Seguridad ciudadana

Hay menos botes de basura en la ciudad de La Paz que hace 8 años

Explicación. Según el Siremu, la lógica ya no es colocar canastillos por toda la urbe

Producción. Un hombre tira una cáscara de plátano en la avenida Tito Yupanqui, donde no hay papeleros.

Producción. Un hombre tira una cáscara de plátano en la avenida Tito Yupanqui, donde no hay papeleros. Víctor Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

00:00 / 08 de junio de 2014

En barrios íntegros de la ciudad de La Paz y en avenidas tan concurridas como la Buenos Aires, por citar un ejemplo, es imposible encontrar un basurero, por lo que cáscaras de frutas, envoltorios de golosinas, de galletas y otros desechos terminan en las calles. 

Hace ocho años que la empresa de Saneamiento y Servicios Ambientales (Sabenpe) —encargada del recojo del 80% de los desechos generados en La Paz— colocó 2.360 botes de basura en varios puntos de la urbe; sin embargo, 357 fueron dados de baja por robo, mal uso y destrozos.

En la ciudad quedan 2003 unidades, es decir que hay una por cada 382 habitantes si se divide esa cantidad por la población del municipio, lejos del estándar internacional de uno por cada 100.

“El problema mayor es que los hemos puesto en diferentes zonas, con la mala experiencia de que éstos se han ido constituyendo en macropuntos de acopio. Lo que hemos hecho en Villa Fátima y avenidas principales es retirarlos para evitar su mal uso”, explicó a La Razón Giovani Gemio, director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu) del Gobierno Municipal de La Paz. “Es un trabajo de retiro permanente. Además, nos basamos en criterios técnicos y algunos vecinos nos los solicitaron”, añadió.

Uno de los vecindarios que ya no cuenta con estos botes es Villa Fátima, además de la avenida Buenos Aires, entre otras.  En esa avenida, Gemio indicó que, a pesar de los arreglos constantes, estos recipientes continuaban sufriendo destrozos ocasionados por vehículos.

“En la Buenos Aires han sido chocados y pese a que los hemos arreglado, llegamos a la conclusión de que mejor era retirarlos por la frecuencia en la que se repetía este problema. Eran como 50”, comentó el funcionario edil.  Según el Diagnóstico de la situación del manejo de residuos sólidos en América Latina y el Caribe, del 10 al 20% de éstos son los que arrojan los peatones.

La mañana del miércoles 4,   La Razón realizó un recorrido por vías principales de siete barrios de la urbe, como la avenida Las Américas (Villa Fátima), Boquerón (San Pedro), Buenos Aires (de Cotahuma a la Max Paredes), Bautista (Cementerio General), Jaimes Freyre (Sopocachi), Tito Yupanqui (Villa Copacabana) y José María Achá (Los Pinos).

“En esta avenida (Las Américas) no he visto papeleros, tampoco por mi zona (tres cuadras arriba). La gente bota la basura en las calles porque no tiene cultura; creo que (la Alcaldía) debería ver este tema”, dijo la funcionaria pública Úrsula Quisbert.

“Hay como tres cerca de aquí (Cementerio General), pero la gente la tira donde sea, a veces están repletos, a veces no, podría ser bueno que la Alcaldía ponga más. En Villa Fátima, donde vivo, tampoco se ven”, opinó la comerciante de coca Jovanna Quispe.

En la Baptista, este diario encontró tres papeleros, sin embargo, estaban repletos de desechos generados en los domicilios y dentro de bolsas negras. Alrededor había decenas de bolsas abandonadas, en camino de convertir este punto en un microbasural.

“Los ciudadanos, por mala educación, los utilizan (estos botes) para colocar residuos sólidos que deberían ser puestos en contenedores de mayor capacidad”, sostuvo Gemio.

En la avenida Buenos Aires, los transeúntes, vendedores y hasta los pasajeros del transporte público simplemente tiran sus desechos —envases de papas fritas, dulces, vasos de plástico en los que se venden gelatina y leche chantilly, cáscaras de frutas y otros envases— a la vía.  Algo similar a lo que ocurre con otras arterias como la avenida Estados Unidos o la Guerrilleros Lanza (Miraflores).

En la Jaimes Freyre y la José María Achá tampoco hay basureros, pero las calles se encuentran limpias; según los vecinos, el carro basurero pasa diariamente o dos veces por semana, y ello va acompañado de la limpieza manual del personal de Sabenpe.

Para Jorge Ruiz, director de la Fundación Canaru, dedicada al cuidado del medio ambiente, existe la necesidad de colocar más papeleros, pues aún falta trabajar con la población citadina. “No existe una cantidad adecuada, siempre es insuficiente”, indicó. Cuando se preguntó al Director de Siremu sobre la demanda insatisfecha, sostuvo que ahora “se trabaja en otra lógica”. 

“La lógica debe ser inversa. No tenemos que colocar papeleros y canastillos por toda la ciudad, es la gente la que debe cuidar la ciudad y guardar la basura en su bolsillo para depositarla en el primer basurero que encuentre. Es un tema cultural”, apuntó.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz, Augusto Quispe, coincidió en responsabilizar al ciudadano. “Es la mala costumbre de nuestros vecinos, los papeleros se han vuelto basurales”, argumentó el representante vecinal.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con arterias  principales —a excepción de las avenidas 16 de Julio y la Busch—, La Razón observó en el recorrido hasta más de seis botes de basura en plazas, como la del Maestro (Villa Fátima), Garita de Lima, plaza España (Sopocachi), Sucre, Villarroel, del estadio, entre otras.

Gemio explicó que esto se debe a que los lugares son utilizados para reuniones familiares o de amigos donde, por lo general, se consume algún alimento o golosina. “También hay en la plaza Murillo, la idea es colocar en las plazas porque cuando la gente se sirve un helado o un chicle genera residuos sólidos pequeños que puede colocarlos ahí mismo”.

Opina el ciudadano

Catalina Ticona: ‘Un basurero lleno de tierra’

Desde hace tiempo este basurero se encuentra lleno de tierra y la gente lo único que hace es colocar sus bolsas de basura a su lado y en el piso; además está un poco abollado y es que los autos no tienen cuidado. También algunos botan su basura y se cae por lo tapado que está. (Vendedora de pasankallas en la avenida Bautista)

Ricardo Machicado: ‘No vi papeleros, nunca hubo’

Desde la 21 de San Miguel hasta la calle 28 de Los Pinos nunca vi un papelero y vivo hace mucho tiempo en esta zona, podría decir que nunca hubo. Considero que deberían colocarlos porque la gente no debe botar la basura en las calles, aunque debo resaltar que nuestras vías se mantienen limpias. (Carpintero del barrio Los Pinos)

Alejandra Reynolds: ‘Mi basura está en mi cartera’

Nada, absolutamente nada. Si  se fija, no hay en toda la acera (avenida Las Américas), solo vi en lugares estratégicos, como en la plaza Villarroel y en el centro, pero después no se colocan. Mi basura está en mi cartera, yo la guardo ahí porque no tengo dónde botar. (Administradora de empresas)

Ana María Ríos: ‘Deberían colocar papeleros’

No hay hace tiempo, no ponen papeleros aquí, deberían colocarlos porque la gente bota la basura en la vía, lo mismo pasa en las calles Juan Capriles, Roberto Hinojosa, Esteban Arce y otras. Mire nuestras vías, hay cualquier tipo de desechos y cuando hace viento llegan hasta mi puesto bolsas y más. (Comerciante, avenida Tito Yupanqui)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia