Cuba - EE.UU.

Congreso de EEUU se divide tras el anuncio del Presidente

Obama promoverá un debate congresal sobre  el embargo contra Cuba

Parlamentarios. El Congreso de Estados Unidos; los demócratas y republicanos difieren sobre su apoyo al anuncio de relaciones con Cuba.

Parlamentarios. El Congreso de Estados Unidos; los demócratas y republicanos difieren sobre su apoyo al anuncio de relaciones con Cuba. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Washington

03:15 / 18 de diciembre de 2014

El anuncio del presidente de Estados, Barack Obama, de un cambio en las relaciones con Cuba generó ayer en el Congreso del país norteamericano reacciones encontradas que reflejan la polarización en torno al fin del embargo económico impuesto a la isla en 1961.

Todos los congresistas coincidieron en expresar “alivio” y “alegría” por la liberación del contratista estadounidense Alan Gross, que volvió a su país tras ser liberado por Cuba después de pasar cinco años preso en La Habana.

Uno de los legisladores más críticos con la decisión de Obama fue el republicano John Boehner, presidente de la Cámara Baja del Congreso, que en enero estará totalmente controlado por la oposición republicana. Él cree que las medidas para levantar parte de las restricciones que pesan sobre la isla forman parte de “una serie de concesiones sin sentido a una dictadura que maltrata a su gente y conspira con los enemigos” del país.

“Las relaciones con el régimen de Castro no deben de ser revisadas, y mucho menos normalizadas hasta que el pueblo cubano pueda disfrutar de la libertad”, dijo Boehner, quien añadió que la decisión de Obama “envalentonará” a los estados patrocinadores del terrorismo.

Malestar también expresó en un comunicado el senador republicano por Florida Marco Rubio, de origen cubano, quien prometió que hará “todo lo posible” para bloquear en el Congreso las medidas tomadas por el gobernante.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Robert Menéndez, también de origen cubano, afirmó que “las acciones del presidente Obama defienden el comportamiento brutal del Gobierno cubano”. A su juicio, “intercambiar a Gross por tres delincuentes convictos sienta un precedente muy peligroso”, que “invita a los regímenes dictatoriales y sin escrúpulos a utilizar a los estadounidenses que sirven en ultramar como moneda de cambio”.

El senador cree que la “transacción asimétrica” invitará a la dictadura cubana a ser más beligerante contra el movimiento de oposición que se desarrolla dentro de la isla, y “que permanece encarcelado por los mismos verdugos que castigaron a Alan Gross”.

La congresista cubanoamericana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, indicó que la “acción descarriada del presidente Obama animará al régimen de Castro a continuar sus actividades ilícitas, pisotear las libertades fundamentales y desechar los principios democráticos. La liberalización de políticas destinadas a suavizar el comercio y remesas a Cuba es otro golpe de propaganda para los hermanos Castro que ahora llenarán sus cofres con más dinero, a costas del pueblo cubano”.

A pesar de las críticas, Obama ha encontrado el respaldo de su partido en el líder de la mayoría demócrata de la Cámara Alta, Harry Reid. “Apoyo la decisión del presidente Obama para que Estados Unidos abra un nuevo capítulo en sus relaciones con Cuba”, destacó el senador, que aunque sigue “preocupado por los derechos humanos y la libertad política dentro de Cuba”, apoya “avanzar hacia un nuevo camino”.

Especial respaldo halló Obama en el senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, y el congresista demócrata por Massachusetts, Jim McGovern, que estrecharon la mano de Gross a su llegada al país tras su liberación. “¡Bienvenido a casa!”, dijo en Twitter Durbin, quien subió a esta red social una foto con el contratista estadounidense.

En un comunicado, McGovern consideró el día de ayer como “histórico” porque, “por fin, las políticas de la Guerra Fría de las últimas cinco décadas están a punto de terminar. Los cambios anunciados por el presidente Obama abren el camino para una más madura y productiva relación entre nuestras naciones”.

El ‘guiño’ a la ciudad de Miami

Exilio

El “guiño” que hizo Barack Obama a la ciudad de Miami en su histórico discurso de ayer, no sedujo lo más mínimo al exilio cubano, que ha recibido la noticia como “un jarro de agua fría”.  “Cobarde” y “traidor” son algunos de los calificativos que dedicaron ayer al Mandatario miembros del exilio, disidentes cubanos presentes en Miami como Antúnez y, por supuesto, líderes republicanos como Marco Rubio o Jeb Bush, ambos con aspiraciones presidenciales con miras a los futuros comicios en suelo estadounidense.

Obama edifica su legado

Sin la presión de tener que volver a presentarse a unas elecciones y con dos años por delante en el Gobierno, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comenzó a construir su legado con un histórico giro hacia Cuba. El anuncio del inicio del restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba tras más de 50 años de enemistad, marca un nuevo tempo en el gobierno de Obama, que pasa a la acción en temas que abanderó desde su campaña para llegar a la Casa Blanca, pero que no hallaron eco en el Congreso.

El acercamiento a Cuba es uno de ellos, algo que se ha venido fraguando desde el principio de su mandato, según aseguró Dan Restrepo, principal asesor de Obama para Latinoamérica entre 2009 y parte de 2012.

Para Cynthia Arnson, directora del programa de Latinoamérica en el centro Woodrow Wilson, “ha sido una de las iniciativas más importantes de la política exterior de Estados Unidos hacia el Hemisferio (América Latina) durante todo su mandato”.

Obama pasó a la acción después de la derrota del Partido Demócrata en las elecciones legislativas del 4 de noviembre, y desafió a los republicanos con el anuncio de medidas ejecutivas que detendrán la deportación de 5 millones de indocumentados. Y en noviembre logró un acuerdo con China para reducir las emisiones de los gases contaminantes. En la lista de asuntos pendientes está el cierre del centro de detención de Guantánamo, en la base militar que Estados Unidos tiene en territorio cubano.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia