Seguridad ciudadana

La madre de Jesús tras la sentencia: 'Que paguen, así como he llorado que lloren'

Los cinco principales responsables del brutal asesinato de Jesús Cañisaire y Carla Bellot fueron condenados a 30 años de cárcel sin derecho a indulto, en un caso que conmocionó a la sociedad

Jesús Cañisaire junto a Carla Bellot.

Jesús Cañisaire junto a Carla Bellot. Foto: Evita Cañisaire-Archivo

La Razón Digital / Paola Chavez / La Paz

23:58 / 30 de agosto de 2019

El calvario de las familias de Jesús Cañisaire y Carla Bellot terminó este viernes. Los familiares de las víctimas recibieron en medio de llanto la condena de 30 años de cárcel sin derecho a indulto contra los principales cinco implicados en la brutal muerte de la joven pareja el 1 de enero de 2018.

En el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción y Contra la Violencia se llevó adelante la audiencia de juicio oral. Los acusados llegaron con fuertes medidas de seguridad hasta el juzgado, donde horas más tarde, recibieron la máxima condena establecida en el Código Penal.

Eliot e Israel Fernández León fueron sentenciados por asesinato, violación y feminicidio. Micaela Fernández y su esposo Renzo Cáceres; y Estefany Guizada Alarcón (pareja de Israel) fueron condenados por asesinato, feminicidio y violación en grado de complicidad.

Priscila Choque, pareja de Eliot, fue sentenciada a dos años de cárcel por el delito de encubrimiento, por ayudar a escapar a su pareja a Brasil después de haber cometido el crimen y no denunciarlo. Jhonny Desiderio Siñani fue condenado a dos años de cárcel por el delito de receptación, toda vez que compró el celular de una de las víctimas sin haberse cerciorado que el aparato no era fruto de un ilícito.

Alex P. Q. y Carla P. M. fueron absueltos por el delito de encubrimiento al igual que Agustín C. P. por el delito de receptación.

Familiares y amigos de la pareja acudieron al juzgado para pedir justicia. “Se ha hecho justicia, pero nunca va a volver mi hijo aunque hayan sido condenados a 30 años, nunca va a volver. Un año y medio he esperado justicia. Que paguen, así como he llorado que lloren”, sostuvo entre sollozos Hilda Calatayud, madre de Jesús.

Carla y Jesús, ambos de 25 años, asistieron la madrugada del 1 de enero de 2018 a la discoteca Planta Baja, ubicada en la calle Figueroa, para festejar Año Nuevo con sus amigos. Se despidieron de sus familiares sin saber lo que les esperaba.

Fueron reportados desaparecidos por sus familiares, luego que no lograron ser contactados. La Policía activó una investigación enfocada en el personal de la discoteca y las cámaras de seguridad encontradas en calles del centro de diversión.

Una de ellas mostró, en una grabación de segundos, cómo salía la joven pareja con un grupo de personas que al final terminaron siendo sus victimarios. Fueron llevados hasta la casa de la familia León, donde fueron asesinados.

Investigación

Uno de los momentos clave de la investigación fue cuando la hermana de Carla logra hacer entrar, el 2 de enero, una llamada al teléfono celular de Jesús, lo que permitió triangular la llamada y dar con los primeros detenidos.

La fiscal Evelin Calderón expresó su conformidad con la sentencia lograda en contra de los responsables de un hecho que conmocionó a la sociedad por su brutalidad y violencia.

"El Ministerio Público solicitó la pena máxima para todos y cada uno de los partícipes en el presente caso, 30 años de cárcel sin derecho a indulto, toda vez que los hechos graves que han ocurrido arrastran a los delitos menores", explicó la fiscal que investigó el asesinato.

A 10 días de la desaparición se informó de la detención de dos mujeres, una en la ciudad de El Alto, quien portaba el celular de Carla, y otra en Oruro porque desde su celular se habría usado la tarjeta SIM del teléfono móvil de Jesús. El celular lo había perdido meses antes, poco después fue liberada.

Esa fue la punta del ovillo que permitió dar con el resto de los involucrados en el crimen y su encarcelamiento preventivo. Eliot logró huir a Brasil junto a su pareja Priscila, quien no pudo con la culpa y se entregó a las autoridades policiales. Poco después fue capturado Eliot en Brasil y expulsado a territorio boliviano.

El primer aprehendido de la familia León Fernandez fue Israel, quien reveló la participación de los demás miembros de su familia, entre ellos sus hermanos Eliot y Micaela L. F. y su esposo Renzo C.

Hallazgo de los cuerpo

Cerca del mediodía del 19 de enero de 2018, se halló los cuerpos sin vida de Carla y Jesús envueltos en unos yutes a 150 metros al interior de una bóveda del río Orkojahuira, en la zona del Barrio Gráfico.

Jesús fue el primero en morir tras recibir un fuerte golpe en la cabeza cuando  intentaba defender a su novia y evitar sea vejada sexualmente por Eliot e Israel. Carla fue asesinada horas después, después de haber sido violada. Los varones sentenciados deberán cumplir su sentencia en los penales de Chonchocoro y San Pedro, mientras que las mujeres en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes.

Ambos jóvenes tenían planes de casarse, ahora descansan lado a lado, en el Cementerio General de La Paz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia