Dakar

Wálter Nosiglia: ‘Aprendí que el 80% del Dakar está en tu mente’

Inolvidable. Su primera participación en el Dakar quedará grabada para siempre en la memoria del piloto que se destacó también por su solidaridad.

Foto familiar. Arriba, Hugo (izq.), María (sus suegros), Wálter Nosiglia, su esposa Verónica. Abajo sus hijos Daniel (izq.) y Wálter.

Foto familiar. Arriba, Hugo (izq.), María (sus suegros), Wálter Nosiglia, su esposa Verónica. Abajo sus hijos Daniel (izq.) y Wálter. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

02:52 / 20 de enero de 2014

Wálter Nosiglia —en las últimas semanas— se convirtió en un referente nacional gracias a su brillante actuación en el Dakar 2014, que pasó por territorio nacional. El chuquisaqueño participó por primera vez en la competencia más peligrosa del mundo. Iba bien en la ruta, pero por una imprudencia del conductor del coche de auxilio de un competidor sudafricano tuvo que abandonar en la décima etapa.

“Pensé que iba ser mucho más sencilla (la carrera). Me tocó la más difícil de todas, y tuve que sobresalir en algunos aspectos como la parte física. Aprendí que el 80% del Dakar está en tu mente”, manifestó Nosiglia, más tranquilo después de haber llegado a La Paz.

No olvidará esta participación, porque vivió de todo. Abrió oficialmente la competencia en la largada simbólica —realizada en Rosario, Argentina—, convirtiéndose en el primer boliviano en hacerlo. También mostró su lado solidario al ayudar en plena carrera a sus ocasionales adversarios, como el argentino Marcos Patronelli.

“Me pidió ayuda y yo sabía que si bajaba iba a ser imposible volver a subir, al final tomé la decisión de ayudarlo, porque a mí también me habían ayudado antes”, relató.

Después llegó el accidente en el enlace de la décima etapa (Iquique-Antofagasta), en el que su cuadriciclo fue chocado por un vehículo de apoyo de un piloto sudafricano. “Me hizo volar diez metros, me levanté, vi mi moto y me di cuenta de que ya no correría más. Ese rato comencé a llorar y después se acercó un argentino a llorar conmigo, porque sabía lo que es abandonar por esas circunstancias”, contó.   Lo mejor fue el recibimiento que tuvo en la séptima etapa, cuando motos y cuadras llegaron al país: “Lloré de emoción” por ver tanta gente esperando el paso de los pilotos.

El viernes vivió otra jornada inolvidable por el recibimiento que tuvo en La Paz. “Se generó  semejante sentimiento del Dakar en Bolivia. He dimensionado la necesidad que tiene el país de tener pilotos, héroes, alguien que los identifique, que se sientan orgullosos de ser bolivianos. Ha sido impresionante lo vivido”.

Se parece a Chuck Norris

Apodo

Sus amigos del motociclismo le pusieron  de sobrenombre Chuck Norris, por su parecido con el actor estadounidense.

Sensible

En el Dakar, el periodismo lo bautizó como “solidario” por ayudar a los demás.

Analizará con su familia si estará presente en la prueba de 2015

Wálter Nosiglia todavía no tiene decidido si participará en el Dakar 2015, considera que hay muchos factores que los debe analizar y estima que dentro de 15 días anunciará su decisión. “Es un tema que lo voy a analizar, no he tomado la decisión, creo que todas las cosas están dadas para que vaya el 2015. Sin embargo, hay factores que se deben estudiar, he dejado de trabajar seis meses en mi oficina, el Dakar es muy costoso. Me he dado cuenta de que se debe ir con mochilero, con la mejor moto, no se puede ir así nomás”, manifestó.

En esta competición —según comentó— participó con un cuadriciclo de 40.000 dólares, mientras que los punteros tenían vehículos de 140.000, lo cual pesa al momento de competir por las diferencias que hay entre una y otra.

“Si voy a estar en el Dakar, va a ser otro año de dejar mis actividades, tengo que analizar eso muy bien, y la otra parte es ver si vamos a poder reunir los montos necesarios para hacer una competencia con excelencia”, señaló.

Su esposa, Verónica Jager, por su parte, aseguró que su marido tuvo el apoyo de toda la familia, aunque reconoció que estuvo estresada por lo peligrosa que es la competición. “Mis hijos (Daniel y Wálter) estaban ahí y cuando terminaba (la carrera) me escribían y me explicaban que había llegado bien, sin problemas”.

También adelantó que podría haber hasta tres pilotos con el apellido Nosiglia en un Dakar: “Para mí fue una cosa muy sensible que mi esposo iba a participar en la carrera. Es quien abre el camino y luego mis hijos son los que siguen sus pasos, y creo que esto tiene para largo”. Los Nosiglia llevan el motociclismo en la sangre, Wálter Jr y Daniel practican el deporte desde niños, ganaron varios títulos departamentales y nacionales y en la actualidad compiten en Chile.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia