Dakar

Dakar, nunca antes tan alto

En 2014, en su sexta edición en Sudamérica, desde que dio el salto desde Europa y África, la carrera pisará por primera vez territorio boliviano y tanto motos como cuadriciclos correrán en alturas entre 3.500 y 4.500 metros sobre el nivel del mar.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 12 de diciembre de 2013

Nunca antes el Dakar se corrió tan alto como ocurrirá en 2014, cuando la carrera —en su trigésima sexta edición y la sexta en Sudamérica— ingrese a territorio boliviano por primera vez, y tanto motos como cuadriciclos, conducidos por pilotos en su mayoría extranjeros, circulen por caminos “del cielo”, en terrenos situados entre los 3.500 y los 4.500 metros sobre el nivel del mar.

Históricamente, los sitios bajos —por lo general a nivel del mar— y además muy calientes han sido los mayores escenarios de la carrera más riesgosa y también más linda del mundo, que ahora, en un abrir y cerrar de ojos, en dos días trepará a las alturas para vivir experiencias nuevas.

Con esos elementos incorporados a lo novedoso de la competencia, Bolivia logró entrar en el mundo de los países por donde el Dakar deja su huella desde que se corrió por primera vez en 1979.

Bolivia se convertirá en el vigésimo octavo país que albergue la competencia de resistencia más importante del mundo, aunque por motivos logísticos los organizadores han renunciado a llevar tanto coches como camiones y solamente pasarán las motos y los cuadriciclos.

Hace unos años, Armin Franulic, presidente de la Federación Boliviana de Automovilismo Deportivo (Febad), tuvo la iniciativa de sugerir la postulación del país al Dakar, que por entonces comenzaba a asentarse en Sudamérica.

La idea, articulada en su momento con la presencia del hoy ministro del Culturas, Pablo Groux, como embajador de Bolivia en Francia, fue posible presentarla a los organizadores con residencia en París.

Comunicada luego al presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales Ayma, la que después sería una candidatura oficial comenzó a gestarse, si bien con mucha prudencia, también con gran entusiasmo.

Dos años después, el Gobierno nacional apresura los últimos detalles para que el Dakar entre desde Argentina a Bolivia el domingo 12 de enero y, tras viajar por difíciles territorios de Potosí y Oruro, se marche —luego de dos días— hacia Chile, el país en donde culminará esta edición.

La carrera, convertida en una de las mayores manifestaciones deportivas que se organizan en la región, es además un evento que da a conocer las bellezas de la naturaleza y, en esta ocasión, Bolivia podrá mostrarle al mundo sólo una parte de las muchas que tiene en su territorio.

Muchos años han pasado desde que en 1986 la prueba casi fue decapitada por un accidente de helicóptero que costó la vida a su creador Thierry Sabine, el cantante Daniel Balavoine, la periodista Nathalie Odent, el técnico de radio Jean-Paul Le Fur y el piloto François-Xavier Bagnoud.

Hoy, el Dakar goza de muy buena salud y en su nuevo feudo sudamericano inscribe un nombre más, el de Bolivia.

Habrá millones viendo la carrera en todo el mundo

El rally Dakar se celebrará por sexta vez en territorio sudamericano y por primera vez entrará a Bolivia. Esta prueba deportiva se ha convertido — tras 35 años de historia— en una de las más seguidas y conocidas en el ámbito mundial.

Para 2014 se calcula unos cuatro millones y medio de espectadores en los tres países: Argentina, Bolivia y Chile. Generará un impacto directo e indirecto de unos 400 millones de dólares.

El Gobierno boliviano calcula que sólo en Uyuni habrá unas 70.000 personas esperando la carrera cuando ésta llegue el 12 de enero a esa población.

Como ocurrió este año, se difundirán imágenes en unos 190 países y se calcula que unos 1.000 millones de espectadores seguirán el evento en todas partes del mundo. La apuesta boliviana es que, a través de esa vía, el país sea más conocido en distintas partes y ello genere un incentivo para que en el futuro crezca el turismo.

La ASO —organizadora del evento— aún no dio cifras definitivas, pero habrá unos 150 medios acreditados cubriendo la carrera y unos 250 periodistas ubicados a lo largo del recorrido.

Bolivia pagó una franquicia de dos millones de dólares para que el Dakar se corra dos días en el país. La inversión total no ha sido cuantificada aún, pero podría alcanzar a dos veces más esa cifra.

Inversión

Sólo por la franquicia, Bolivia pagó dos millones de dólares. Además, hace otras inversiones en servicios y organización.

Dos días

El Dakar estará en el país dos días, el 12 de enero, cuando entre desde Argentina y el 13, cuando se vaya hacia Chile.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia