Dakar

Bolivianos reciben la carrera hoy en Iquique

La mayoría fue a ver el Dakar y apoyar a los pilotos nacionales, al margen de disfrutar días de vacación. Muchos aficionados viajaron desde La Paz, Santa Cruz y otros puntos del país

Amigos. Un grupo de bolivianos con la tricolor en el centro de Iquique.

Amigos. Un grupo de bolivianos con la tricolor en el centro de Iquique. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / Iquique

01:57 / 09 de enero de 2015

En Iquique hay turistas bolivianos por todas partes. Llegaron a esta ciudad chilena, la mayoría para ver el Dakar, en especial para apoyar a los pilotos nacionales. Otros, los menos, se encuentran vacacionando en las playas y aprovecharán su presencia para alentar a los compatriotas.  Miguel Cortez  llegó con cinco de sus amigos en un vehículo propio, viajó desde La Paz “exclusivamente para ver el Dakar”.

Contó que inicialmente el propósito era viajar a Uyuni y ahí ver la carrera, en territorio boliviano, pero no pudo ser, porque en el municipio potosino “lamentablemente no existen vacantes en los establecimientos hoteleros ni en las residenciales, así que optamos por venir hasta Iquique. Vamos a quedarnos hasta el domingo, pues no solamente vamos a disfrutar de la carretera como tal, sino que también del fan fest”, que se instalará en la plaza principal de Iquique y también en playa Brava.

Fue una travesía vía terrestre por unas 12 horas, salieron por la mañana desde la sede de gobierno de Bolivia y arribaron pasadas las 22.00. “Nos demoramos un poco al cruzar Pisiga”. Uno de sus acompañantes, Luis Burgoa, un expiloto de carreras, refrendó que su visita a Iquique tiene que ver exclusivamente con el paso de la competencia “como buen amante de los fierros”. Recordó que hasta 2003 participó de carreras departamentales en La Paz y también nacionales, y aunque ha dejado de correr “la pasión continúa”.

Otra de las personas que integra ese grupo es Hugo Ríos, quien está acompañado de su hija, Gabriela; se trata de un mecánico de profesión, quien no se pierde ningún Dakar. La intención es brindar apoyo a los pilotos nacionales, en especial a Wálter Nosiglia, “un amigo en La Paz, con el que compartimos, además, la misma profesión porque también es mecánico”.

El año pasado, igualmente siguió de cerca lo que hicieron los representantes nacionales y se fue hasta Salta, la etapa previa al ingreso a Bolivia. Bernardo Miranda completa el grupo de estos bolivianos. Contó que para ver el ingreso de los pilotos irán a Alto Hospicio, una ciudad vecina a Iquique, comparando: algo así como El Alto y La Paz.

La señora Andrea López, quien ayer disfrutaba de las altas temperaturas en la playa, está en la ciudad chilena pasando sus vacaciones con su esposo y su hijo, y celebró que su visita coincida con el paso del Dakar. “Vamos a salir a las calles para alentar a nuestros pilotos”. Algo similar ocurre con Darwin y Claudia, un joven matrimonio que llegó desde Santa Cruz junto con su hijo Jeziel. Ayer disfrutaron del calor en la playa y hoy estarán presentes en alguna calle de Iquique para alentar a los pilotos bolivianos.

Bienvenida será en la plaza Arturo Prat

Alrededor de las 13.00 hora boliviana, una más en Chile, está previsto que haga su aparición el primer piloto de motos del Dakar en la plaza Arturo Prat de Iquique, donde las autoridades locales brindarán un “gran recibimiento”. Los participantes llegarán a las calles de la ciudad portuaria, procedentes desde Alto Hospicio, una ciudad vecina, donde al final de la avenida de Las Américas, la más representativa del lugar, se instalará la meta de la sexta etapa (Antofagasta-Iquique).

En una especie de desfile, que será un tramo de enlace, los vehículos tomarán la larga avenida Alejandro Soria Varas, que une a los dos municipios, y luego si dirigirán a la plaza principal, donde ayer pasado el mediodía ya fueron instalados la tarima y también el arco —una tradición del Dakar— por donde irán pasando los pilotos de autos, motos y cuadriciclos a medida que vayan llegando, y luego se trasladarán por la avenida Arturo Prat hasta playa Los Lobitos, a 24 kilómetros de la ciudad, donde está instalado el vivac (campamento). Los de camiones en cambio, por temas de seguridad, solo bordearán la Arturo Prat y luego se dirigirán hasta el vivac.

El intendente de la ciudad, Arturo Cartes, declaró a los medios locales que todo está listo y la fiesta de la competencia más dura del mundo ha empezado a vivirse. “Estamos preparados para recibir a los pilotos y también a los turistas que ya han empezado a llegar, porque Iquique es la capital del Dakar en Chile”.

Muy cerca de la tarima por donde pasarán los pilotos, también ha quedado lo que se denomina el fan fest, donde los sponsors expondrán sus productos y la empresa francesa ASO (organizadora del Dakar), pondrá a la venta los productos oficiales.  Para hoy por la noche, mañana y el domingo, se organizan conciertos de música con grupos chilenos. Algo parecido ocurrirá en Playa Brava.

Esperaban ver a Salvatierra

El lamento boliviano por el abandono de Juan Carlos Salvatierra, el más representativo de los nueve pilotos bolivianos que empezaron el domingo el Dakar, llegó hasta Iquique, donde muchos compatriotas están para ver el paso de la competencia.

La noticia cayó como un balde de agua fría, fue toda una sorpresa, porque la ilusión estaba puesta en que el piloto cruceño llegue a ocupar una posición expectante en su quinta presencia en la prueba más extrema del mundo, como ocurrió en las cuatro anteriores. Desde su debut en 2011, Chavo —así llamado en el país— siempre mejoró su actuación previa, hasta llegar al decimoquinto lugar del año pasado.

“Es muy triste lo del Chavo. Nos enteramos anoche (por el miércoles) apenas llegamos a Iquique, por la página digital de La Razón. Uno de los motivos para venir hasta acá fue precisamente verlo”, comentó Miguel Cortez, uno de los cientos de bolivianos que ya palpitan el Dakar en tierras chilenas. Será una pena no contar con Salvatierra en lo que resta de la competencia, comentó. Espera que esa situación no repercuta de manera negativa en la gente que quiere ver en el país el paso de los pilotos.

El año pasado, cuando el Dakar ingresó por primera vez a Bolivia, Salvatierra fue la gran atracción en todo el recorrido, lo mismo que Wálter Nosiglia, sobre todo en Uyuni, donde unas 150.000 personas se dieron cita. También Bernardo Miranda, otro de los turistas nacionales en Iquique, quedó entristecido con la noticia. “Era una de las esperanzas bolivianas en el Dakar, pero la carrera continúa y hay que alentar a los otros pilotos bolivianos que siguen”, sostuvo.

Gabriela Ríos, quien viaja junto con su padre, Hugo, lamentó el accidente que sufrió el piloto de motos. “Queda una pena enorme, los bolivianos estábamos ilusionados con lo que podía hacer; pero ahora hay que apoyar con todo a los que quedan. Sabemos que (Wálter) Nosiglia está teniendo una buena actuación, y (Sergio) Mita es un gran descubrimiento”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia