Seguridad ciudadana

Un policía fue linchado tras ser confundido con un delincuente

Confundido con un delincuente, un policía vestido de civil fue linchado por vecinos de Ventilla I, del Distrito 8 de El Alto, la madrugada de ayer. Luego los agresores llamaron a sus familiares, los secuestraron cuando éstos acudieron y les obligaron a firmar garantías para entregarles el cuerpo.

Inseguridad. El cuerpo del sargento Rolando Guarachi es trasladado a la morgue de La Paz.

Inseguridad. El cuerpo del sargento Rolando Guarachi es trasladado a la morgue de La Paz.

La Razón / Miguel Rivas / La Paz

01:32 / 26 de mayo de 2012

La víctima es el sargento segundo Rolando David Guarachi, de 33 años de edad, quien vivía en la zona Achachicala de La Paz. Había llegado a Ventilla en estado de ebriedad y al parecer se confundió del sitio en el que se encontraba, de acuerdo con el relato de su hermana, Roselyn Guarachi.

“A las dos de la madrugada hemos recibido una llamada de una persona que nos dijo que iban a quemar a mi hermano si es que no íbamos al lugar y presentábamos documentos”. Según el relato de la hermana, a las 22,30 del jueves, Rolando llegó a su domicilio para recoger pertenencias. Admitió que notó que estaba con signos de que había bebido. Según datos de la Policía, éste habría festejado su nueva designación al Beni.

Luego salió de la vivienda sin decir a dónde se dirigía y sus familiares no supieron de él sino hasta que recibieron la llamada. El padre del sargento Guarachi y la hermana llegaron a Ventilla I, sin antes haber dado parte a la Policía, porque ése fue el requerimiento de la voz que los convocó. Ésta les había dicho que si alertaban a la Policía, Guarachi sería eliminado.

Cuando estuvieron en presencia de los vecinos, los dos familiares fueron rodeados y secuestrados por unas 50 personas y conducidos a la sede social, de acuerdo con Roselyn.

“Nos han hecho firmar un acta de garantías, ni siquiera sabíamos qué decía el documento. Estábamos temblando de miedo y sólo queríamos que liberen a mi hermano”.  Visiblemente acongojada, Roselyn recordó que rogaron por sus vidas y la de su hermano, mostraron certificados de nacimiento, carnets de identidad y otros documentos, y brindaron números telefónicos. Cerca de las 06.00 fueron llevados hasta donde yacía Rolando.

“Uno de los presentes dijo: ‘Ese mañudo está simulando, está dormido. Llevátelo, así siempre son, si son policías son rateros’, pero mi hermano ya estaba muerto”. El cuerpo sin vida llegó a las 06.20 al hospital Corazón de Jesús de El Kenko.

El sargento Guarachi trabajaba en el Control Operativo Aduanero y es el segundo policía que muere linchado en El Alto en esta gestión. Se presume que falleció por traumatismo encéfalo craneal y enfriamiento pues lo desvistieron, flagelaron y golpearon. La Policía informó que también tenía signos de haber sido estrangulado. La FELCC informó que cuatro personas fueron detenidas como sospechosas, entre ellas una mujer, que sería portera de una escuela.

Roselyn dijo a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) que no pudo identificar a los agresores porque estaban cubiertos con mantas y pasamontañas. “Vamos a investigar, daremos con los culpables, porque se ha segado la vida de un inocente, puede ser que los dirigentes estén involucrados”, explicó el jefe de Homicidios de la FELCC, mayor Oswaldo Fuentes.

Cuatro casos en este año

Linchados

En lo que va de  2012, en El Alto se produjeron cuatro linchamientos de personas inocentes, según el jefe de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), mayor Oswaldo Fuentes.

Los vecinos  obstaculizan los juicios en estos casos

Los casos de linchamientos en El Alto no llegan a juicio penal debido a una serie de obstáculos que ponen los vecinos que impiden, por ejemplo, la labor de la Policía o no brindan información para procesar o citar a los culpables, informó el representante del Defensor del Pueblo de esta ciudad, José Luis Hidalgo.

La autoridad explicó que desde 2011 hasta la fecha esa institución recibió 10 casos de linchamiento de personas inocentes. “Pero la gente es la que impide que se hagan las pericias policiales. Cuando los efectivos acuden a las zonas para hacer las notificaciones, los vecinos reaccionan, se enojan y los echan. Lamentablemente ninguno ha concluido en juicio”.

El Defensor dijo que en estos casos existe retardación y poca aplicabilidad de la justicia. Añadió que la reacción de la gente ante la presencia de una o más personas ajenas al vecindario, en vehículos o a pie, es entendible, pero no justificable. El jefe de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, mayor Oswaldo Fuentes, afirmó que los linchamientos son un problema de orden social y se convierten en un conflicto para la labor de la Policía.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia