Dakar

A Nosiglia se le escapa la etapa

El piloto boliviano contó que estuvo primero, pero una falla en su cuadriciclo le obligó a parar. De paso, en la recta final de la etapa 11 perdió por 15 segundos el segundo lugar

Persistente. El boliviano Wálter Nosiglia pasa con su cuadriciclo por un camino rodeado por montañas durante la etapa de ayer, corrida entre Cachi y Termas de Río Hondo.

Persistente. El boliviano Wálter Nosiglia pasa con su cuadriciclo por un camino rodeado por montañas durante la etapa de ayer, corrida entre Cachi y Termas de Río Hondo. Equipo Nosiglia.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

01:11 / 16 de enero de 2015

Por 15 segundos, Wálter Nosiglia perdió ayer el segundo lugar de la undécima etapa del Dakar 2015; incluso —según contó—estuvo primero, pero se detuvo a hacer una reparación; sin embargo, a dos jornadas para la conclusión de la carrera se mantiene en el podio como tercero de la clasificación general de cuadriciclos.

Cuando pasó el último puesto de control (WP8) de la etapa entre Cachi y Termas de Río Hondo, en territorio argentino (357 kilómetros cronometrados), el boliviano estaba segundo, pero en el último tramo el paraguayo Nelson Sanabria no solo remontó los 16 segundos que tenía de desventaja sino que le sacó 15 más.

Igual fue otra estupenda actuación de Nosiglia, que —haciéndose el de la vista gorda ante la doble fractura de costillas que tiene— va rumbo a la meta final subido en un histórico tercer lugar obtenido en la décima etapa y que ayer no soltó. “Incluso llegué a estar primero. En un momento de ésos lo pasé al líder, pero justo la manguera de gasolina se soltó, tuve que detenerme a arreglar, perdí tiempo y ahí se me escapó la etapa”, contó.

Su carrera en la antepenúltima etapa del Dakar fue una vez más brillante, siempre estuvo entre los primeros cinco, además se impuso a los dos pilotos que están delante de él en la clasificación general, el polaco Rafal Sonik —virtual ganador a no ser que le ocurra un abandono o algo igual grave que lo retrase— y el argentino Jeremías González.

“En el primer tramo fui un poco lento, en el segundo aceleré más sobre todo para mantener el puesto”, declaró Nosiglia al programa radial Acelerando a fondo. Contó que casi no durmió nada antes de la etapa porque el tanque de gasolina de su cuadriciclo tenía problemas, y tuvo que repararlo. El ganador de la etapa de ayer fue el francés Christophe Declerck, que utilizó un tiempo de 3 horas, 56 minutos y 39 segundos.

En su especial lucha con Sanabria, que está cuarto en la general y trata de acercarse al boliviano, Nosiglia cubrió la etapa en cuatro horas, tres minutos y 29 segundos, mientras que el paraguayo fue segundo (04h03’14’’). En la general, el polaco Sonik mantiene el liderato con 52h07’58” y  segundo está el argentino Jeremías González Ferioli con 54h57’59”.

Va a ser muy difícil que Nosiglia pueda alcanzar algún peldaño más en la clasificación general, porque está lejos de los dos primeros. Su tiempo es de 55 horas, 50 minutos y un segundo (a casi cuatro horas del primero). En todo caso, no deberá descuidarse más bien del cuarto, que está el acecho. Sanabria tiene un total cronometrado de 56h24’25”, o sea unos 25 minutos y pico cerca de Nosiglia, un tiempo que por como son las etapas del Dakar, especialmente la de hoy, es remontable.

La etapa de ayer volvió a ser maratón, o sea sin asistencia técnica, por lo que los pilotos tuvieron que valerse de sí mismos para afrontar las dificultades en sus máquinas. La duodécima y penúltima etapa de la carrera se disputará hoy entre Termas de Río Hondo y Rosario, con un recorrido de 1.024 kilómetros, de los cuales 726 serán de enlace y 298 de especial cronometrada.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia