Seguridad ciudadana

Según indicios, asesinos de la concejala eran sus conocidos

En el asesinato de Juana Quispe, concejala de Ancoraimes, participó más de una persona y quizá hayan sido conocidas por la víctima, informó el fiscal Sergio Céspedes, quien además estima que ella fue eliminada en un lugar distinto al que fue hallada.

Ancoraimes. Eugenio Mamani y su esposa Teodora hablan, el jueves, sobre su sobrina Juana Quispe.

Ancoraimes. Eugenio Mamani y su esposa Teodora hablan, el jueves, sobre su sobrina Juana Quispe.

La Razón / Carlos Corz / La Paz

02:08 / 17 de abril de 2012

El cuerpo de la concejala fue encontrado el 13 de marzo a orillas del río Orkojahuira. Junto a los restos estaba un cinturón con el que se presume fue ahorcada por sus captores, de quienes hasta el momento no se tiene pistas.

“Es débil la hipótesis de que haya sido objeto de un atraco, porque este tipo de delincuentes no se toman el trabajo de ocultar a sus víctimas”, explicó Céspedes, para quien la víctima fue estrangulada probablemente en un motorizado y luego trasladada hasta el sitio en el que fue encontrada.

“Entonces tenemos el perfil en sentido de que (sus victimarios) la conocían”, añadió el encargado de la indagación. Quispe era originaria de Ancoraimes, pueblo ubicado a 120 kilómetros de La Paz.

La Razón estuvo en ese pueblo el jueves y los entrevistados, entre ellos familiares, denunciaron que grupos vinculados con sindicatos campesinos no dejaron que la concejala ejerza su cargo por al menos 20 meses. A 32 días de haber logrado el reconocimiento de sus derechos políticos, fue encontrada muerta en La Paz.

Eugenio Mamani, su tío, aseguró que en el momento del crimen, Quispe no portaba objetos de valor, por lo que rechazó la idea de un atraco. Céspedes dijo que convocó a declarar al entorno laboral de la concejala, entre ellos los ediles suspendidos Basilia Ramos y Pastor Cutili.

Quispe —quien desarrolló una amplia trayectoria política y sindical— sostenía juicios con las dos autoridades suspendidas porque no acataron las resoluciones judiciales que le restituían sus derechos políticos y económicos. Cutili dijo a este medio que fue “el pueblo” el que decidió que la concejal no ejerza sus funciones.

El fiscal sospecha que participaron varias personas en el asesinato, mientras que el alcalde de Ancoraimes, Félix Huanca, informó a La Razón que tiene datos en sentido de que la extinta autoridad acudió a una entidad financiera antes de su muerte.

Pidió informe sobre llamadas

La Fiscalía solicitó a diferentes instituciones el extracto de las llamadas telefónicas y el movimiento en la o las cuentas bancarias de la concejal  Juana Quispe, asesinada el 12 de marzo. El fiscal encargado del caso, Sergio Céspedes, informó que con los datos que consiga establecerá a quién o a quiénes llamó la víctima y viceversa. Además, con los informes bancarios se determinará si sacó o depositó dinero a su cuenta aquel día.

El alcalde de  Ancoraimes,Félix Huanca, indicó a La Razón que supo que Quispe acudió al banco un día antes de haber sido hallada sin vida. Quispe fue encontrada muerta el 13 de marzo, a orillas del río Orkojahuira. Inicialmente se dijo que participó de la jornada en defensa del acullico en La Paz, pero Huanca aseguró que estuvo en la sede de gobierno como parte de actividades propias del Concejo.

Céspedes sostuvo que a partir de las declaraciones del entorno laboral y familiar de la víctima se definirán nuevas acciones para dar con los autores del asesinato.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia