Cuba - EE.UU.

Se percibía el acercamiento desde el año pasado

El apretón de manos entre presidentes fue una señal en noviembre de 2013

Info relaciones EEEUU-Cuba.

Info relaciones EEEUU-Cuba.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / La Habana

03:54 / 18 de diciembre de 2014

El acercamiento anunciado ayer entre Estados Unidos y Cuba viene a concretar una serie de signos positivos emitidos desde hace meses en ambas orillas del Estrecho de Florida. Para observadores, esto fue perceptible por primera vez el 8 de noviembre de 2013 en Miami, Florida. Durante una gala de recaudación de fondos del Partido Demócrata, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó ante opositores al régimen cubano que había llegado el tiempo de repensar los lazos con La Habana. 

“Debemos ser creativos y reflexivos, y continuar revisando nuestras políticas”, declaró. “Tengan en cuenta que yo recién había nacido cuando (Fidel) Castro llegó al poder, por lo que la idea de qué políticas que nosotros adoptamos en 1961 pueden ser eficaces hoy, en la era de internet, de Google (...), me parece poco sensato”.

“Para mí la fecha fundacional de este acercamiento es el 8 de noviembre de 2013, momento en que Obama admitió por primera vez en 50 años el fracaso de la política estadounidense hacia Cuba”, dijo un diplomático europeo en la capital cubana que pidió no revelar su identidad. A raíz de este hecho, el gran público pudo percibir unas semanas después la posibilidad de un cambio, cuando Obama y Raúl Castro se estrecharon las manos ante las cámaras del mundo en Johannesburgo, en una ceremonia en homenaje al fallecido expresidente sudafricano Nelson Mandela.

Este gesto marcó los espíritus y fue percibido como un muy fuerte símbolo al tratarse del primer contacto público entre los presidentes estadounidense y cubano en medio siglo. Una imagen que habría sido probablemente imposible con Fidel Castro. Retirado del poder desde 2006, el “Comandante” se erigió en eterno enemigo del imperialismo norteamericano, marcado por el sello de la Guerra Fría y de decenas de intentos de asesinato en su contra por encargo de la agencia de Inteligencia estadounidense CIA.

Pero desde la llegada de Raúl a la cabeza del país, las diatribas antiestadounidenses se tornaron más raras y menos virulentas, quedando circunscritas al embargo económico impuesto en 1962 por y a los agentes cubanos encarcelados en Estados Unidos. En octubre, en el marco de la coordinación de la respuesta ante el ébola, Estados Unidos y Cuba multiplicaron los intercambios amables. Cuba se puso de hecho en la vanguardia de la lucha contra el virus en África occidental. En un hecho inusual, el secretario de Estado, John Kerry, elogió las acciones del régimen comunista.

Sondeos recientes revelaron que una mayoría de estadounidenses se declaraban listos para un cambio en la política hacia Cuba. El diario The New York Times varias veces resaltó en los últimos meses que para el gobierno de Obama “la normalización de las relaciones con Cuba tendría más ventajas que desventajas”. Un editorial titulado Tiempo de acabar el embargo a Cuba, fue juzgado de “gran habilidad” por el líder histórico cubano Fidel Castro hace unas semanas.

Para Waye Smith, exjefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, el acercamiento llegó en el momento oportuno, principalmente tras el escándalo provocado por el informe del Senado norteamericano sobre la tortura aplicada por la CIA. “No se sabía cuándo ni de qué manera este acercamiento se produciría, pero era inevitable”, indicó el diplomático europeo.

No descartan visita de Obama

La Casa Blanca no descartó ayer que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visite Cuba durante los dos años que le quedan de mandato, tras el anuncio de los mandatarios de ambas naciones del inicio de un diálogo bilateral para restablecer las relaciones diplomáticas.

“Si hay una oportunidad para el Presidente de visitar (la isla), estoy seguro de que no la rechazaría”, indicó el portavoz del dignatario norteamericano, John Earnest, en su rueda de prensa diaria. “Ciertamente, no descartaría una visita presidencial”, agregó Earnest al aclarar, no obstante, que no hay ningún viaje programado por el momento.

Obama anunció ayer desde la Casa Blanca, en Washington, el inicio de un nuevo capítulo en las relaciones con Cuba, porque cree que la política de aislamiento “ha fracasado durante décadas”, y pidió un debate “honesto” en el Congreso de su país sobre el fin del embargo económico impuesto a la isla en 1961.

En un discurso desde la capital estadounidense, de unos 15 minutos y transmitido por televisión, Obama anunció el comienzo de un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, rotas desde 1961, que contempla la apertura de embajadas en Washington y La Habana en los próximos meses. La “rígida política” que ha marcado las relaciones bilaterales “tiene sus raíces en acontecimientos que ocurrieron antes de que la mayoría de nosotros hubiéramos nacido”, argumentó Obama.

El “aislamiento no ha funcionado”, dijo el Presidente, para quien “es momento de un nuevo enfoque” hacia Cuba. El martes, Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, hablaron por teléfono, al menos una hora, para cerrar el acuerdo, lo que supuso el primer contacto entre los líderes de ambos países en más de medio siglo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia