Dakar

Bolivia tiene seis ‘héroes’ en la meta

El chuquisaqueño Wálter Nosiglia, en cuadriciclos, volvió a ser el mejor boliviano ubicado, como ya le sucedió en la anterior edición (en la primera vez que corrió, en 2014, tuvo que abandonar por un accidente fuera de carrera).

Wálter Nosiglia cruza un riachuelo a toda velocidad en Termas de Río Hondo, en la segunda etapa del Dakar.

Wálter Nosiglia cruza un riachuelo a toda velocidad en Termas de Río Hondo, en la segunda etapa del Dakar. Foto: prensa NOSIGLIA

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 18 de enero de 2016

Comenzaron 11, pero casi medio equipo —cinco— se quedó en el camino. Los restantes seis pilotos fueron los “héroes” bolivianos que cruzaron el sábado la meta del Dakar 2016.

Este año, el Team Bolivia asistió con más participantes que en ediciones pasadas. Antes de ésta, la de más pilotos era la anterior, con nueve.Cruzar la meta y conseguir la medalla entregada por los organizadores ya es un motivo de satisfacción para cualquier piloto que participa en el Dakar, pero todos los bolivianos tuvieron por lo menos un motivo adicional más para celebrar.

El chuquisaqueño Wálter Nosiglia, en cuadriciclos, volvió a ser el mejor boliviano ubicado, como ya le sucedió en la anterior edición (en la primera vez que corrió, en 2014, tuvo que abandonar por un accidente fuera de carrera).

Y aunque no consiguió subir al podio, como lo había hecho en 2015, cuando fue tercero en su categoría, cumplió con la meta que se había trazado antes de partir: la de estar entre los 10 mejores. Con un sexto lugar, lo hizo con creces.

Además, Nosiglia obtuvo lo que ningún otro boliviano en la historia del Dakar: ser segundo en una etapa (la duodécima, entre San Juan y Villa Carlos Paz).También en cuadriciclos, para Leonardo Martínez la tercera fue la vencida y por fin pudo terminar la carrera.

En realidad fue su segunda participación. En la primera, la de 2013, abandonó. Iba a correr en 2015, pero debido a un accidente poco antes no consiguió recuperarse a tiempo. Y en 2016 entró con todo para acabar en el puesto 12. “Una bendición de Dios”, como él mismo dijo.

Además, se impuso en la categoría 4X4 de los cuadriciclos. Primer boliviano que lo logra.

Las motos volvieron a tener en el experimentado Juan Carlos Salvatierra al boliviano mejor ubicado. Fue al Dakar a tomarse la revancha, porque en la anterior edición tuvo que abandonar. Esta vez corrió de principio a fin y se ubicó en el vigésimo primer lugar de las motos, si bien estuvo a seis de su mejor sitial histórico (14).

Fabricio Fuentes hizo su mejor carrera y acabó en el puesto 59. Fue su tercera participación en el Dakar. Fue “un sueño cumplido”.

Después de seis participaciones, Marco Bulacia también llegó más alto que antes en la categoría autos.

Con un coche menos preparado que muchos otros a los que superó, el piloto cruceño consiguió el vigésimo primer puesto. En 2014 había llegado en el trigésimo lugar.

El sexto piloto nacional en llegar a la meta fue un debutante: Rodrigo Gutiérrez hizo mucho más de lo que él mismo esperaba y se colocó en el puesto 44 de los coches. Además destacó en su grupo al ubicarse tercero en el T-3.1.

Nosiglia retorna esta noche

A La Paz

Wálter Nosiglia, el mejor boliviano en el Dakar 2016, aterrizará en el aeropuerto de El Alto esta noche, se prevé a eso de las 20.30.

A Santa Cruz

La mayoría de los pilotos serán recibidos en Santa Cruz. Por ejemplo, Juan Carlos Salvatierra (motos) tiene prevista su llegada para hoy.

Recibido

El representante nacional en motos Danny Nogales, quien no pudo terminar el Dakar, llegó ayer a Cochabamba y una caravana le dio la bienvenida y la acompañó hasta Vinto.

Diez llegaron al país y vivieron la gran fiesta

Solo Luis Barbery (coches), quien abandonó en la primera parte de la carrera, en territorio argentino, no cumplió su sueño de llegar en competencia a Bolivia. Los otros 10 vivieron esa fiesta.

El Dakar 2016 se corrió solo por dos países, Argentina y Bolivia, después de que Chile se salió desde un comienzo y Perú descartó en el camino seguir en la organización.

Al país le tocó recibir tres etapas, de la quinta a la séptima (7, 8 y 9 de enero). Además, a diferencia de los dos anteriores años, la carrera llegó completa: motos, cuadriciclos, coches y —por primera vez— camiones.

Barbery se tuvo que marchar al cabo de la segunda etapa, cuando en un enlace su coche Buggie se incendió y de él solo quedaron las cenizas; sin embargo, no hubo que lamentar desgracias personales.

Tres pilotos en motos, dos en cuadriciclos y cinco en coches, fueron los bolivianos que tuvieron un gran recibimiento en la rampa de Uyuni.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia