Cuba - EE.UU.

Cuba y EEUU enfrentan ahora la etapa más compleja del deshielo

El fin del embargo, Guantánamo y Derechos Humanos están en agenda

La Habana. Un cadillac de los años 50, símbolo del bloqueo, pasa cerca de la nueva Embajada de EEUU en Cuba.

La Habana. Un cadillac de los años 50, símbolo del bloqueo, pasa cerca de la nueva Embajada de EEUU en Cuba. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / La Paz

00:00 / 26 de julio de 2015

El 14 de agosto será izada la bandera de Estados Unidos en su embajada de La Habana (Cuba) y así concluirán las ceremonias por el restablecimiento de relaciones diplomáticas que comenzaron el 20 de julio en Washington al cabo de 54 años sin diálogo formal.

Luego de los respetuosos abrazos de la reconciliación se abrirá la etapa más difícil del proceso del descongelamiento iniciado el 17 de diciembre de 2014 con el anuncio casi en simultáneo de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro: La definición de una nueva agenda de cooperación y diálogo político.

Desde la mirada cubana, el levantamiento del embargo económico y la retirada de Estados Unidos de la bahía de Guantánamo serán los dos asuntos que permitirán la recuperación de las confianzas. Washington ha pedido, a su modo, se respeten los derechos políticos de los disidentes.

Una muestra de la complejidad de las próximas negociaciones fue percibida el 20 de julio por Silvia Ayuso, la corresponsal en la capital estadounidense del diario El País. Ella contó que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ni bien izó la bandera de su país en su nueva embajada en Washington tuvo que reunirse con su colega, el secretario de Estado John Kerry, para preparar las bases del próximo escenario de negociación. Al término de ese encuentro, los mensajes emitidos dieron fe de las dificultades de la ruta que ambos países aún deberán recorrer.

“Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas culmina una primera etapa del diálogo bilateral y se abre paso al complejo, y seguramente largo proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales”, anunció Rodríguez luego de celebrar que la legación cubana haya recuperado el estatus de embajada que perdió con la ruptura de relaciones en 1961. La legación de Cuba en Estados Unidos está ubicada a unos tres kilómetros de la Casa Blanca; se trata de una casona construida en 1916 que por efecto del enfriamiento diplomático acogió a la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, pero  bajo al amparo de la embajada de Suiza. Similar figura tuvo la presencia estadounidense en La Habana, en un monolítico edificio que fue inaugurado en 1953, seis años antes del triunfo de la revolución.

Rodríguez marcó las pautas. No habrá normalización plena hasta que se logre la “eliminación del bloqueo”, la devolución de Guantánamo y  “el respeto a la soberanía de Cuba”, recalcó. Y así de tratar de tocar asuntos de la “exclusiva soberanía de los cubanos”, subrayó al aludir a la preocupación del Gobierno norteamericano de incorporar en la agenda el asunto de los derechos humanos.

Las palabras del jefe de la diplomacia cubana fueron seguidas con atención por la secretaria de Estado adjunta para América Latina y negociadora jefe de la normalización, Roberta Jacobson.

AGENDAS. Desde la Casa Blanca, el portavoz, Josh Earnest, manifestó entonces la “esperanza” del Gobierno de Obama de que “en los próximos años se empiece a ver un respeto a los derechos humanos básicos en Cuba”. Kerry por su parte negó ante la prensa que Guantánamo esté, por el momento, sobre la mesa de negociaciones. “Persistir en objetivos obsoletos e injustos y solo proponerse un mero cambio en los métodos para conseguirlos no hará legítimos aquéllos ni ayudará al interés nacional de Estados Unidos ni de sus ciudadanos”, replicó ante este escenario Rodríguez.

El embargo o bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba está sustentado con varias normativas que se aprobaron desde 1960 cuando la revolución de Fidel Castro comenzó a nacionalizar las empresas de capitales norteamericanos. Debido al proceso de descongelamiento, Washington ha vuelto a permitir que sus ciudadanos visiten la isla motivados por el turismo, pero se mantienen las prohibiciones para que, por ejemplo, Cuba pueda exportar al mercado de su gran vecino del norte o, en su defecto, comprar petróleo. El fin de este bloqueo deberá contar con el aval del Congreso estadounidense.

DEBATE. La Estación Naval de Estados Unidos de la Bahía de Guantánamo se estableció en 1898, cuando ese país ocupó militarmente la isla tras derrotar a España en la guerra hispano-estadounidense. Washington obtuvo un arrendamiento perpetuo que comenzó el 23 de febrero de 1903 con la firma por parte de Tomás Estrada Palma, primer presidente de Cuba. El Gobierno de La Habana reclama plena soberanía sobre ese territorio ocupado de 117 kilómetros cuadrados y donde se instaló una cárcel de alta seguridad para acusados por crímenes de terrorismo. La Casa Blanca anunció un plan para el cierre de esa prisión, pero deberá esperar la anuencia del Congreso, dominado por los republicanos, opuestos a esta medida.

A pesar de la complejidad de las futuras conversaciones entre Estados Unidos y Cuba, ha quedado para la historia que Rodríguez sea el primer canciller en visitar oficialmente, desde 1958, la sede de la política exterior de Estados Unidos. Kerry hará lo mismo cuando en 20 días más llegue a La Habana para tomar un mojito.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia