Dakar

ASO tiene plan B en caso de que el salar se inunde

Gobernación de Potosí prohibió el ingreso de turistas por las lluvias

Salar. Un vehículo de la primera caravana por la Ruta del Dakar pasa por un lugar con mucha agua.

Salar. Un vehículo de la primera caravana por la Ruta del Dakar pasa por un lugar con mucha agua. Víctor Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

00:03 / 27 de diciembre de 2013

La ASO (Amaury Sport Organisation), empresa francesa que organiza el Dakar, tiene un plan B —incluso dos— si la octava etapa de la edición 2014, que se correrá el lunes 13 de enero entre Uyuni (Bolivia) y Calama (Chile), no puede partir desde el salar, a la altura del municipio de Colchani, en caso de existir mucha agua en su superficie como consecuencia de las lluvias.

En los últimos tres o cuatro días no ha llovido en Uyuni y tampoco en el salar, según el reporte del periodista Freddy Juárez. Aunque expresó que la semana pasada fueron varias las jornadas de intensas precipitaciones.

Etienne Lavigne, director de la ASO, en su última visita a La Paz, el martes 10, confirmó que el salar —“mar de sal”, como él le llama— formará parte del recorrido cuando arranque la octava etapa con destino a Chile.

La sexta edición del Dakar en Sudamérica se iniciará el 5 de enero en Rosario, Argentina. Pasará por el país en la séptima etapa (domingo 12): Salta-Uyuni, en un recorrido de 782 kilómetros (409 de competencia y 373 de enlace); y en la octava, de 692 kilómetros (230 de enlace y 462 de carrera). Y finalizará el sábado 18 en Valparaíso, Chile.

David Castera, director deportivo de la ASO, quien además se encarga de diseñar el recorrido de la competencia desde 2005, también aseguró que la carrera entrará “un poco al salar”; pero advirtió que todo dependerá de la cantidad de agua en la superficie.

Anticipó que en caso de tropezar con problemas “porque en esos días la lluvia en Bolivia de verdad es un problema, tenemos dos o tres recorridos diferentes, que después de una inspección vamos a analizar si los activamos”.

No anticipó —una característica del Dakar, de mantener sus rutas en reserva— qué municipio o localidad se maneja como punto de partida alterno de la octava etapa.Juárez, redactor del periódico El Salar de Uyuni, dijo que en estos días el salar presenta “un poco de agua en algunos sectores, como ocurre siempre que llueve, pero no está anegado. Obviamente que en otros sitios, sobre todo en las orillas, existe un poco más de agua”; advirtió que la situación podría cambiar en caso de que vuelva a llover.

Como medida preventiva la Gobernación de Potosí, a través de su Secretaría de Turismo, ha restringido el ingreso de turistas al salar de Uyuni; “pero es algo normal, siempre por estas fechas sucede lo mismo, con el fin de evitar dificultades”.

La Razón digital informó ayer que Raúl Mendizábal, secretario de Desarrollo Productivo de la gobernación, declaró a Radio Panamericana que la medida estará vigente por todo el periodo de lluvias para evitar “experiencias amargas por el extravío de turistas”.

“Hay bolsones de agua que producen hundimiento de llantas, enfangamiento y la pérdida de ruta, por lo que no se permite el tránsito vehicular de turistas. La  gobernación por rutina hace un cierre, prohibe la entrada al salar”, explicó.

El Dakar ingresará al país el domingo 12 por el “punto Pachamama”, muy cerca de Villazón, de acuerdo con lo expresado por Pablo Groux, ministro de Cultura y uno de los hombres fuertes de la organización de la competencia en el país. Mientras que la salida se producirá al día siguiente por San Pedro de Quemes, también en el departamento de Potosí.

La séptima etapa partirá en Salta y finalizará a unos 30 kilómetros de Uyuni, según Gregory Murac, secretario de Relaciones Exteriores de la ASO. Antes de llegar a la meta habrá un tramo de neutralización de aproximadamente siete kilómetros.

Llegan los vehículos europeos

En Argentina

Tras 19 días de travesía marítima que comenzó en Havre, Francia, los vehículos de los competidores europeos que correrán el Dakar desembarcaron el lunes en Argentina, en el puerto de Campana, ubicado a 80 kilómetros de Buenos Aires. Entre motos, quads, autos y camiones, además de coches de la organización y de prensa, en total son 700.

Entrega

Durante una semana, hasta el martes, los vehículos serán vigilados de forma permanente por los servicios de seguridad del puerto, así como tres miembros de la organización del Dakar. Ese día los propietarios de los motorizados podrán recogerlos desde la mañana.

Se fue Barbery

El piloto cruceño Luis Barbery, quien participará por tercera vez en el Dakar, tuvo ayer el último contacto con los medios, en Santa Cruz. Presentó su camioneta (Toyota FC Cruiser) y horas después partió rumbo a Argentina junto con su equipo y familiares. Después de dos abandonos, el objetivo es “terminar el recorrido”.

Salvatierra

También Juan Carlos Salvatierra, quien tiene previsto viajar hoy, tuvo ayer un último contacto con los medios nacionales. Contó la dificultad de las etapas, sobre todo las “maratón”, una se correrá en Argentina y la otra en el país. Asimismo pidió a todos los bolivianos que vayan a ver el paso del Dakar por el país y brinden total apoyo a los pilotos bolivianos.

Indígenas amenazan con bloqueos

ANF

El dirigente indígena Rafael Quispe afirmó ayer, jueves, que los organizadores del Dakar 2014 deben tener autorización de la Tierra Comunitaria de Origen (TCO), Tolapampa, del departamento de Potosí, para que esta competencia pueda pasar por esta localidad, debido a que la circulación de motocicletas podría ocasionar un daño ambiental.

Quispe indicó que en los próximos días se enviará una carta a los organizadores para pedirles que eviten circular por esta región, debido a que se instalarán bloqueos, en protesta por el resguardo policial que se mantiene hace 17 días en la sede del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq). 

“Donde va a pasar (el Dakar) es la TCO Tolapampa, que es de los pueblos indígenas. Poniendo en sencillito, ahí hay huevos de avestruz, está sembrada la quinua, hay vicuñas y cuando pase el Dakar va a ser como una invasión (…). Debe haber una consulta previa, libre e informada, debe existir un estudio de evaluación de impacto ambiental”, manifestó Quispe. 

El dirigente sugirió al Conamaq bloquear el paso del Dakar con alambres de púas como otra forma de reclamo por el cierre de la sede de la organización. “En el tema del Dakar, como va a ser un inmenso paso, yo sugiero que pongan alambres de púas y así se estanca todo”, declaró.

Las amenazas de bloqueo por parte del Conamaq surgieron desde principio de semana, situación a la que el presidente, Evo Morales, restó importancia. En una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, señaló que así como existen ciudadanos, parlamentarios o exlíderes como Manfred Reyes Villa, que desde Estados Unidos critican el Dakar, también en Bolivia hay quienes se prestan a esto, pero restó importancia a esas posiciones, pues pesa más la aceptación de la ciudadanía por este evento deportivo. “No puedo entender que algunos hermanos sean instrumentos de estas voces; pero no pasa nada”, declaró en relación a la postura del Conamaq.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia