Dakar

Armin Franulic: ‘Feliz porque llegó el Dakar’

Armin Franulic es uno de los artífices, sino el principal, para que el Dakar llegara a Bolivia. Fue el primero en realizar las gestiones. Hoy se recupera tras un cuadro delicado de salud y por eso no pudo estar ni el año pasado ni ahora en Uyuni recibiendo a los pilotos. Aunque no es lo mismo, a lo lejos aplaude.

Armin Franulic, expresidente de la FEBAD. Archivo

Armin Franulic, expresidente de la FEBAD. Archivo

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón

00:49 / 12 de enero de 2015

Armin Franulic es uno de los artífices, sino el principal, para que el Dakar llegara a Bolivia. Fue el primero en realizar las gestiones. Hoy se recupera tras un cuadro delicado de salud y por eso no pudo estar ni el año pasado ni ahora en Uyuni recibiendo a los pilotos. Aunque no es lo mismo, a lo lejos aplaude.

— ¿Cómo está su salud, Armin?

— Pasaron 15 meses desde aquel momento que sufrí el accidente cardiovascular al cerebelo, que se complicó con una hemorragia interna por mi caída en el baño de un hotel, así que me tuvieron que operar dos veces seguidas; estuve un mes en una clínica en La Paz y otro en Chile. Aunque ya pasó lo peor, el proceso es lento, la mano y pierna derechas necesitan más tiempo de recuperación. Todavía uso apoyo para caminar (un burrito) y tengo las rodillas sin operar, eso se hará cuando esté más restablecido, pero a medida que va pasando el tiempo voy mejorando.

— ¿Lo sucedido lo aleja totalmente de su pasión por el automovilismo?

— Me alejó y volver a ser dirigente creo que ya no. Ahora estoy al tanto mediante los medios de comunicación de lo que sucede a nivel nacional en nuestro automovilismo. Sigo con atención lo que pasa en el Dakar por la prensa, por internet, pero no como cuando era corredor o dirigente de la Federación Boliviana de Automovilismo Deportivo (Febad). Me invitaron a Uyuni para recibir esta versión de la carrera, pero lamentablemente depender de otra persona y no poder valerme por mí mismo me obligó a desistir.

Puedo colaborar con todo gusto y asesorar a quien esté en la Febad, sin embargo ahora me toca pensar en mi salud y en restablecerme bien.

— ¿Siente usted que fue uno de los artífices para que llegue el Dakar al país?

— Cómo es la vida. Hice todo lo posible para que la competencia llegue al país y no pude estar en las dos ocasiones que pisó suelo boliviano. Me toca vivir una de mis peores épocas por mi recuperación, pero estoy feliz porque el Dakar llegó a Bolivia. Dije que podía estar listo para este año y no fue posible, pero me alegra saber que el trabajo sigue y tenemos a los autos en nuestro territorio; y ojalá en la siguiente versión ingresen los camiones.

Recuerdo que en 2013 hicimos las gestiones junto al Ministro de la Presidencia y el de Culturas, Juan Ramón Quintana y Pablo Groux, respectivamente, en un encuentro que tuvimos en Lima con los miembros de la Amaury Sport Organisation (ASO) para solicitar el ingreso de la competencia, y la primera idea que ellos plantearon fue el que la prueba pasara por Tarija; después propusimos que fuera por el salar de Uyuni, además del tema económico que costaría unos cuatro millones de dólares.

— ¿Estuvo en algún momento en riesgo el ingreso del Dakar a Bolivia?

— Sí, casi se pinchó el proyecto.  Si no hubiese sido por la intervención del presidente Evo Morales, quien aprovechó un viaje a Europa, pasó por Francia y habló en persona con los más altos dirigentes de la ASO, no hubiera habido Dakar. Ellos aceptaron que en la primera versión solo ingresaran las motos y ahora se avanzó con los autos.

— ¿Qué piensa de los pilotos bolivianos en el Dakar?

— Creo que tendremos la satisfacción de tener a nuestros pilotos en lugares de privilegio. La experiencia que acumularon sirve. Juan Carlos Salvatierra lamentablemente se quedó; Wálter Nosiglia, Fabricio Fuentes, Marco Bulacia y Luis Barbery lo están haciendo bien. Me da pena por Ernesto Eterovic, Rolando Careaga, Fortunato Maldonado y Sergio Mita, pero el Dakar es así, cobra víctimas día a día.

— ¿Qué opinión tiene de la participación de Fortunato Maldonado a sus 68 años?

— Son 68 años de Fortunato y puedo decir que a su edad  fue cuando corrí por última vez un Gran Premio Nacional, entonces por qué él no puede darse el gusto; lástima que abandonó, pero sin duda alguna tendrá un gran recuerdo de esta prueba.

—¿Su hijo Patricio ganó un torneo en estados Unidos hace poco, ¿qué sintió?

—Junto a Sergio Kosky condujeron un Toyota y se coronaron campeones de la Copa de las Américas del Gran Prix de Miami. Su plan es correr en una máquina Honda  esta temporada. Al parecer esta pasión no va a terminar porque uno de mis nietos (Nicolás) es un apasionado por los autos y a temprana edad mostró esa intención de correr también en algún momento.

— ¿Será posible volver a tener un Gran Premio de automovilismo este año?

— El año pasado no se corrió y no conozco las razones. No sé si habrá ahora debido a la baja del precio del petróleo. Espero que sí se pueda.

Estuvo 25 años en las carreras

Trayectoria

Armin Franulic nació en La Paz el 8 de septiembre de 1943 y estuvo durante 25 años seguidos en competencias de automovilismo.

Regreso

Volvió a la actividad por una invitación del expresidente Hugo Banzer Suárez. Su último triunfo en un Gran Premio fue en la edición “Evo Morales” de 2007.

Despedida

Se retiró de las competencias después de que tuvo un vuelco cerca de Aiquile, en el Gran Premio de 2008. Luego inició la carrera dirigencial y fue presidente de la Febad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia