Seguridad ciudadana

Joven asesina a su enamorada embarazada

El haber revelado que estaba embarazada fue el detonante para que su enamorado de 18 años planificara y ejecutara su asesinato. Tenía 16 años, fue estrangulada y luego enterrada aún con vida en un lote baldío de Kami (Colcapirhua). La Justicia envió al autor a la cárcel.

Audiencia. El autor confeso del crimen declara en oficinas de la FELCC.

Audiencia. El autor confeso del crimen declara en oficinas de la FELCC.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

01:56 / 12 de abril de 2012

“No quería arruinar mi vida”, respondió Rubén T. R., autor confeso del crimen, cuando fue consultado por periodistas de por qué había asesinado a su enamorada, Ruth A. T., aunque después aseguró que no conocía si su víctima estaba o no embarazada.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Quillacollo, coronel Marcos Miranda, informó que el hecho ocurrió el lunes y que el autor lo planificó. “Ya  tenía un alambre con los extremos sujetados a maderas para utilizarlo como un torniquete, además de una pala en el lugar de los hechos”.

Martha T., madre de la víctima, informó a la red Bolivisión que su hija salió el lunes de su casa con rumbo al colegio de la zona. No estaba informada que enamoraba con quien resultó su asesino, aunque dijo que lo conocía porque salió bachiller del mismo colegio al que asistía Ruth.

Denunció a la fuerza anticrimen, junto a su esposo Benigno A., la desaparición de su hija. Rubén T.R. informó el martes a la Policía que halló un cuerpo enterrado en Kami, pero no dijo que era el de su enamorada. Los efectivos policiales le pidieron que los guíe al lugar, y lo hizo.

“Luego de eliminarla, la enterró en una profundidad de aproximadamente 40 a 50 centímetros”, informó Miranda, quien añadió que los exámenes periciales posteriores determinaron que la víctima estaba aún con vida cuando fue sepultada.

Confeso. Al ver el cadáver y la reacción de los vecinos, Rubén T. R. confesó lo que hizo. Benigno A. informó que el examen forense concluyó que su hija estaba embarazada y que tenía múltiples fracturas y golpes, por lo que sospecha que en el crimen participaron al menos tres personas. “Estoy muy arrepentido, no sé qué me habrá pasado en ese momento”, se limitó a señalar el asesino confeso.

El sindicado llevó al mediodía del lunes a Ruth a la parte posterior de los predios de la Universidad Salesiana, en el barrio Kami de Colcapirhua, donde cometió el crimen, detalló Miranda. La audiencia de medidas cautelares del acusado fue ayer y la Justicia decidió remitir a Rubén T. R. a la cárcel de El Abra. La Policía continúa la investigación del caso.

“No sabíamos que tenía ese enamorado; hemos tenido que hacer muchas averiguaciones para llegar a ese punto”, dijo el padre de la víctima. Martha T. exigió la máxima condena carcelaria para el autor del crimen. “Pedimos justicia, que no salga nunca de la cárcel; no es sólo él, han debido ser varios. Las chicas (del colegio) no nos querían avisar, una de ellas nos ha avisado que estaba embarazada y que el chico no quería a la wawa, quería que aborte”, reveló.

Explican las causas probables

Causa

“La psicología muestra que un comportamiento eufórico excesivo, alejado de la racionalidad, puede llevar a veces a tomar decisiones de este tipo (que un joven asesine a otro)”, explicó el director de la Defensoría Municipal, Marcelo Claros.  

Externos

“Otro factor que ha implicado la muerte de un niño o adolescente ha sido el excesivo consumo de bebidas alcohólicas e incluso drogas. Esto ha hecho que pierdan la racionalidad y tomen decisiones de esa naturaleza”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia