Seguridad ciudadana

Sólo 1 de 6 talleres que recargan extintores en La Paz es certificado

Según el Ministerio de Trabajo, las empresas y microempresas no cumplen con los estándares de seguridad y no cuentan con un plan de riesgos y primeros auxilios

Cómo y qué ocasiona la onda expansiva

Cómo y qué ocasiona la onda expansiva

La Razón / Micaela Villa / La Paz

00:11 / 22 de julio de 2013

Cerca de las 11.00 del 13 de julio, Pedro Huanca Gutiérrez, de 43 años, propietario del taller de recarga de extintores Vyroe, situado en la calle Ingavi, murió de manera instantánea luego de que un aparato explotara aparentemente debido a una mala manipulación.

De los seis talleres que recargan extinguidores de incendios en la ciudad de La Paz, sólo uno está certificado por el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca), aunque el aval de la entidad no es obligatorio. El Ministerio de Trabajo indaga las causas del fatal estallido.

Ibnorca es una institución privada, sin fines de lucro, que desde 1993 promueve la cultura de la calidad en Bolivia, a través de la normalización técnica, capacitación, certificación de productos o sistemas de gestión en organizaciones, y es la única representante de ISO en Bolivia.

“En La Paz sólo está certificada Hergo Ltda. No podemos decir que los otros son ilegales. Nosotros sólo vemos la parte técnica, es decir la competencia del personal, si cumple con las normas referidas al mantenimiento y recargas ”, indicó a este medio Delfín Mamani, técnico del Organismo de Inspección de Ibnorca.

Según Mamani, en la urbe operan alrededor de cinco talleres artesanales. La trágica muerte del dueño de Vyroe y el daño ocasionado al inmueble puso sobre la mesa la necesidad de normar el funcionamiento de estas empresas de recarga.

“La recarga la estaba haciendo en forma rústica, por eso ha fallecido una persona con heridas múltiples y otra ha sido trasladada con lesiones”, informó el personal de bomberos que atendió el siniestro.

Yesse Barbeito, comandante de la Unidad de Bomberos Antofagasta de La Paz, señaló que Pedro Huanca Gutiérrez realizaba la recarga de forma artesanal. La autopsia señala que murió por un trauma facial, trauma craneoencefálico abierto y esquirlas en el lado izquierdo de su rostro. Sobre su cuerpo también se encontraron pedazos de estuco y escombros.

“Es la primera vez que pasa esto, él ha manipulado sin ningún tipo de seguridad y se encontraba vestido como cualquier civil. Estaba en un lugar donde había una cortina”, dijo el Comandante de Bomberos.

La onda expansiva produjo el estallido de los vidrios del inmueble y daños en las paredes y el mobiliario.

Cuando se produce una explosión, el alcance de la onda expansiva varía. Si ocurre en un ambiente abierto, un patio grande, un parque, cancha y otros, los daños son menores.

Sin embargo, cuando el accidente se produce en un lugar cerrado, la onda es mortal (ver infografía). La certificación de Ibnorca garantiza que el taller cuenta con las condiciones necesarias de seguridad para la recarga de los extinguidores y, también, que sea de calidad el producto que ofrecen a sus clientes.

El instituto no fiscaliza ni regula a las empresas, ya que actúa sólo a solicitud voluntaria. Para las inspecciones se apoya en la norma ETD/ 58006, de Extintores Manuales y sobre Ruedas-Dotación, Control, Mantenimiento y Recarga.

Carlos Gonzales, gerente de Marketing de Hergo, informó que hace cuatro años se tomó la decisión de contar con la certificación. “Hemos acudido a ellos porque debemos tener una tercera parte, un árbitro que te controle, para que revise nuestros materiales, personal y procedimientos”, explicó.

La demanda de recarga de artefactos para matafuegos normalmente proviene de grandes y pequeñas empresas y de particulares.

La norma que garantiza la protección de los trabajadores de estos talleres es la Ley General de Higiene, Seguridad Ocupacional y Bienestar, del 2 de agosto de 1979, dijo Antonio Quisbert, especialista de seguridad industrial del Ministerio de Trabajo.

En sus artículos 97 y 106 dispone que las instalaciones de alto riesgo y riesgo moderado deben ser equipadas con sistemas de alarmas y, en caso de que ocurran explosiones o emanaciones tóxicas, debe señalarse, mediante afiches u otros, las precauciones que se tienen que tomar.

El numeral 217 del artículo 106 señala que todos los recipientes a presión deben estar provistos de válvulas de seguridad e indicadores de presión y temperatura.

También deben tener dispositivos de protección específicos, que deben estar instalados, mantenidos y resguardados apropiadamente. “Deben tener un plan integral y el equipo necesario”, señaló el coronel Barbeito.

Normativa. “Cuando se produzcan, manejen, transporten y almacenen substancias peligrosas, deben adoptarse procedimientos de seguridad y regirse estrictamente a ellos”, según el artículo 281.

Quisbert destacó que existen talleres de recarga que incumplen la ley, y que desde el lunes 15 técnicos del Ministerio de Trabajo investigan las causas de la explosión en Vyroe

“La mayoría de las firmas carece de un plan. De estas pequeñas empresas, la mayor parte no entrena a su personal, no tiene su plan de higiene, seguridad ocupacional, ni un manual de primeros auxilios”, añadió.

Ese plan fija los procedimientos que se deben seguir durante la recarga, la ropa de trabajo que debe usar el personal, las precauciones en el manejo de sustancias químicas y biológicas, el cuidado de las máquinas e incluso la forma de limpieza.

Eloy Ortega, de la Jefatura Departamental del Trabajo, indicó que realizan inspecciones diarias de acuerdo con un cronograma y que exigen la certificación de Ibnorca.

“Tratamos de abarcar todo, pero a veces no lo podemos hacer”, señaló.

La norma también establece que los locales donde se fabriquen, manipulen o empleen sustancias explosivas o inflamables debe contar con salidas de emergencia, requisito que incumplía el taller donde una explosión se cobró la vida del dueño.

Cuidados durante la recarga

Ibnorca sugiere realizar un examen cuidadoso de tres  elementos básicos  del extintor: las partes mecánicas, el agente extintor y los medios de expulsión. Respecto a la recarga, advierte que se debe tomar en cuenta que “la mezcla de polvos triclase (ABC) con formulaciones a base de hidrógeno, carbonato de sodio (bicarbonatos de sodio o de potasio) (polvos BC) puede dar como resultado una reacción química capaz de hacer estallar un extintor”. Por lo tanto, se debe evitarla.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia