Seguridad ciudadana

Personal de Fidalga ignoraba dónde estaban los extintores

Personal de Fidalga ignoraba dónde estaban los extintores.

Personal de Fidalga ignoraba dónde estaban los extintores. Foto: Archivo AFKA

La Razón / Iván Condori / Santa Cruz

17:33 / 22 de diciembre de 2011

El comandante de los Bomberos Municipales, capitán José Argandoña, confirmó ayer que la sucursal de la cadena de supermercados Fidalga, en Equipetrol, contaba con hidrante, extintores y pasillos de evacuación. Sin embargo, sus empleados ignoraban su ubicación y forma de uso.

“No basta con tener los elementos, es necesario establecer un sistema de gestión de seguridad, es decir capacitar a un grupo de funcionarios para que pueda actuar en situaciones de atracos o incendios”, dijo.

El lunes la sucursal de Fidalga en Equipetrol, Santa Cruz,  fue arrasada por un incendio, que en cuatro horas acabó con el 90% de la infraestructura y redujo a cenizas otros negocios que funcionaban en su edificio de tres plantas, construido sobre más de 1.400 metros cuadrados y que ocupaba todo un manzano.

Argandoña explicó que los funcionarios de Fidalga no tenían conocimiento de la existencia del hidrante, extintores o del lugar donde estaba la llave de paso del gas. “Si los trabajadores hubieran tenido entrenamiento, se pudo haber apagado el fuego y evitado la desgracia” .

Precedentes.En seis años, esta cadena de supermercados fue víctima de cuatro siniestros en Santa Cruz. En tres de los cuatro incendios el fuego fue iniciado por un cortocircuito. El último fue ocasionado por una fuga de gas en la panadería, según informes extraoficiales.

En julio de 2006 se produjo el primer incendio, en la sucursal del Fidalga ubicada en la plaza Blacutt. Bomberos de La Paz, encargados de la investigación, concluyeron que el fuego se inició en un cortocircuito en la segunda planta, donde funcionaba la administración.

La responsable de Relaciones Públicas de Fidalga, Natalia Shock, dijo que estos incidentes son hechos fortuitos. “De manera constante se vienen realizando evaluaciones del sistema de seguridad, muestra de ello es que en los incidentes que nos tocó vivir no se registraron daños humanos”, argumentó.

En diciembre de 2008, se produjo un segundo incendio, esta vez en los depósitos de Fidalga. Los daños fueron mínimos en comparación con el primer siniestro.

“Contamos con todas las medidas de seguridad industrial internacionales  para este tipo de actividad económica, como hidrantes, extintores y pasillos de emergencia”, añadió.

En noviembre de 2009, la sucursal ubicada en el segundo anillo y avenida Piraí se incendió debido a un cortocircuito en el sector de lácteos. Los daños fueron mínimos y la atención al público se reanudó en cuatro días.

En el último siniestro, el 20 de diciembre de 2011, que consumió la totalidad de la mercadería y dañó cerca del 90% de la infraestructura de la sucursal de Equipetrol, “bastaron cuatro minutos para evacuar a los clientes y funcionarios de la compañía. Las alarmas se activaron y con ello los canales de evacuación para expulsar a la gente”, afirmó Shock.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia