Seguridad ciudadana

Tres pandilleros violaron y asesinaron a anciana

Oficina de la Mujer dice que es feminicidio

Ilustración

Ilustración

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

00:28 / 24 de febrero de 2016

Tres miembros de una pandilla, de 19 y 18 años, imputados por el asesinato de Eulalia C.M., de 63 años, están detenidos. La víctima, que vivía sola en Tajra, Sipe Sipe, fue abusada sexualmente y ultimada a golpes de pala por los criminales confesos.

La Oficina Jurídica para la Mujer (OJM) aseguró que se trata de un nuevo feminicidio y solicitó que se cambie la tipificación.

Los tres sujetos intentaron encubrir su delito, trataron de desmembrar  y de quemar el cuerpo de la víctima, dueña de una tienda de barrio. Pero no pudieron hacerlo, así que la enterraron en el patio de su casa. El viernes, su hija, Pamela, encontró sus restos y presentó la denuncia a la Policía.

“Ella (Pamela) estaba preocupada porque su madre no contestaba el teléfono, por eso fue a la casa y encontró una ventana abierta, entró y la buscó pero no la halló”, contó Florinda Corrales, abogada de la OJM.

Entonces se dirigió al patio. Allí le llamó la atención una reciente excavación. Movió la tierra y  encontró el cadáver de la anciana, que según el informe médico forense, fue violada y golpeada con una pala hasta que murió.

El director de la fuerza anticrimen de Quillacollo, coronel Gualberto Díaz, informó que los jóvenes ingresaron por una ventana, robaron bebidas y dinero, vejaron y mataron a la anciana, para luego deshacerse de su cuerpo.

“Se han encontrado productos de la tienda en la vivienda de esos jóvenes”. Se llevaron cajas de bebidas alcohólicas y el dinero que la mujer llevaba en su mandil, dijo el jefe policial. Los asesinos pertenecen a la pandilla denominada Unión Juvenil de Suticollo (UJS).

Pamela denunció que los jóvenes cortaron un brazo y el cuello de su madre. Luego, le prendieron fuego y finalmente enterraron su cadáver calcinado.

Feminicidio. Los sujetos fueron imputados por los delitos de violación seguida de muerte. Sin embargo, Corrales explicó que ésta puede ser cambiada.

La violación tiene una pena de 5 a 15 años de reclusión, agravada de cuatro a cinco años, si se produjera la muerte de la víctima. En cambio, el feminicidio tiene una pena de cárcel de 30 años sin derecho a indulto.

“Nosotros consideramos que es feminicidio por las características del mismo delito; lo vamos a fundamentar en la querella que será presentada esta semana”.

Los tres individuos fueron enviados con detención preventiva al penal de El Abra.

La OJM también pedirá informes del porqué solo tres de los seis aprehendidos fueron detenidos. Si se tratara de un feminicidio, Cochabamba registraría el tercer caso en lo que va del año.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia