACCESO. Así quedaron los barandales del puente de la calle 21.

ACCESO. Así quedaron los barandales del puente de la calle 21. Foto: Ignacio Prudencio

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

00:48 / 26 de febrero de 2016

El radar meteorológico, que envía información sobre la intensidad de las lluvias, y las cámaras que monitorean las cuencas de La Paz permitieron dar la orden de cortar el tráfico en la avenida Costanera 30 minutos antes del rebalse del río Huayñajahuira, ocasionado por olas pulsantes de hasta cinco metros de altura registradas el miércoles.

“Unos 30 minutos antes (de las 17.00) ya sabíamos que un fenómeno extraordinario se aproximaba en el río. Por eso dimos la instrucción del cierre de la Costanera”, informó ayer Vladimir Toro, responsable de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR).

El experto lamentó, sin embargo, que algunos conductores insistieran en pasar, arriesgando sus vidas.

“Las ondas (olas) pulsantes de un río, que traen material de arrastre (piedras y tierra), son muy peligrosas”, advirtió.

Además del radar meteorológico, que es vigilado desde el Centro de Operaciones de Emergencia de Alto Obrajes, hay 60 puntos de monitoreo en las cuencas de los ríos Choqueyapu, Orkojahuira, Achumani, Irpavi, Jilusaya y Huayñajahuira, en la parte alta, media y baja, a fin de generar alertas sobre los crecimientos de los caudales. El Sistema de Alerta Temprana (SAT) cuenta con cámaras de vigilancia y sensores.

A lo largo del Huayñajahuira fueron instaladas tres casetas de emergencias con obreros que están alertas las 24 horas. “El SAT es nuestra mejor arma ante eventos como el del miércoles”, dijo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia