Seguridad ciudadana

Vecinos de Cupilupaca Norte piden control en bosquecillo

Denuncian la violación de una joven por alcohólicos

ALEJADO. La parada del minibús 804 está al inicio del bosquecillo, donde se guarecen delincuentes.

ALEJADO. La parada del minibús 804 está al inicio del bosquecillo, donde se guarecen delincuentes. Foto: ABI

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

00:13 / 21 de febrero de 2015

En enero, una joven aparentemente drogada deambulaba en inmediaciones del bosquecillo de Cupilupaca Norte, en La Paz. Allí, 15 cuadras más arriba de la plaza Villarroel, hay jóvenes e indigentes que se embriagan y delinquen, denuncian vecinos que piden patrullaje policial.

“El año pasado han violado a una chica por aquí”, denuncia María Mamani, una vendedora del vecindario desde su puesto ubicado en la parada del minibús 804, que presta servicio a esa zona alejada de la sede de gobierno.

Por ese sector antiguamente descendía el río Pokeni, el que ahora está embovedado, y al final de las construcciones, cuatro cuadras más arriba de la avenida Periférica, hay antisociales que se instalaron en el área verde desde donde bajan para delinquir y atemorizar a los moradores, aseguran.

“Los changos (jóvenes) constantemente suben para tomar, yo vi incluso a una chica que bajó sin pantalones desde el bosquecillo”, indica Franz Condori, vecino cuyo inmueble está al final de la avenida 27 de Mayo, donde terminan las construcciones y comienza el pequeño bosque que colinda con la zona de Vino Tinto.

Con los colegiales, se internan también algunos muchachos que consumen clefa. “Los k’oleros son el mayor problema, ellos son bien (muy) agresivos y si no se les da algo (de dinero), te molestan”, avisa Condori.

Édgar, otro habitante del vecindario, afirma que hace tiempo no pasa cerca de esa área verde. “Antes podía ir a pasear con mi hija por el sitio, pero ahora no me animo, porque es peligroso. Allí están los borrachos que beben todo el día acompañados de su música”, dice desde su tienda.

Julio Tincuta, subalcalde del Macrodistrito Periférica, admite que el bosque pequeño de la zona Cupilupaca Norte es un lugar inseguro.

“Es un poco peligroso, por eso hace días nomás hemos puesto luminarias por el barrio y para el bosquecillo voy a pedir a la EPI (Estación Policial Integrada) de Periférica que haga más patrullaje”, compromete.

Policía.  La Razón se comunicó con el Distrito Policial 2 o DP2, en cuya jurisdicción se encuentra este pulmón de la urbe, desde donde informaron, que los policías ingresan con sus motocicletas hasta determinado sector, debido a lo empinado del lugar.

“Hace tres semanas hallamos a una chica que estaba ida (aparentemente drogada), pero nos dijeron que no era la primera vez que ella andaba así. Nosotros hacemos patrullajes por ese barrio”, señala uno de los policías del DP2, ubicado en el área forestal de Pura Pura y que controla también el de Cupilupaca Norte.

No obstante, el vecino Franz Condori cree que las rondas deben ser más constantes. “Vienen y, claro, ese momento no hay nada, pero se van y los delincuentes vuelven y se ocultan entre los árboles”, sostiene.

Genoveva, una mujer que trabaja en el recojo de desechos sólidos, entrevistada por este diario informa que casi a diario levanta botellas de ron y de otras bebidas alcohólicas que los colegiales abandonan vacías a la salida del área verde.

OTRO LUGAR  QUE PREOCUPA

LAS DELICIAS

En el barrio Cinco Dedos, a unos 20 minutos de Cupilupaca, los vecinos piden más control policial, porque los indigentes se habrían instalado debajo de un puente y otros cerca de un túnel  donde beben.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia