Seguridad ciudadana

El Gobierno cierra el caso del asesinato de hermanos Peñasco

Ayer, en conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que el caso del asesinato de los hermanos Verónica y Víctor Hugo Peñasco está prácticamente cerrado con la aprehensión de cinco miembros de la banda de cogoteros, el viernes en El Alto.

Informe. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anuncia la captura de 5 sospechosos de asesinato.

Informe. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anuncia la captura de 5 sospechosos de asesinato. Fotos: Miguel Carrasco

La Razón / ANF / La Paz

04:58 / 16 de abril de 2012

La autoridad explicó los procedimientos que se realizaron para dar con estas cinco personas, tres varones y dos mujeres. Según el ministro Romero, las llamadas que realizaron desde el teléfono celular de Verónica Peñasco, después de su asesinato, son pruebas contundentes.

“Desde nuestro punto de vista, este caso específico está cerrado, presumiblemente existirá una persona prófuga. El margen que podría haber en esta investigación es prácticamente mínimo, las pruebas son contundentes (…) la primera llamada se produce después de la comisión del delito”, explicó Romero.

En la descripción técnica brindada por un funcionario del Ministerio de Gobierno se detalló que, a través de las llamadas realizadas desde los teléfonos de Verónica, se llegó a las personas aprehendidas el viernes. 

Rastreo. El trabajo de la Policía se basó en una triangulación geográfica de llamadas registradas en las radio bases de las zonas en las que estuvieron los delincuentes después de cometer el delito.  

Después del abandono de los cuerpos sin vida de los hermanos Peñasco, los delincuentes realizaron llamadas desde los dos celulares, la primera llamada fue en la Zona Franca, en la urbanización San Salvador 3, sobre la avenida Julio Valdez, donde existe una radio base y una antena de la empresa Tigo.

Desde el segundo teléfono se realiza llamadas a los números 75878650 y 77227128, pertenecientes a Marco Antonio Escobar Rivadeneira, y al 70620159, perteneciente a Enrique Arce Cruz, y a los números 77595785 y 77743019 que están en proceso de registro. Todos estos detalles han sido obtenidos mediante requerimiento fiscal y provistos por las empresas telefónicas.

Del mismo número reciben llamadas de María Isabel Flores Méndez y Patricia Flores Sirpa. Asimismo, uno de los aprehendidos, dentro del detalle de llamadas, se evidencia de la referencia de la radio base de Chijini Alto, que tuvo contacto con Eloy Tito Uruchi, miembro de la banda, y está prófugo quien tenía comunicación con Félix Yupanqui Condori alias Matón Quitacalzón —quien ya está preso en Chonchocoro— y Adalid Mamani Paz, en un total de 362 llamadas tomando en cuenta los dos últimos meses, febrero y marzo.

Romero aclaró que se tiene el detalle preciso del flujo de llamadas de estas personas entre la medianoche del 24 de febrero y las 08.00 del día en que se cometió el crimen, y las llamadas que existieron entre los miembros de esta banda de cogoteros se dan en la madrugada.

Según Romero, los operativos realizados por la Policía muestran una rigurosidad técnico-científica para establecer la coordinación entre los dos primeros detenidos con los cinco arrestados del viernes. 

Las cinco personas aprehendidas fueron presentadas ayer, los mismos son Juan Monroy Dueñas, de profesión chofer, con domicilio en la ciudad de El Alto; Centurión Claudio Mermo Condori, de profesión minero y domiciliado en la zona 16 de Julio de El Alto; Manuel Callisaya Mamani, chofer, con domicilio en Villa Dolores, El Alto; y las mujeres de nombre Noemí Nina Pati, ama de casa, con domicilio en la ciudad de El Alto, en la zona Cosmos 79, y su hermana, Amalia Nina Pati, de ocupación mesera, todos los detenidos que fueron presentados ayer son de nacionalidad boliviana.

Hay Siete detenidos, un prófugo

Miguel Lazcano

El ministro Carlos Romero informó que la Policía busca a Eloy Tito Uruchi, el único prófugo en este caso. Además de los que fueron presentados ayer, los investigadores capturaron a Félix Yupanqui Condori, alías Matón Quitacalzón, y a Adalid Mamani Paz, presos en Chonchocoro.

Eran dos periodistas dedicados a la radio

Los cuerpos de Verónica Peñasco Layme, de 36 años, y su hermano Víctor Hugo, de 32, fueron encontrados el 25 de febrero en un barrio de la ciudad de El Alto, cerca de la carretera que conduce a la frontera con Perú.

Verónica Peñasco era jefa de prensa de la emisora de radio San Gabriel y conducía un programa en español y aymara en el canal estatal de televisión, mientras que su hermano trabajaba en la emisora privada Pachaqamasa.

Tanto Verónica como Víctor Peñasco nacieron en San Pedro de Tana, lugar de donde proviene toda la familia. Verónica ganó el certamen Cholita Alteña 2009, entonces ya se dedicaba a trabajar en los medios de comunicación.

El 9 de marzo, la jueza Karina Varea determinó enviar al penal de Chonchocoro a Félix Yupanqui, alias Matón Quitacalzón, y Adalid Mamani, alias El Botija, sospechosos de haber asesinado a los hermanos. Ambos fueron capturados después de que los vecinos de la zona 16 de Febrero, en la urbe alteña, allanaran y quemaran la vivienda de Mamani.

El 13 de abril, la FELCC de la ciudad de El Alto capturó en tres operativos a otros cinco sospechosos de la muerte de los hermanos. En el allanamiento se decomisó teléfonos celulares, cédulas de identidad y un minibús con placa de control 1859 ETN.

Ayer, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, presentó a los cinco sospechosos, dando por concluidas las investigaciones.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia