Seguridad ciudadana

La concejala era huérfana y logró armar una fábrica de calzados

Tenía amplia trayectoria  sindical y política. Revelan que era amenazada.

La Razón / Carlos Corz / Ancoraimes

04:04 / 16 de abril de 2012

Juana Quispe era huérfana, por lo que junto a sus cuatro hermanas decidió buscar suerte en La Paz. Tuvo dos hijos, que murieron niños, logró armar una pequeña fábrica de calzados y hace siete años volvió para trabajar por Ancoraimes y su comunidad Llojllata Laymini, cuenta su tío Eugenio Mamani.

Prefería estar en la casa de su tío, colindante a la suya, porque la mayor parte de las veces llegó sola al pueblo porque su esposo no compartía la idea de que se dedique a la política, explicó Mamani, que recibió a La Razón en la puerta de su casa junto a su esposa Teodora y su hija Sabina.

“Gestionaba apoyo de la Alcaldía y de otras organizaciones. Logró que se armara un proyecto para criar truchas, además de establos, agua potable, riego y proyectos de lechería. Por la Juana hemos comido trucha”, señaló.

La concejala, asesinada el 12 de marzo en La Paz, cumplió una amplia labor sindical y política. “Era activa, luchadora, una mujer con un lenguaje fluido, por lo que se hizo conocer”, recordó una vecina en la plaza de Ancoraimes.

Quispe tenía 41 años, quedó huérfana desde niña, pero eso no le impidió salir adelante. “Por los juicios que tenía, creo que hasta su empresa de zapatos lo ha cerrado”, señaló Mamani en alusión al litigio que mantenía con los concejales Pastor Cutili y Basilia Ramos porque no le permitían ejercer el cargo de concejala.

A pesar de los líos jurídicos y amenazas, estaba decidida a hacer respetar sus derechos. “Si me hacen algo, moriré. Decía que recibía amenazas”, reveló otra vecina que pidió guardar su nombre en reserva por temor a represalias. “La gente es mala aquí”.

En 2011 fue madrina de bachiller de su sobrina, quien dice que lo que más recuerda de su tía es su consecuencia con sus ideales. “Cuando la amenazaban, ‘que me maten’ decía”, reveló y rompió en llanto, junto a su mamá.

Fue dirigente de las mujeres campesinas Bartolina Sisa, de la asociación de zapateros y de su comunidad. “Dio cursos sobre la violencia política contra las mujeres, porque era una víctima de ese mal”, detalló Casio Villanueva, otro de sus familiares.

Otra mujer campesina, que descansaba en su terreno de cultivo, aseguró que la concejala era sincera y que no ocultaba nada. “Tiene que haber justicia, ¿como un perro la van a matar?, ¡no!”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia