Seguridad ciudadana

Temor y silencio en vecinos tras triple asesinato

Los tres menores asesinados fueron sepultados ayer en La Cuchilla

Padres. Los progenitores de los pequeños, en el día de la tragedia.

Padres. Los progenitores de los pequeños, en el día de la tragedia. Foto: Ivan Condori

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

00:00 / 01 de diciembre de 2013

A un día del triple asesinato de tres niños que se produjo en el barrio El Calmer, de la ciudad de Santa Cruz, el vecindario guarda silencio respecto a lo que sucedió el viernes. Los pequeños fueron enterrados en medio de dolor y lágrimas.  

El viernes, un hombre identificado como José Daniel Antelo Ruiz (35), mató con disparos de arma de fuego a tres niños, hirió a otras dos personas de la tercera edad, abuelos de las víctimas, y después se habría quitado la vida con dos disparos en la cabeza.

Ayer, los restos de los pequeños Alexis Justiniano Nogales (4) Maciel (3) y Alexia (8 meses) fueron enterrados en el cementerio La Cuchilla, en medio de muestras de dolor de los familiares y vecinos que acompañaron a los pequeños a su última morada.

La Razón hizo un recorrido por la zona y pudo observar que el vecindario de a poco retorna a la normalidad, dolido por la pérdida de los niños que se ganaron el cariño de la gente.

Sin embargo, varias personas que habitan en el lugar prefieren no hablar del tema por temor y respeto a los dolientes.

Un vecino que se identificó como Pedro, relató que minutos antes que se escucharan los disparos, el pistolero paseaba por el lugar en un vehículo. “Nunca pensamos que tenía por objetivo matar a esos pequeños”, sostuvo escuetamente.

“Cuando observé que el abuelo salió de la casa arrastrándose para pedir ayuda, otro vecino trajo su auto para trasladar a los heridos hasta un centro asistencial”, apuntó.

Otro vecino que prefirió no identificarse, contó que vieron a los niños tendidos sobre sus platos. “Parecía película de terror.  La otra pequeña estaba bañada en sangre en su hamaca”, dijo.

Alexander Justiniano, padre de los pequeños, visiblemente consternado, expresó que su familia no tenía ninguna relación con el pistolero. “No entendemos por qué este hombre se ensañó con mis hijos porque nada tienen que ver con él”, agregó. 

Justiniano pidió apoyo de la población para ayudar con los gastos de la curación de los ancianos heridos Fausto Nogales y María Jesús Suárez, que se encuentran en terapia intensiva de la clínica Nuclear.

A la fecha, la deuda ascendería a $us 5.000. Para recaudar fondos, se habilitó la cuenta 110435118 a nombre de Guisela Nogales en el Banco Unión.

Entretanto, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Jhonny Requena, indicó que las investigaciones continúan para ver si Antelo Ruiz, autor del asesinato, en realidad se suicidó.

Los restos de Antelo fueron retiraros de la morgue del hospital San Juan de Dios por sus familiares, que evitaron dar cualquier declaración a la prensa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia