Dakar

Evo estima que hubo unas 300.000 personas

El Presidente valora el apoyo del pueblo boliviano al Dakar

Seguimiento. La entrada del boliviano Salvatierra a Uyuni. Arriba, el helicóptero en el que viajaba Morales.

Seguimiento. La entrada del boliviano Salvatierra a Uyuni. Arriba, el helicóptero en el que viajaba Morales. David Flores.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

02:49 / 15 de enero de 2014

Unas 300.000 personas vieron pasar el Dakar por Bolivia, según estimaciones del presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales Ayma, quien agradeció la movilización de la población en todo el recorrido para recibir la carrera, y dijo que si ésta vuelve en 2015 será gracias al esfuerzo de los bolivianos.

El Mandatario manifestó que los cálculos iniciales fueron sobrepasados, pues se preveía “unas 50.000 personas en Uyuni, pero vinieron creo que cerca de unas 100.000 personas” solo en esa población, y que en todo el trayecto fueron “unas 300.000 personas en un país que tiene diez millones de habitantes. Es impresionante la participación de la gente”.

Motos y cuadriciclos del Dakar entraron el domingo a Bolivia cumpliendo con la séptima etapa y en todas partes hubo largos “callejones humanos” por donde los pilotos recibieron apoyo, desde Villazón, pasando por Tupiza, Atocha y sobre todo en la llegada a Uyuni.

“Si hay el próximo Dakar va a ser gracias al pueblo boliviano, ese cariño, esa hospitalidad, esperando en ríos, en montañas, en carpas, en sus carros, todo ha sido impresionante”, afirmó.

Consideró que la participación del pueblo en este evento deportivo de carácter mundial ha sido decisiva “para que Bolivia siga mejorando su imagen en todo el mundo”, lo que traerá más réditos de los ya obtenidos, sobre todo en el área del turismo.

Celebró que el Dakar hubiera unido a la población, algo que no se veía hace rato. El domingo, Morales comparó la euforia como la vivida en 1993, cuando la selección boliviana de fútbol se clasificó al Mundial de Estados Unidos.

“Hubo un grupo (de aficionados) que estaba con su banderita boliviana, pero también con su bandera del departamento, cruceño, beniano, tarijeño, algunos con la bandera boliviana y la wiphala en todo el trayecto”.

Bolivia ya comenzó las gestiones para que el Dakar vuelva en 2015, para ello hubo dos reuniones, una el domingo y otra el lunes, con los ejecutivos de la ASO (Amaury Sport Organisation), dueña de la carrera.

El lunes, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó que en febrero, el Gobierno y la ASO harán una exploración para ver nuevas rutas para el próximo Dakar. Morales reveló que “hay mucho interés” de la ASO, y de los propios pilotos, que expresaron su deseo de volver a correr por Bolivia, según la agencia informativa estatal ABI.

El gobernante boliviano dijo que la segunda vez puede ser más fácil gracias a la experiencia de esta primera vez y tomando en cuenta que todas las instituciones públicas y privadas, la Policía y las Fuerzas Armadas trabajaron incansablemente para cumplir con la exigencia de los organizadores, tanto en la seguridad como en el recorrido.

“Ya estamos en otros tiempos, nos han dicho (los de la ASO) que vendrán a planificar y evaluar y que quieren venir a Bolivia, nosotros hemos dicho que nos digan qué tenemos que hacer”, explicó y abrió la posibilidad de ampliar la ruta a otros departamentos.

Un punto a favor es que ahora, una vez que ya conocen, son los pilotos los que quieren volver, y de eso se ha dado cuenta la ASO, que hará los estudios  correspondientes y luego tomará una decisión.

El Gobierno nacional quiere que el Dakar entre a territorio boliviano en todas sus categorías, incluidas autos y camiones, que este año viajaron de Argentina directo hacia Chile y no pasaron por la zona del salar de Uyuni.

Al inicio se opuso a su llegada

Reconoció

Evo Morales recordó que al comienzo él se oponía a la idea —lanzada por Armin Franulic, presidente de la Federación Boliviana de Automovilismo Deportivo (Febad)—, de la llegada del Dakar. Pero fue convencido por el vicepresidente García Linera y algunos ministros.

Servicios básicos

Según el presidente Morales, “gracias al Dakar” hay energía, agua y otros servicios básicos en Uyuni y otras poblaciones por donde pasó la carrera. Sostuvo que en todo ello el Estado invirtió unos 2.000.000 de dólares.

Empresarios

“No solo fue un trabajo entre el Gobierno nacional, los gobiernos departamentales y los gobiernos municipales, sino cabe resaltar y reconocer la participación de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia”, anotó.

El vivac de Uyuni es elegido ‘el mejor’

El vivac o campamento de Uyuni fue “el mejor” según algunos pilotos del exterior, que resaltaron, aparte de la bienvenida que les dio la población boliviana, las condiciones ofrecidas en el Regimiento Loa, donde fueron atendidos.

La página oficial del Dakar publicó ayer una nota con el título “Uyuni, por mayoría”, después de preguntar a algunos pilotos cuál consideraban como mejor vivac de esta edición, y concluyó con que “es evidente que Uyuni forma ya parte del ‘Top’ de los vivaques...”.

El argentino Ignacio Casale, líder de la categoría cuadriciclos —en la que el boliviano Wálter Nosiglia está décimo—, respondió que  “Uyuni, para mí, es el mejor vivac de una etapa maratón de cuantos he conocido. El lugar es precioso. Nos han hecho entrega de regalos tanto útiles como bonitos. Además, los militares han sido muy simpáticos y agradables con nosotros. Lo que le pido a un vivac aislado, es que me permita descansar como Dios manda. Y en este sentido, el vivac de Uyuni ha sido perfecto”.

Los pilotos Julio Quiroga y Sebastián Urquía compartieron sus pensamientos: “Sí, no ha estado mal Uyuni”, dijeron.  “Yo pude darme una ducha caliente por la noche”, anotó Sebastián, lo que no consiguió hacer en otros campamentos.

Los dos argentinos rememoraron lo que vivieron en territorio boliviano: “Fue fantástico ver a tanta gente. En Buenos Aires, en 2009, había decenas de miles de personas, pero es una capital de más de 10 millones de habitantes. Pero aquí, en mitad de la nada, había muchísima gente. Todos tan tranquilos y acogedores… Ha sido duro, durísimo (en alusión a la competencia), pero bonito pese a todo. Y ha sido todo un lujo estar al borde del salar…”

Santiago Hansen, el piloto de cuadriciclos que participa en su cuarto Dakar, anotó que “el de Uyuni ha estado de 10. Sencillamente perfecto, me ha impresionado. La gente era de una amabilidad increíble y todo estaba verdaderamente impecable”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia