Ciudades

Por las noches, usuarios esperan más de una hora por un minibús

La noche del miércoles, unos 20 vecinos de Ciudadela Ferroviaria casi agreden a un chofer de la línea de minibús 292, tras una espera de más de una hora.  Acostumbrados a formar filas en unos 12 puntos del centro, estaban furiosos por la demora.

Filas. Usuarios que residen en Vino Tinto esperaron, la noche del miércoles, durante más de una hora la llegada de minibuses en la esquina Manco Kápac e Isaac Tamayo.  FOTO:  Ángel Illánes

Filas. Usuarios que residen en Vino Tinto esperaron, la noche del miércoles, durante más de una hora la llegada de minibuses en la esquina Manco Kápac e Isaac Tamayo. FOTO: Ángel Illánes

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

01:11 / 27 de febrero de 2016

La noche del miércoles, unos 20 vecinos de Ciudadela Ferroviaria casi agreden a un chofer de la línea de minibús 292, tras una espera de más de una hora.  Acostumbrados a formar filas en unos 12 puntos del centro, estaban furiosos por la demora.

Con las nuevas tarifas de minibuses y carrys (Bs 2 y Bs 2,60, más un recargo nocturno de Bs 0,20) y de micros y buses (Bs 1,50 y Bs 1,80; en esta modalidad no hay pasaje nocturno), se pensó que se iba a acabar con el “trameaje” y mejorar el servicio del transporte.

Sin embargo, en un recorrido  efectuado la noche del miércoles, La Razón evidenció que las filas en unas 12 paradas momentáneas —que ahora están prohibidas— aumentaron, al igual que el tiempo de espera, y vio que hay gente que pelea por abordar un motorizado.

“Estoy esperando más de una hora y media aquí (explaza Kennedy) y ninguno de los minibuses 292, 368 y 263 (que van a Pantisirca y Ciudadela Ferroviaria) del sindicato Litoral vienen”, se lamentó Pedro Maidana.

Tal era la molestia, que unos 20  del medio centenar que aguardaba en este punto, casi agreden a un chofer de la línea 292 que finalmente llegó. Los reclamos  apuntaron también a la Guardia Municipal de Transporte (GMT) presente en el lugar.

Una cuadra más abajo, en la esquina Manco Kápac e Isaac Tamayo, una fila de unos 100 vecinos, que empezó a formarse a las 18.30, a las 20.30 aún esperaba los motorizados que prestan servicio a Vino Tinto. “Estoy más de 45 minutos, y no viene ni un minibús, y si llegan, están llenos”, dijo el universitario Juan Zárate.

A unos 100 metros de la plaza Eguino, otro medio centenar de  pasajeros aguardaba bajo la llovizna las furgonetas que se dirigen hacia la avenida Periférica. “Está lloviendo y seguimos aguardando. No sé qué quieren estos choferes, si se les ha subido el pasaje”, protestó Calixto Chambi.

Este medio encontró además otros nueve lugares donde los usuarios acostumbran esperar minibuses y carrys. Como la esquina de la Yanacocha y Comercio, para ir a Villa Pabón y Periférica; la avenida Montes esquina Bozo y Serrano, para Obrajes y El Alto; o la plaza Alonso de Mendoza y Figueroa, también a esa urbe.

Asimismo, vio filas en la plaza Eguino y Manco Kápac para ir a El Alto y Periférica; en la Colón y avenida Mariscal Santa Cruz, con destino a Cotahuma.

Una de las infracciones gravísimas previstas en la Ley de Control de Servicio de Transporte Público de Pasajeros son estas paradas momentáneas, establecidas por la costumbre, ya que los choferes no completaban su ruta y se dirigían con sus vehículos vacíos a esos puntos a recoger pasajeros.

Alegatos. Ante este panorama, unos transportistas piden paciencia a los usuarios y otros, reforzar con más vehículos los destinos donde hay más demanda.

Rubén Sánchez, secretario ejecutivo de la Federación de Choferes 1ro de Mayo, atribuyó esto a que “ahora ya no hay ‘trameaje’ y algunos ya tienen miedo de trabajar (dar la vuelta sin completar el recorrido) por las multas, pero vamos a pedir que aumenten la frecuencia de salidas”.

Fernando Condori, dirigente del transporte libre, sostuvo que debido a que “está desapareciendo el ‘trameaje’”, infracción sancionada con Bs 100, sus afiliados hacen recorridos completos y “descuidan algunos sectores”.

“Hay que ver la forma de reforzar los lugares donde hay más demanda”, agregó. Carlos Aranda, dirigente del sindicato San Juan, anunció que si los vecinos lo piden, ellos dispondrán de más vehículos. “Podemos apelar a (vehículos con placas restringidas)”, sugirió.

La Razón intentó hablar con el secretario municipal de Movilidad, Transporte y Vialidad, Ramiro Burgos, pero no lo consiguió. En la Unidad de Comunicación informaron que tenía previsto dar una conferencia de prensa, que al final no se llevó a cabo.

LAS OPINIONES

José Luis Tórrez: ‘Hace 40 min no hay nada’

No pueden eliminar estas paradas, porque los de la tercera edad no podemos estar recorriendo calles buscando auto. Aquí (Yanacocha y Comercio),  espero el minibús a Villa Pabón; hace 40 minutos (min) que no hay nada. Jubilado.

Felisa Condori: ‘Los minibuses pasan llenos’

Llevo esperando más de media hora, pero todos los minibuses pasan llenos. ¿Ahora dónde vamos a ir a esperar el transporte? La línea 235, que va a la zona Periférica, nos hace esto todas las noches. (Ingavi y Yanacocha). Anciana de 73 años.

Masiel Alegría: ‘Hace una hora que espero’

Salí del colegio hace más de una hora y no puedo volver a  mi casa. Vivo en Vino Tinto y los pocos minibuses que vienen están llenos y llegan con uno o dos asientos libres. Hicieron subir los pasajes, pero igual no hay movilidad. Colegiala.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia